Esto lo arreglo en dos patadas

Sentido común es indignarse cuando te toman por tonto.

Archivos en la Categoría: Lamentables espectáculos

Tengo un límite

Quiero serles honesto ya de salida para que no piensen que, aunque no fueran culpables de la ofensa capital de la que les acuso, en algún momento pudiera llegar a ser simpatizante de la tropa totalitaria aglutinada alrededor de eso que ha dado en llamarse Podemos. Partiendo de este punto, voy a explicar pormenorizadamente el por qué de estar ya absolutamente harto del notas de la coleta y sus alegre tropa de Ches 2.0. Y lo voy a hacer sin molestarme lo más mínimo en intentar rebatir sus argumentos económicos y políticos, que esos ya los lleva rebatiendo la historia y la práctica durante más de un siglo y muchos millones de muertos.

Otra aclaración que he de hacer es que les denomino, así como genérico, podemitas. Dicen que son Podemos, y la realidad es que nos van a mandar a todos a tomar por el culo. Ergo, podemitas.

Primero fue la insoportable jeta del coletas. Porque cara de necesitar una mano de hostias ya va teniendo, no me lo irán a discutir. No digo que haya que dárselas, entiéndanme, que no soy yo una persona de natural violento, sino que probablemente su padre hizo dejación de sus funciones. Aunque poniéndole el nombre que le puso y por lo que se lo puso, a lo mejor el que no recibió las dos hostias a tiempo fue él y la culpa es del abuelo.

Luego fue el coñazo de la casta. Todos casta menos ellos. Siendo asalariados, que lo de trabajadores está por ver, de una universidad española que no rasca ni las pelotas que le cuelgan a la más cutre en el ranking internacional de las universidades inútiles, los tipos se permiten decir que otros son casta. Que sí, que políticos nos sobran, que hay casi tantos inútiles como escaños, consejerías, concejalías, diputaciones, secretarías y demás carísimas zarandajas que nos descojonan el presupuesto. Aceptado que se protegen unos a otros como si no hubiera mañana, porque tienen todos las neuronas justas para saber que si uno tira de la manta se les van a ver a todos las vergüenzas. Pero coño, con decirlo dos veces vale. Al día. Siete veces cada minuto ya es un poco cargante, incluso para alguien con tanta paciencia para los imbéciles mediocres como yo.

Después vino Errejón. ¿Están ustedes seguros de que con esa cara que tiene no le sobra algún cromosoma? Además, el andoba no entendió que cuando le calzaron los 1800 pavitos de beca había que ir a currar, lo cual apunta aún más a la hipótesis de que o le sobran cromosomas o le faltan hervores. Y si verle ya es inquietante, intentar escuchar lo que sale por su boca ya hace que las neuronas intenten salir despavoridas del melón y largarse a ver algo intelectualmente más enriquecedor como el Sálvame Deluxe o algo parecido. Este tío hace parecer listo a Paquirrín, no me fastidien. Y eso sin entrar con sus antecedentes familiares, que muchas veces uno no tiene la culpa de que su abuelo y su padre fueran unos indeseables y unos criminales.

El siguiente fue el voceras de las gafitas redonas. Ese con pinta de lila haciendo de modelo madurito en las páginas de los dominicales. Sí, hombre, ese gran asesor internacional para dictaduras bananeras a 480 mil euros la tirada. Que sí, amigo, ese gran tipo que miente en el 75% de las líneas de su currículum dizque realizado de forma mancomunada y democrática. El tipo que dice que si tu mujer le dice al vecino que no le va a pagar una deuda el problema lo tiene el vecino, y no tus piernas cuando te las rompan por moroso. El andoba cuyas ideas sobre economía caben en una hojita de papel de fumar, pero que pretende ser el nuevo Che Guevara de este fidelín con coleta y ser el hombre fuerte de la economía podemita. Si supiera algo de historia, a lo mejor no estaba tan contento con el papel, y como supongo que con tanta consigna y tanta bilis que suelta no debe tener mucho conocimiento, le recomendaré que cuando el Pableras le regale un vuelo a Colombia alegue cagarrinas y se busque una manera de largarse lo más lejos posible, en dirección contraria. O eso o que aprenda a volar sin paracaídas lo más rápido que pueda.

Cuando parecía que era imposible caer más bajo en lo intelectual, apareció Tania. La novia del Excelso Líder. La hermana del gran empresario de Rivas Vaciamadrid. La hija del concejal que la puso a dedo como concejal. La que, junto con su papá, firmó contratos por valor de varios millones de euros a favor de su hermano y su empresa sinónimo de lucro. Perdón, quería decir “sin ánimo”. O no. A saber. La que está clavando, uno a uno, los pocos clavos que le faltaban al ataúd de Izquierda hUndida para poner lo que quede del chiringo al servicio del Amado Líder. Y no contenta con aparecer, habló. O algo. No sé si han oído alguna vez el piropo clásico de “eso es andar y lo demás pisar el suelo”. Bueno, pues cuando esta humana abre la boca es el equivalente de pisar el suelo. Con zapatos de payaso. De madera. Sobre mondas de plátano. Podridas. Una joya, vamos. Si le aparezco a mi madre yo con esa nuera me corre a palos.

Pero lo peor, lo imperdonable, lo que hace que yo no pueda con esta tropa es que además de ser todos unos putos pesados, unos mediocres, unos iluminados y unos totalitarios por convicción que devuelven el “viva las caenas” al primer plano en cada una de sus inefables publicaciones en eso que llaman “redes sociales”, insisten en hacerlo con faltas de ortografía. Igual que cierto marqués colocaba la impuntualidad al nivel del asesinato, yo considero que la falta de respeto al medio que utilizamos los unos para mentarle la madre o afearle las pintas al otro debería ser penado con el ostracismo e ignorado sumariamente por el resto de sus congéneres. Si no es usted capaz de dominar las palabras que salen de su boca y de sus dedos, ¿cómo cojones me voy a fiar de que sea usted un gestor minimamente presentable de mis impuestos? ¿Cómo quiere que ponga el futuro del país en el que viven mis hijos en manos de un cenutrio incapaz de juntar cuatro letras sin agredir cinco veces las más elementales reglas de la prosodia, la gramática y la ortografía? Lo único que denota la sucesión de consignas balbuceadas, rebuznadas o escritas con dos dedos al estilo aguililla culebrera aporreando con saña el teclado, es que ni tienen ustedes cultura, ni preparación, ni capacidad para adquirir ninguna de las dos.

Y es que, estimados podemitas: Lo que Dios no da, Salamanca no lo presta.

Ale, a cascarla.

