Esto lo arreglo en dos patadas

Sentido común es indignarse cuando te toman por tonto.

Archivos por Etiqueta: projeta

Primer aniversario

Por más que quiera no consigo abstraerme a la inundación de desinformaciones alrededor del primer aniversario de la pocilgada general de perroflautas de Sol y algunos otros sitios del año pasado, y de la amenaza de repetición que se nos avecina a partir de mañana por la tarde, así que me veo en la obligación de recordar ciertos datos que ya quedaron claros el año pasado para esas mentes con tendencia a la projetez más ovina y lanar, especializadas en tragarse las mismas píldoras una y otra vez sin juzgar que por muy bonito que pueda ser el envoltorio, el principio activo es letal.

Si han conseguido leer el párrafo anterior sin necesitar una bombona de oxígeno para recuperar la respiración, o sin tener que sentarse delante de una copia impresa y dedicarle una buena media hora, están ustedes preparados para lo que viene ahora. De lo contrario, les sugiero que vuelvan a la lectura de la edición digital de púbico o que se dejen barba y vayan por la calle con el diario independiente -ja ja- de la mañana bajo el brazo. Se sentirán ustedes mucho mejor, y soy consciente de que intentar educar a cierto tipo de gilipollas es imposible, así que ahorraremos tiempo ustedes y yo. No me pagan lo suficiente como para curar la idiotez congénita o el síndrome de estocolmo, lo siento.

Una vez que ya he sido ofensivo para unos cuantos, espero que pocos, lectores de estas barbaridades, y me refiero a los del síndrome de estocolmo, puesto que ante los otros no me pienso disculpar, voy a seguir ofendiendo, que es lo que me mola. Llamadme rebelde, si queréis. O gilipollas. Me la pela. No ofende quien quiere, sino quien puede, y a estas alturas de la ruina y general destrucción de España a la que los progres nos han llevado, lo mínimo que se les puede contestar es “y tú más”, con la absoluta seguridad de que será verdad.

Pero les pido perdón, porque llevo ya tres párrafos dando vueltas sin llegar a decir lo que yo venía a decir, a saber, que me cago en la puta madre del 15-M y de todos los putos perroflautas que van a volver a enmierdarnos las calles para “recuperar en la calle el poder que perdieron en las urnas”. Deseo que al primero que se encare a un policía le sacudan un porrazo que lo enderecen, y que a su perro se lo lleven a una de esas fundaciones que encuentran dueños decentes para animales abandonados. Ningún perro se merece estar rodeado por tanta mugre física, moral e intelectual, al contrario que ciertos humanos, que se merecen eso y mucho más porque ellos mismos se someten a ello de forma voluntaria.

La única duda que me queda acerca de estas costrosas marionetas de la izquierda más rancia y trasnochada es saber qué cojones de perfume se echan para que gente de bien y a priori medianamente inteligente todavía ejerza de apologista de esta escoria y siga repitiendo cual loros la chorrada de que al principio la cosa era diferente. No, no lo era. Era la misma puta mierda, pero con más desinformados alrededor. Les remito a mis barbaridades acerca de todo esto del año pasado, y les invito a buscar en cuantas cosas me equivoqué.

Hale, no digan que no se lo he dicho. Luego no se llamen a engaño cuando me parta la caja en su puta cara cuando vuelvan a darse cuenta de que se la han vuelto a meter.

Y sobre las cajas escribiré algún día, cuando consiga averiguar algo que me parezca medio verdad, porque de momento no leo y oigo más que ruido.

Anuncios