Anuncios

Sociedad Enferma

Hola de nuevo, estimados sufridores de mi incontinencia aplastateclas. Les aseguro que los rumores sobre mi fallecimiento eran de lo más exagerados. Es más, tras introducir todo aquel titanio que me introdujeron en el cuerpo me encuentro bastante menos cabreado de lo que me encontraba. Probablemente esa sea la razón por la que cada vez me prodigo menos en este cajón de botellines virtual al que de vez en cuando me subo a soltar paridas. Pero claro, la cabra tira al monte y el perro vuelve a oler su propia… Creo que me estoy dejando llevar por la nostalgia.

El caso es que venía yo a dejar mi nada cultivada opinión sobre el fregao du jour que tenemos entre manos: El ébola. Y, salvo que sufra uno de los casos más fulminantes del mismo que el mundo haya conocido, lo voy a hacer. No digan que no se lo avisé.

Permítanme partir de la premisa -evidente, en mi opinión- de que los miembros del Gobierno actual están más preparados que los miembros del Gabinete de Zopenquero, que desde ahí voy a intentar llegar a la conclusión de que el título de la barbaridad de hoy no está puesto a boleo. Voy a aprovechar que el virulillo pasa por Madrid, también, porque me viene bien y porque me da la gana. Soy así de chulo. Allá voy, agárrense.

Se ha dicho siempre que Marianín el Babas maneja de forma magistral los tiempos, y hacia el final del verano ya sabía él de sobra que faltaban meros centímetros para que el infame Gallardón (mucho más preparado que quien cojones fuera ministro de justicia en la era zETAp, he conseguido olvidarlo) diera el paso final antes de perder pie y colgarse de su idiótica, retrógrada, absurda y gilipollesca reforma de la simplemente criminal ley del aborto que los sociatas nos dieron a tragar durante sus ocho años de traición continuada a España. Sabía también el deportista (mucho más preparado que el alunado rojo, utópico y feminista anterior) que la parte más meapilas de su electorado se iba a quitar el cilicio y se iba a liar a hostias de las no consagradas con él por no devolver las cosas a peor aún de como estaban hace ya treinta años. Me malicio que el colega pretendía quedar de más papista que el Papa repatriando a los dos religiosos infectados de ébola para minimizar el efecto de la defenestración del gallardo personaje unos días después. Desconozco si ha obtenido el efecto deseado o no, puesto que los ambientes religiosos los frecuento desde la seguridad del bar cuando tengo que acercarme a alguna boda, bautizo, comunión o funeral, pero el intento era bueno.

Con lo que no contaba Mr. Plasma era con que una pobre enfermera (voluntaria, encima) resultara contagiada del dichoso virus y que encima el asunto se tratase por los servicios sanitarios públicos como la mayoría de cosas se tratan por los servicios sanitarios públicos: De puta pena. Es aquí cuando resulta que la jugada maestra se le pare por las costuras y ahora se encuentra con un embolao de padre y muy señor mío. Y entonces dice que esto lo arregla él en dos patadas y le dice a Mato (mucho más preparada que Leire, dónde va a dar) que salga a dar explicaciones. Y sale Mato, con su ideal nombre para ministra de Sanidad, rodeada de profesionales de la sanidad pública, es decir, de lamer culos, trepar y mangonear en esa elefantiásica organización, vestida de negro como si alguien fuera a palmar en los próximos diez minutos y nos dicen… nada. Porque a pesar de su preparación, y de todos los expertos, no saben todavía nada. No había terminado todavía la comparecencia y el galletómetro ya se salía de la escala. Menuda es la izquierda cuando ve que el enemigo cojea. Son implacables. Sin escrúpulos, ni principios, ni la más mínima capacidad intelectual, pero con una facilidad para la blitzkrieg mediática que pasma.

Que la señora del impropio nombre para su cargo debería estar en su puta casa hace años no lo discute nadie. Siquiera por decencia, por no haberse enterado de que su marido se lo estaba llevando crudo y por eso la niña tenía esos fiestorros y por eso había esos coches que había en el garaje familiar. Si alguien no es capaz de controlar lo que ocurre en su casa, como coños va a controlar lo que ocurre en una comunidad de vecinos. Mucho menos si la comunidad de vecinos tiene a unos que van del bracete de los que pegan tiros y a otros que se dedican a robar todo lo que no está clavado y hasta el cinco por ciento de lo que se vaya a clavar. Vamos, que me da que el de las barbas la va a sacrificar no tardando mucho. Y hará bien. Por las razones equivocadas, pero hará bien. Si es que lo hace, que tampoco es que sea muy amigo de hacer nada. A saber. Los designios de Mariano son inescrutables.

Antes incluso del contagio de esta buena señora, la izquierda al dente ya andaba con los pantis hechos un nudo berreando en contra de la repatriación de los religiosos (señores dignos de toda mi admiración, y seguro que mejores personas de lo que yo llegaré a ser nunca) porque lo que iban a hacer estos fachas meapilas del PP era meternos al enemigo en casa. Nos iban a matar a todos por culpa de unos putos curas. Que claro, al ser curas, merecían morir porque sí, porque el clero opresor, porque el franquismo y porque… Ya saben, no les voy a repetir todos los manidos mensajes guerracivilistas de toda esta banda de ignorantes, basta con que enciendan la tele y pongan La Secta un rato.

Total, que tenemos un Presidente del Gobierno tan desaparecido como siempre, un Ministro de Justicia dimitido de nefasta ejecutoria sustituido por otro de aún más dudoso pelaje, una Ministra de Sanidad mucho más preparada que su antecesora pero tan inútil o más que ella, a una señora contagiada de un virus cabrón pasando las de Caín aislada en el hospital, al marido de la señora también aislado y todavía no se sabe si contagiado o no, a un montón de africanos muriendo como chinches porque viven como chinches, a dos señores que intentaban salvar la vida de los antes mencionados ya incinerados… Y a todos los corazones sangrantes que pueblan este bendito país golpeando las puertas del palacio de invierno porque, agárrense las partes pudendas porque se les pueden caer al suelo, las autoridades sanitarias han decidido sacrificar al perro de la pareja contagiada para evitar un vector de contagio. Mientras todo lo que no sea el perro se la sopla, por supuesto.

Ahora, si pueden y tienen lo que hay que tener, me niegan que esta sociedad está enferma.

 

Por gilipollas

Hoy, por si no se habían enterado, han dado la razón a una asesina frente a España en Estrasburgo. A una asesina condenada a tres mil años (se dice pronto) de cárcel por haber asesinado a gente. No a pájaros, ni a árboles. A gente. Con nombre y apellidos. Con familia. Gente que tenía una vida y que esta señora dijo que por sus nazionalistas ovarios ya no la iba a tener.

Ahora bien, que vengan los de Estrasburgo a decir que a esta hez humana la haya que soltar porque el código penal vigente en aquel momento dijera lo que dijera y porque hubiera que recurrir a una trampa o triquiñuela legal para intentar que se pudriera en la cárcel es, desafortunadamente, de justicia. O al menos de derecho, que no tiene por qué ser lo mismo como la mayoría de instancias judiciales españolas demuestran a diario, con más ahínco cuanto más alta es la instancia.

Que esta bestia vaya a salir a la calle a tomar chiquitos era de esperar, dada la legislación vigente cuando realizó las salvajadas que cometió. Las leyes eran las que eran, y la doctrina Parot no deja de ser una ñapa. De Justicia, con mayúsculas, pero una ñapa.

Lo que tiene narices es que haya otros muchísimos que vayan a salir a la calle por el mismo artículo catorce (o el cinco y el siete, en este caso) porque somos una banda de progres acomplejados, unos meapilillas sin redaños, unos gilipollas integrales y no se realizaran las reformas adecuadas a su debido tiempo, a pesar de que el Código Penal español esté más manoseado que la minga de un quinceañero. Aquí como somos más progres que los más progres del mundo nos ha dado por poner en la Constitución que la cárcel no es para castigar al hijoputa que se haya hecho merecedor de un castigo y para proteger a la sociedad de los que no merecen formar parte de ella, sino para “reinsertar” al delincuente. En vez de quitarnos la venda de los ojos y admitir que el que la hace la paga, envolvemos el paquete en papel de celofán y luego lloramos lágrimas de cocodrilo porque llegan unos tíos de Estrasburgo y nos dicen que no sólo somos gilipollas sino que encima tenemos que indemnizar a una zorra asesina por “daños morales”.

Es más, somos tan gilipollas que a veces no necesitamos ni que venga nadie de fuera para demostrar que somos gilipollas y vamos y soltamos a Troitiño (andandará), De Juana (que sabemos dónde anda pero somos unos mierdas y no lo devolvemos al trullo no vaya a ser que le vuelva a dar por el jamón de york) y al “terminal” Bolinaga, que por su pueblo se pasea haciendo que hocemos en nuestra propia mierda cada vez que se pega un pirulo por su barrio y se toma una caña a la salud, que ya no empeorará, de todos los que han matado él, la zorra, el Troitiño, el De Juana y tantos otros gudaris.

Para poner el último, o penúltimo (con nuestros políticos y “juristas” nunca se sabe) clavo en el ataúd de los muertos, ahora nos dicen los togados, con la toga bien manchada por el polvo del camino, de la manita de los políticos (la misma mierda son) que estudiarán cada caso de forma individual para que no salga todos los días una portada con otro indeseable saliendo a la calle, encubriendo cada cagada en otra buena capa de chapucería.

A veces desearía uno que los violadores, que por las mismas razones van a salir a la calle de forma inmediata empezaran por unos y terminaran por otros, a ver si así, a golpe de hemorroide aplastada los otros y los unos adquiriesen si no sentido común al menos instinto de conservación.

Demasiado bien nos va, con lo que tenemos.

Tres con Cuarenta y Cinco

La cifra que hoy titula esta barbaridad no tiene nada que ver con todas esas cifras macroeconómicas con las que tanto nos hemos familiarizado durante estos últimos años de Zapaterismo-Marianismo. Tampoco tiene que ver con ninguna nueva subida de impuestos del vampiro chuleta que nos sangra desde el Ministerio de Hacienda. Ni siquiera es la subida de los carburantes a pesar de que el petróleo esté más barato que hace cuatro años.

Eso, estimados y sufridos lectores, es lo que pagarán los señores Diputados, sus coleguitas y los que allí puedan ir a acodarse en la barra del bar del Congreso de los Diputados de lo que queda de España por un chiscarrillo de nacional. Pueden leerlo aquí:

http://www.libertaddigital.com/espana/2013-05-28/el-menu-de-la-cafeteria-del-congreso-barato-y-de-primera-categoria-1276491372/

No contentos con pagar muchos menos impuestos que el resto de los gilipollas que les pagamos el sueldo, los tíos se subvencionan un bareto a nuestras costillas en el que podrán comer de menú por menos pasta de la que pago yo en un chigre de polígono industrial.

Se ve que les parece poco currar bastante menos que cualquier otro profesional de cualquier otro gremio, y nos roban vía impuestos para poder desayunar por bastante menos dinero de lo que usted y yo lo podríamos hacer en un bar de la calle.

Es evidente que les parece que las dietas que cobran porque el chófer les lleve a trabajar son una puta mierda, y es por ello que nos quitan lo ganado con el sudor de nuestra frente para poder atizarse unos pacharanes a precio de saldo.

Está claro que para desarrollar su esforzada labor, en sus despachos y con sus secretarias, es fundamental tener un sitio tranquilo en el que poder apretarse una Castellana sin tener que salir del edificio y rozarse con esa gente asquerosa y sudada que hay por la calle. Vaya descuido, en este párrafo se me había olvidado recordar que sus despachos y sus secretarias también los pagamos nosotros. Es la edad.

Demostrando, además, una gran sensibilidad para con los nazionalistas filoasesinos, los asesinos nazionalistas y los nazionalistas cleptócratas, también habrá bebidas de importación, no vaya a ser que se tengan que tomar un Dyc y alguien les tache de fachas. Ya saben ustedes que herir sensibilidades de hijoputas es mucho peor que tener a desechos humanos que se cagan en la memoria de las víctimas cobrando sueldazos a costa de las propias víctimas, de sus familiares y de todos los demás.

La conclusión inevitable del estudio concienzudo de la cifra que da título a la barbaridad de hoy no puede ser otra que la visión clara como el cristal del vaso en el que se van a tomar los fresquitos de lo siguiente: Ahora ya entiendo por qué legislan como legislan.

La prensa deportiva

De la Novela Ejemplar “El Licenciado Vidriera” de D. Miguel de Cervantes Saavedra:

“Picábale una vez una avispa en el cuello, y no se la osaba a sacudir por no quebrarse, pero con todo eso se quejaba. Preguntóle uno que cómo sentía aquella avispa si su cuerpo era de vidrio. Y respondió, que aquella avispa debía ser murmuradora, y que las lenguas y picos de los murmuradores eran bastantes a desmoronar cuerpos de bronce, que no de vidrio….”

No es nueva por tanto en nuestra España la especie avispa murmuradora, pero en estos tiempos de profunda crisis ética y moral, de falta de rumbo, de valores, de educación y de respeto, la avispa se ha tornado caza bombardero, y  la eterna vigencia del clásico, escrito por uno de los genios más grandes de la historia universal, cobra aún más relieve si cabe.

He de decir que no compro un periódico “deportivo” desde que el Madrid, equipo del que me declaro amante, ganó la séptima Copa de Europa. Y no era sino lector ocasional entonces, pero era la primera vez en mi vida que conquistábamos nuestro trofeo por excelencia, deseado con desesperación todos esos años. Habría dado lo que fuera porque el mismísimo Homero me relatara una gesta aún mayor que la de Ilión. Pero a falta de pan buenas son tortas, y regalaban un poster que me permitía mirar cada mañana con orgullo infinito y tras la eterna espera , al Madrid campeón por séptima vez del más grande galardón; fue por ello que tiré cien pesetas a la basura a cambio de unas frases del género de la  épica de parvulario.

Por eso, porque ni siquiera me arrimo en el bar a ver más allá de sus portadas, no he sido sino hasta bien tarde consciente de la salvaje persecución que se ha realizado al entrenador del Real Madrid, D. Jose Mourinho.

Miles son las razones por las que el periodismo que trata sobre los deportes – espectáculos me parece deleznable, execrable y abyecto. Sin ser éste el tema principal que me lleva a juntar estas letras, sí me parece oportuno al menos reseñar que basta escuchar la sección de deportes de un noticiario, para comprobar que la redacción y la puesta en escena son, en realidad, armas al servicio de una línea editorial establecida por los oscuros intereses de los accionistas del medio en cuestión.

Desde hace muchísimos años,  no observo sino un profundo movimiento en aras de dañar la institución del Real Madrid. La exacerbación de los sentimientos y las emociones, enjugadas convenientemente con la envidia y la incomprensión de mentalidades provincianas, cuando no nacionalistas extremistas, se utilizan para generar antipatía e incluso ira incontrolada en los corazones radicales tan intrínsecos a los celtíberos.  Por poner un ejemplo, a los buenos se los presenta como El Dream Team y a los malos como Los Galácticos, término éste al que se le ha terminado por dotar desde los medios de un significado de arrogancia, desprecio y un sentido peyorativo tan superlativos, que debería ser digno de estudio por la Real Academia de la Lengua. Para que vean que la cosa viene de lejos.

Pero en cualquier caso, es un periodismo profundamente repulsivo con independencia de los colores. Es más, me estomaga. A mi me parece muy bien aprovechar el espectáculo del fútbol de élite para ensalzar a los vencedores. Pero, ¿qué hacemos con los perdedores? Aunque en el espíritu del deporte está el respeto al vencido establecido como canon, puedo entiender la crítica, pero claro, siempre que no conlleve la humillación, el desprecio y la falta de educación más elementales. Por eso no puedo con estos tíos.

Y lo último ya ha sido lo de Jose Mourinho. No sé qué tenemos los españoles en contra de todo el que siendo el mejor en lo suyo, reconoce en sí mismo su condición sin avergonzarse por ello. Entonces deja de ser persona, para convertirse en un monstruo arrogante, recalcitrante, del que solo queda declararse enemigo.

Lo he visto con Fernando Alonso. “Es un chulo, es un gilipollas, se lo tiene bien creído…¡” Y de qué personas salen estas perlas! De tíos que han labrado su vida más a base de compadreo y amiguismo que de talento y esfuerzo, y que  no se cortan en despellejar  al compatriota del que deberían sentirse orgullosos. Hombre, una cosa es decir a mí ese tío no me cae bien, y otra que te parece tan imbécil que vas con el alemán de turno.

Si ésto nos pasa a los señoritos de a pie con los nuestros, ¿qué no va a hacer un periodista deportivo con un portugués de mierda? Lo de Jose Mourinho y los jugadores portugueses del Real Madrid me ha hecho sentir vergüenza de ser español. Me ha recordado los tiempos de Moratín y Godoy, y a la plebe saliendo a la calle a recibir al ejército de Napoleón en Madrid camino, en teoría, de la conquista de Portugal, consentida por nuestra nación ignorante, borreguil y dirigida por una élite de pacotilla, oscura, desastrosa, traidora y sin el menor sentido del patriotismo; hasta que claro, demasiado tarde ya, el pueblo se dio cuenta de que había sido engañado y vendido. ¿A que suena actual?

Los comentarios han rozado la xenofobia hacia un pueblo hermano que por desgracia es católico, porque de haber sido musulmán dudo mucho que hubiera habido cojones por parte de estos articulistas a hacer tanta mención despectiva a la nacionalidad.

Y centrándome ya en la persona del entrenador, y a fin de no extenderme más, no puedo sino manifestar mi más profunda repugnancia hacia la ira, los insultos y la violencia con la que la prensa española, más de prensar que nunca, ha tratado a este señor. Sé que Mourinho es arrogante, dice tonterías, es agresivo en ocasiones; y se equivoca, ¿y quién no?. Pero miren ustedes, como dicen los ingleses, de este hombre what you get is what you see. No engaña. No tiene dobleces.

Es el primer entrenador del Madrid al que he visto defender al club a costa de sus intereses personales, sabiendo que pisaba terrenos donde nadie antes se había atrevido a entrar para no arruinarse el resto de su carrera, víctima de la voracidad depredadora del cuarto poder con los osados que traspasan sus siniestros límites sagrados.

No entro en la pizarra. Me quedo en su actitud. Voy a la defensa a ultranza de su club, el que le paga, cuando él además no tiene ninguna necesidad porque trabajo no le va a faltar. Esta es una actitud más allá de los mínimos que dicta el deber,  y que únicamente se reconoce en los mejores en sus profesiones.  Y le ha costado un desgaste personal que ha marcado su físico durante estos años, en los que ha envejecido tanto o más de lo que lo hiciera Benito Floro, anterior recordman. Soy simpatizante en muchos aspectos de los británicos, y viendo un informativo de una cadena inglesa de renombre, pude ver una imagen suya justo antes de entrar en el Real Madrid y otra actual (bueno, de hace unos tres meses). Le cambiaron el apodo a The special worn out, que se parece fonéticamente a su apelativo más célebre (The special one) y que significa algo así como “el especialmente desgastado”. En ese instante comprendí que volvía a la Premier. Allí se le aprecia y se le preparaba el terreno. Aquí se le odia.

¿Por qué esta gente le ha llamado nazi? ¿Por qué algunos cantamañanas tachan de falangistas o amantes de la autoridad a los que le consideran el entrenador ideal, en una declaración sectaria con paradójico efecto boomerang, por cuanto a quién de verdad define como autoritario es al propio autor? ¿Cómo se puede ser tan salvaje? ¿No había en esto del fútbol una comisión antiviolencia o algo así? ¿Y no es ésto violencia?

¡Qué vergüenza! Me juro a mi mismo no comprar más un solo periódico de los muchos en cuyas secciones de deporte han maltratado, con tanta saña, rabia, enojo y envidia a su enemigo, incluyendo intromisiones personales inadmisibles en la vida privada de sus familiares. Valía todo. Solo se puede ser tan cruel odiando extremadamente, y ese es el sentimiento que reina las plumas y bocas de estos profesionales (¿de qué?). Si esto es fútbol y deporte, ¿por qué no se quedan en la crítica sin más, sin ese tono macarra y barriobajero más propio de un ultra?  No me extraña que este señor se vaya preguntándose a sí mismo tantos “¿por qués?” Creo que no se esperaba que España fuera tan distinta de Portugal. Pero amigo, en lo de ser unos cainitas, los lusos no nos llegáis ni a la altura de los tobillos. De eso ya te habrás dado cuenta.

Aquí el cuarto poder manda mucho, pues depende directamente del  primero y único. Y no iban a permitir que un número uno como tú venga y joda la fiesta de las símbolos nacionalistas recuperando la grandeza de un club que se ha declarado siempre pertencer a todos los españoles, y que siempre ha manifestado hacer bandera de su patria.Y encima lo hacías descarándoles su mediocridad y servilismo, y sacando a la luz en qué consiste de verdad su profesión. Eso sí que les enciende a estos acomplejados estudiantes grises de una titulación universitaria, donde aprenden a contar del uno al diez así: uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, sota, caballo y rey. ¿Qué van a relatar? A servir se ha dicho.

Detrás de ti irá el que te debió defender más, no sé aún si lamentablemente o no, pues me malicio que el que le pueda suceder sea el muñeco “prisaico” que pongan para, por fin, destruir definitivamente la institución.

En fin, como escuché fugazmente en una tertulia radiofónica por accidente mientras conducía, a un señor cuyo nombre no capté, lo más grande que tienes son tus enemigos: solo por quienes son ya hay que quererte.

Como español te pido  disculpas y como madridista, que seas consciente de que son muchos los que te aprecian, incluso dentro del Bernabéu, como tuve ocasión de comprobar recientemente, con los medios hablando de los pitos en la alineación pero no de todo el público que llevaba bufandas de “The Special One”, es decir, del Madrid. Es importante para nosotros que sepas de nuestro agradecimiento y de que nos gustaría volverte a ver pertenecer al Real Madrid en algún otro momento.

Y a las avispas millonarias, subespecie de reciente aparición, ojalá seais pasto del insecticida divino que os estáis forjando a base de perder oyentes y lectores. Yo lo celebraré.

Ensalada de Collejas

Ayer, en la cadena de televisión de los paletos cleptócratas que amenazan con abandonar paletolandia, se nos apareció el ectoplasma de Aznar. Digo ectoplasma porque andaba muy desaparecido, sólo aparecía cuando a Prisa o al PSOE, su sucursal parlamentaria, les daba por meterle el dedo en el ojo a Mariano metiendo por medio su nombre. Y el ectoplasma se hizo sólido. Y se lió a repartir.

Si yo fuera Mariano, que por suerte no lo soy, hoy tendría un globo de tamaño descomunal. Que el tío que te puso donde estás con un dedo de la misma mano que hoy utiliza para forrarte el pestorejo a collejas me sonaría, como poco, a traición. Ahora bien, como no soy Mariano, lo que estoy haciendo es gritar desde la banda al más puro estilo Bilardo: “Pisalo, pisalo”, porque el primero que ha traicionado a sus votantes es este Marxista (de Groucho, y por desgracia también de Karl) de tres al cuarto que está haciendo todo lo posible por hacer bueno al melón alunado de ZP, cuando ni en mis más horribles sueños esperaba yo semejante cosa.

En un momento de la entrevista, Aznar se deja querer y dice que  “cumpliré con mi conciencia y con mi país” cuando le meten el dedo en la boca al respecto de su posible vuelta a la primera línea política. Estoy seguro de que esto ha provocado reacciones muy parecidas en dos sectores, y me alegro. No por la posibilidad de que Aznar pueda volver, que no la considero nada probable, sino porque a lo mejor, con un poco de suerte, mete a unos en vereda y provoca a otros alguna apoplejía. Es más, una repetición de la segunda parte de la segunda legislatura de Aznar nos terminaría de llevar al hoyo, incluso aunque su niña no se volviera a casar con el de la arcada por apellido. Y no se vayan a creer que tengo mucha preferencia en el reparto de los síncopes entre los dos sectores. Qué le vamos a hacer, soy así de cabrón.

El primer sector de los dos es el conglomerado Prisa-PSOE, en el que cualquier mención de Aznar provoca desde ataques de ansiedad a urticarias sangrantes, todo ello acompañado de insomnio. Lo que les pueda pasar a esta banda de hijos de puta me trae o bien sin cuidado o bien me alegra. Conocido es de todos los que se han armado de valor y se han embaulado las barbaridades que aquí escribo que mi simpatía por toda esta tropa está tan cerca del cero absoluto que es indistinguible del rosco total con los instrumentos de medida actualmente a nuestra disposición. Cualquier cosa mala que les pase no puede sino alegrarme. España necesita un centro-izquierda moderno, presentable y honrado, cosa imposible mientras exista toda esta tropa de sacamantecas, robaperas y cosas peores que por temor al trullo no voy a escribir.

El segundo sector es lo que daremos en llamar Marxismo-Marianismo, sucesor del Arriolismo meapilas más rancio e impresentable. Este sector, que ya en época de Aznar intentó el asalto al centro o el viaje al centro de la nada (como lo bautizó Jiménez Losantos), ha abducido el poder que fué entregado al PP en las urnas para hacer justamente lo contrario de lo que el imperativo de los votos les encargó hacer. En vez de hacer una política liberal-conservadora, o ligeramente democristiana en el peor de los casos, que era lo que su programa electoral prometía nos encontramos de hoz y coz con algo que muchos dicen que es más socialista que Izquierda hUndida, con el agravante de que encima es meapilas. Si no fuera por la renuncia que hacen a defender la unidad de España, al menos en lo que respecta a los nazionalismos Cleptocrático y Asesino con Txapela, diríase que los Marx-Marianistas han descubierto la Falange. Es ahora, y no en época de Aznar cuando a los miembros de este Gabinete se les podría llamar fachas acercándonos más a la realidad.

Que esta tropa de M-Ms se haya quedado de piedra, haya tenido sudores y se haya hecho caquita en los abanderado o en las princesa no puede sino alegrarme. Por cabrones. Por limpiarse las partes pudendas con mi papeleta. Por estafadores. Por cobardes. Por traidores. Son todo eso y más cosas, aunque algunas de ellas haya que esperar a que algún juez las certifique.

Es por todo lo anterior que la ensalada de collejas que el pequeñajo del labio leporino repartió ayer me llena de alegría, y no puedo sino pedir más. Mucho más. Estoy hasta los cojones de perfiles bajos, de resignados, de tristes y de mohínos. Si hemos de quebrar que sea con la cabeza alta, sabiendo contra qué luchamos, sabiendo por qué luchamos y sabiendo los obstáculos en el camino.

¡Dales caña, José Mari!

Día Mundial del Funcionario

No veo razón para no homenajear a tanto cabrón hijo de puta que aparece en las noticas hoy y que se empeña en ejercer una autoridad cimentada en una chulería, una prepotencia y una altanería propia de una especie más baja que las ratas de alcantarilla.

El alto funcionario, comisionado del estado para ¿qué? Pues para joder a los ciudadanos que le pagan y además, lejos de mostrarles una gota de gratitud mientras niegan un átomo de servicio, mirarlos por encima del hombro y ponerles una sonrisa socarrona que parece decir “¿a que jode lo que te he hecho, y más sabiendo el sueldazo que me pagas por ello y lo que te tienes que eslomar para que yo me lo lleve?

Su vocación, joder, chulear, abusar, humillar y  parasitar, y si es preciso, como los virus, acabando con el indivio aunque el acto conlleve su propio fin.

Y es que dos noticias me han inspirado hoy los recuerdos de la peor calaña de hijos de perra con la que me he ido topando. Con ello no quiero decir que estos tipos lo hayan hecho a posta, como aquellos a los que me han evocado, pero desde luego son sus hermanos si mañana mismo no dimiten y se van a sus casas a encerrarse una temporada hasta que su gallardía les permita salir de nuevo a la calle:

1-La comisión de expertos del Programa Ramón y Cajal, un plan coordinado por la Secretaría de Estado de Investigación encargado de analizar los currículums de los mejores talentos españoles en el extranjero y recuperarlos para nuestra patria, cierra las puertas al mejor físico joven europeo, a la sazón, valenciano. El hombre quiso volver pero esta banda consideró que su CV no era suficientemente brillante. Resultado, el chaval, dicho sea con todos los respetos y el cariño, ese mismo día es galardonado con el premio al Mejor Físico Joven de Europa otorgado por la Sociedad Europea de Física. Debía de ser duro reconocerle los méritos cuando llevaba tres años trabajando para el Instituto de Física de Partículas de Holanda, una de las instituciones más prestigiosas del mundo en su campo.

Estos tíos del Programa Ramón y Cajal (que manía con joderle el prestigio al pobra don Santiago después de muerto entre institutos varios y el departamento de traumatología del hospital madrileño que lleva su nombre, más propio de un matadero de ratas que de un centro de élite) serán tan hijos de la grandísima puta como el que más, si mañana mismo no dimiten irrevocablemente y se van a su puta casa, sabedores del daño que le han ocasionado a su país no ya solo con este caso, sino con urgar en la herida de uno de nuestros  peores estigmas, el que indica que somos un pueblo que desprecia el talento e investigación, sobre todo, si es propio.

Ahora que todo el mundo quiere un país más competitivo a base de empobrecernos, uno se pregunta, ¿por qué los suizos y los suecos no lo hacen y siguen tan frescos? Ellos no tienen una comisión de expertos Ramón y Cajal española; no, ni de lejos, vamos ni parecida, por mucho que mataran a Servet. Más bien al contrario. Y claro, lo que venden al mundo tiene tecnología, valor añadido y genera una gran riqueza que para colmo, llega a los ciudanos sin diezmar por corruptos.

Pero para eso tenemos nosotros nuestros superfuncionarios.

Y como la hijaputez no es exclusiva de la raza hispánica por mucho que se halle generalizada entre los nuestros, me despacho con la segunda:

2- La FAO recomienda comer insectos. Aún recuerdo muy niño cuando pagaban por quitar las vacas en el pueblo de mi madre porque sobraba leche. Esto me era difícil de comprender de chaval e imposible en mi reloj biológico senil. Pero es que sin vacas, nos quedamos sin su industria auxiliar, es decir las moscas cojoneras; pesadas como la madre que las parió, y que tendían a colonizar párpados, heridas y lugares lejanos del radio de acción del rabo, por no mencionar las boñigas. Ahora resulta que eran comestibles, deliciosas, proteínicas a más no poder según los expertosde la FAO, que nada hicieron entonces para protegerlas incluso cuando en su apogeo, luchábamos contra ellas con el Raid y la paleta, ajenos a su altísimo valor culinario. Nadie nos educó en hacelas nuestras amigas, en meter las plastas recién hechas en las casas para comenzar el arte de la minigranja y la minicolmena de rico panel de mierda, a salvo de la meteorología o de las pisadas de burro (otra colonia andante). ¿Dónde estaba la FAO?

Milenios de neolítico, de ciencia agrícola, de ingeniería de riegos, de biología, de nutrientes, de ciencia veterinaria, de química, de almacenamiento, de refrigeración, de transporte; en fin, de un desarrollo tecnológico que ha permitido producir como nunca para que lleguen ahora éstos, que seguro que cobran por miembro tres veces en un mes lo que usted y yo juntos en cinco, y nos salgan con estas.

Miren, estoy ya cansado hasta de desahogarme aporreando el teclado. Hijos de puta bastardos. Escuchad, que os voy a dar yo mi recomendación nutricional: vais a hacer como que os caéis y me vais a comer lo que yo os diga.

Por las orejas

Esta mañana me ha dado por mirar el periódico en internet, en un raro momento en el que me han dejado lo suficientemente en paz como para hacerlo, y me he empezado a partir de risa porque un tonto con barretina, un apesebrado de la cleptocracia paleta de ahí arriba a la derecha se ha puesto a echar espumarajos por la boca porque a Fernando Alonso se le ocurrió ganar una carrera de coches en los Paisos Paletos y sacar la bandera de España a pasear por esas oprimidas tierras.

Para añadir a mi hilaridad inicial algo más de intensidad, el pollo se despachaba con el siguiente rebuzno: “Alonso menospreció en un momento al presidente de la Generalidad, Artur Mas, quien por cierto es quien paga la fiesta del Gran Premio, y no precisamente a precio de oferta”. Hace falta ser asno apesebrado y nazionalista cleptocrático paleto para, abundando en el “España nos roba” pretender que creamos que lo paga Mas, y no la pasta que nos cuestan Arturito Gimmie More y toda la banda de chorizos, chupópteros, subvencionados, trepapichas, inflamingas, remamaglandes y demás ladrones que maman del presupuesto paleto cleptocrático a costa de los bolsillos de todos los demás españoles.

Intentando, estoy convencido, que me reventara alguna arteria a golpe de carcajada, terminaba el muy acémila amante de las butifarras con esta perlita: “les sale la bandera por las orejas, y el desdén por la boca. No quieren ni entienden nada, y en cuanto ven a alguien con pensamiento catalán les termina saliendo el tam tam de la tribu”. Entiendo que con lo jodido que está el mercado laboral haya que defender la sinecura no vaya a ser que, con lo zotes que somos, nos vayamos a encontrar en la puta calle sin otra cosa que poner en el ridículum que nos comemos los calçots sin respirar y de una pieza y que además chanamos en un idioma muy útil en los alrededores de Sabadell pero no mucho más lejos.

Para terminar de hacer la rabieta absolutamente deliciosa para el que les sacude esta barbaridad de hoy, el espécimen équido arremetía contra el calvorota que interrumpe los anuncios de la cadena nacional de origen paleto que amenaza con huír de la cleptocracia paleta para narrarnos alguna vuelta suelta de la carrera porque el tipo alopécico cometió el error de contener a duras penas la hilaridad al ver al enano cabezón de las cuentas en Suiza tener que tragarse el sapo de que le pusieran el himno de España a todo trapo en “su” sarao.

Estaba yo en estas casi partiéndome de risa cuando he dado en pensar que con todo lo que debemos, hemos pagado una puta pasta para que un circo de una sola pista se celebre en la parte que más nos cuesta mantener de España, y encima para que un nazionalista salga allí a lucir su prominente mentón y su pétrea cara de chorizo paleto y victimista. Se me ha cortado la risa de golpe, y ahora mismo no le veo la puta gracia por ningún lado.

A ver cuándo cojones conseguimos independizarnos de todos esos paletos ladrones y que si quieren lucir barretinas y señeras se lo paguen ellos. Seguro que, como en todas las carreras de paletos ganará el hijo del rico del pueblo, un tal Pujol. Ya me he vuelto a cabrear. Está visto que no puedo leer el periódico.

Factor Eximente

Hoy veo la noticia de que la bobona Cristina se va a ir de rositas de los latrocinios gananciales de su maridito el balonmanista porque hay una pandilla de tíos con toga (llamarles jueces sería ofender a los que de verdad ejercen de tales) que dicen que la pistola humeante, el saco de pasta, el antifaz y el palacete no son indicios suficientes para imputarla.

En los mentideros de la opinión política se dice que gran mérito, o culpa, de ello la tiene el bufete de Miguel Roca, que son unos hachas de esto del torcer el derecho sin que grite y sin que le queden marcas, pero yo que soy un mal pensado estoy convencido de que en realidad ha sido porque los andobas togados se han dado cuenta de algo más importante: A pesar de que la Cristinita no tiene los rasgos de su hermana, padece la misma falta de capacidad mental que ella, y por lo tanto se meterían en un jardín muy gordo al intentar juzgar a una persona genéticamente imbécil. No cabe otra explicación para el hecho de que no se diera cuenta de que entraba pasta a espuertas en casa sin que su vasquito de cabecera diera un palo al agua. Es más, es tan mema que no sabe ni lo que firma.

Lo peor de todo esto es que puede sentar un precedente peligrosísimo, puesto que a partir de ahora bastará con mostrar la hipoteca que muchos firmaron en su día para demostrar fehacientemente que no están en sus cabales y que no hay instancia judicial que les pueda tocar ni la casa, ni los muebles, ni el viaje a Cancún, ni el cochazo que las putas cajas politizadas les financiaron en su día y que ahora nos toca pagar a los que no padecemos ninguna tara mental y nos conformamos con entramparnos con cabeza y que a base de ahorro y privarnos de lujos vamos pagando nuestras deudas y las de los demás a base de confiscatorios impuestos.

Si quieren los señores de las puñetas aún más pruebas ahí tienen a la gilipollas sectaria y filonazi de la Colau, que la pobre ni sabe hablar y se ha tenido que inventar el palabro “escrache” para definir el acoso que llevan a cabo ella y sus camisas pardas, y que sólo acosa a los de un lado porque no le da el cacumen para darse cuenta de que los del otro han robado lo mismo o más.

En caso de no aceptar la estulticia infinita como factor eximente tanto para estas dos féminas como para otros muchos individuos, ni lo de los jueces tiene nombre ni lo de las dos lo tiene fuera del código penal.

Lo que desde luego queda fuera de toda duda es que la justicia es igual para todos. Por los cojones.

Italia esperando a Godot

Como mis andanzas por las Italias están por terminar, haré un ejercicio de corresponsalía post-electoral. He dejado pasar un poco de tiempo para ver como se desarrollaban los acontecimientos, hasta que me he decidido, porque la realidad siempre supera a la ficción.

Resultado de las elecciones legislativas italianas: Ingobernabilidad

–          El Gobierno durará lo que Justin Bieber a la puerta de un colegio de monjas de secundaria. De nuevo a las urnas seguramente antes de un año.

–          Un cómico que grita todo el rato ha obtenido el 25% de los votos, siendo el partido individual mas votado.

–          Una momia de payaso mafioso ha obtenido, con su coalición con unos nacionalistas de la Gran Padania, un 30% a medio punto de ganar las elecciones.

–          En un escenario de desastre total, el centro izquierda que partía con una ventaja de 15 puntos, no ha sido capaz de arrasar en las elecciones, y ha vencido por medio punto porque se empeñan en seguir presentando a los del Polit Bureau, en vez de elegir una cara nueva.

–          El único serio, es un tipo aburrido y dice cosas sensatas, así que ha sacado solo un 10% de los votos.

Con este escenario:

–          ¿Como convenzo a mis jefes que se puede hacer una inversión en este país?

–          ¿Como convenzo a mis jefes que aún queriendo hacer un proyecto en este país, durante el próximo año se podrá hacer algo, con un desgobierno total?

–          ¿Como me convenzo a mí mismo que no es mejor escapar de un país donde la gente ha votado lo que ha votado?

Así que, como es lógico, yo me vuelvo para España, mientras estos majaderos se deciden.

Para que nuestros respetados lectores se hagan una idea de la profundidad del debate político durante la campaña electoral:

–          Gran promesa de Berlusconi: devolveré en metálico el IBI del año pasado a los italianos, de mi propio bolsillo (puede decir lo que quiera, porque como no habrá un gobierno estable no tendrá que hacer nada de lo prometido). Es un genio Berlusconi, sabe exactamente qué tecla tocar a los italianos, y los mueve como a marionetas.

–          Gran razonamiento de los de Grillo: “nosotros somos el único partido que tiene un verdadero programa, donde no hay medidas sueltas, sino que esta todo conectado: desarrollo sostenible => trasporte publico => crecimiento => puesto de trabajos”.. Estos quieren que la economía del país se mejore haciendo carriles bici y con mas autobuses.. Por cierto, los mismos que van a las manis con las pancartas de NO TAV(Tren de Alta Velocidad).. todo muy bonito y coherente. Alguien debería comentarles a estos chicos que los carriles bici los construyen los ayuntamientos, no los gobiernos centrales y que si quieres convencer a la gente para que use el trasporte publico tendrás que ofrecerle un servicio atractivo y de calidad, porque si no usará su coche o un avión.

–          Gran baza del centro-izquierda de Bersani: sirve una regeneración democrática del país. Nosotros somos gente seria.. Y ya. Y los tíos se quedan tan anchos, y siguen presentando a los de siempre, con cuatro caras nuevas, para que no se diga.. Total, ganamos las elecciones seguro, porque Berlusconi es un cadáver político. Como se ha podido comprobar son gente de gran visión..

En este escenario, El presidente Napolitano ha hecho lo imposible para intentar que los partidos apoyaran un gobierno capitaneado por Bersani, como vencedor de las elecciones. Tarea imposible, como era de esperar. Ahora, Napolitano esta intentando salvar los muebles, como sea, para que la cosa no se vaya a la mierda en este momento de crisis. Ha nombrado dos grupos de “sabios” que desarrollen un programa y negocien con los partidos, para poder hacer un gobierno, transitorio, pero que afronte los temas pendientes principales, antes de ir a unas próximas elecciones, de resultados inciertos e inquietantes. Todavía se debe ver como se mueven los hilos, pero parece que intentará poner a todos los partidos de frente a sus miserias para:

–          Desactivar a los grillinos, demostrando que son una merienda de negros gobernada por un iluminado que está de atar, y cuyo principal objetivo es la destrucción del Estado y la democracia de internet.

–          En este momento el más conciliador y “estadista” está siendo Berlusconi (tiene cojones..) que está jugando a que sean los otros “irresponsables” los que no quieren pactar. Esto, porque le interesa que no se genere un gobierno de transición que pueda cambiar las leyes mas sangrantes, entre ellas, la del conflicto de intereses que podría llevar a Berlusconi a ser condenado finalmente. A Berlusca le interesa que no se llegue a nada, que sean los otros los “irresponsables”, ir a elecciones cuanto antes.. Y ganar. Napolitano, con el grupo se sabios, obligará a Berlusconi a decir no a las leyes que le pueden perjudicar.. Intentando “desenmascararlo”. Trabajo difícil, por otro lado, porque Berlusconi no se ha enmascarado nunca. El tipo es un jeta declarado, no se ha escondido nunca. Si se va a elecciones rápidas, en mi opinión, es el favorito para vencer.

–          Darles una patada en el culo a los progres de Bersani, que en el fondo son el Polit Bureau de siempre y que han conseguido no ganar unas elecciones que tenían chupadas, los muy inútiles, carcas. Estos, ahora, están jugando a la princesa ofendida, diciendo que con Berlusconi ni locos.. Como si ellos fueran mejores.

No sé si tengo muchas esperanzas en el éxito de este grupo de sabios. Las posiciones se han exacerbado demasiado, por parte del centro izquierda y la izquierda, tendiéndose ellos solitos una auto-emboscada con los grillinos. Es desarmante esta manía que tienen todos los políticos de que ellos son los buenos, y que “tienen una responsabilidad ante sus electores”.. y solo ante los suyos. Señores políticos, ustedes tienen una responsabilidad ante “todos los votantes” no ante “sus votantes”. Si no les gustan los resultados de las elecciones, tómense una tila. La realidad es que hay un triple empate a un tercio de los votos. Los grillinos siempre han dicho que ellos no hacen alianzas con nadie, son antisistema, y se mantienen como tales. Lo siento, pero con estos no se puede contar para hacer nada, solo para decir NO. Bien, pues el resto de los 2/3 tienen la obligación de dar un gobierno a los ciudadanos italianos. Si toca pactar con Berlusconi, como si toca pactar con la bruja Lola. Son los italianos quienes han decidido votar a Berlusconi, a mí me ha dejado estupefacto, pero es la realidad. El gobierno no es de nadie, debe ser para servir al pueblo, y para dar forma al mandato de las urnas. A mí Berlusconi me da auténtica grima, pero no se trata de lo que yo u otro piense, sino de lo que han mandado los italianos a sus políticos. Si comenzamos los jueguitos de los “cordones sanitarios” ya se sabe donde se acaba.. En la nada más absoluta, en el suicidio de la izquierda.. Y en el crecimiento de los extremismos populistas. El problema del centro izquierda italiano es que desde hace años el único discurso ha sido “Berlusconi ladrón”, “Berlusconi mafioso”, “Berlusconi putero”.. Y de tanto gritar se ha quedado sin voz y sobre todo sin mensajes.. ¿Le suena de algo este episodio la querido lector?.

Con esta situación, el guión actual es:

–          Grillo piensa que debe aprovechar la corriente del éxito electoral y que, destruyendo al centro izquierda en el camino, si se va a elecciones rápidas puede ganar. Si las elecciones se alejan, cada vez se quedarán más y más con el culo al aire, en su vacío intelectual y en su ignorancia de los que es gobernar lo que sea. No es un menosprecio, sino una verificación de hechos: Si cualquiera de nosotros tuviera una pequeña empresa, con 15 empleados y 5 millones de euros de facturación, no pondría a un funcionario de un juzgado o a una cajera de Mercadona o a un ama de casa como Consejero Delegado, ¿no? Pues, mucho menos a dirigir un país con más de 60 millones de habitantes. Es de cajón de madera de tabla. En todo caso, creo que Grillo ha medido mal y su postura de oposición a cualquier gobierno en este momento, le restará muchos votos de gente bienintencionada que le votó cabreada, pero que no es estúpida.

–          El centro izquierda, el PD, está en serio riesgo de irse a la mierda, como el PSOE en España. Si se va a elecciones rápidas, aunque pondrán un nuevo candidato, joven y regenerador, Matteo Renzi, es difícil que tenga tiempo de consolidarse. Su única oportunidad es un gobierno que dure al menos un año o año y medio, dando tiempo a Renzi a tomar velocidad de crucero.

–          El PDL de Berlusconi gana puntos cada día, por su posición de disposición a gobernar con el centro izquierda. Es una posición que les da una imagen de seriedad y que, de paso, le hace la cama al PD, porque tener que doblegarse a gobernar con Berlusconi seria una humillación enorme después de décadas de anti Berlusconismo como único argumento. Si se va a elecciones rápidas, el PDL podría vencer. Con un PD de rodillas y en descomposición, si se pone a los italianos en la disyuntiva de votar o Grillo o Berlusconi.. ¡¡Qué quieren que les diga, a lo mejor hasta yo votaba Berlusconi!!.

Veremos como se desarrolla este teatro. Realmente este bendito país uno no sabe si amarlo u odiarlo. Seguiremos rezando para que no se vaya Europa a la mierda y .. esperando a Godot.