Esto lo arreglo en dos patadas

Sentido común es indignarse cuando te toman por tonto.

La Champions que el fútbol debe a la Propaganda

Hay una batalla que al igual que en la final de “La Décima”, ya ha perdido el Madrid antes de salir a jugar: la de la insidia; metódicamente sembrada y regada por la Propaganda Oficial, la de la Casta Periodística, corrupta y solidariamente soldada a los oscuros, pero no por ello inadvertidos, intereses  del poder político ejecutivo, el único que existe en este oficialmente denominado “régimen democrático”.

“El fútbol le debe una Champions al Atleti”. Un lema un tanto cursi, como son ellos por naturaleza, que empezaron a cacarear desde que el Madrid optaba al título en este último partido. Nunca antes lo emplearon que yo sepa, de donde deduzco que si lo usaron en el pasado, fue sin toda la inmensa fuerza de la que es capaz la oligarquía oficial mediática, ergo, la Propaganda. Es decir, no lo escuché cuando jugaron los octavos contra el Farsa. Tampoco, remontándome en el tiempo, con otros equipos con los que el fútbol se mostró tan cruel como solo este juego es capaz de serlo: con el “Madrid de los García”, primer y triste recuerdo de las finales que he vivido del Real Madrid; con el “Madrid de la Quinta del Buitre”, siempre eliminado en semifinales tras vencer cada año a los mejores equipos de Europa. Me dirán ustedes, con razón, que la Propaganda se dedica justo a lo contrario: al vilipendio, aun a costa de los hechos, del Real Madrid. Cierto es, pero es que tampoco lo escuché con el “Bayern de la final de Barcelona”, la más despiadada de la historia en mi opinión; con el “Valencia de las dos finales” y los penalties en la segunda de ellas; con el “Mallorca de Cúper”  y su final con la Lazio, o con el “Español de Clemente” y su final contra el Bayer Leverkusen; ni con el “Chelsea del Gran Robo” que soportó el atraco arbitral más monumental y descarado de la historia de la competición. Ni siquiera cuando el Bayern le amargó al Atleti su primer gran título en el último minuto, y no será porque no tuvieron años para pensarlo. Esto sólo por poner algunos de los ejemplos que se me vinieron a la cabeza al escuchar el lema por primera vez.

El denominador común de cualquiera de las grandes crueldades cometidas por el fútbol pero que no fueron dignas del premio del eslogan de la Propaganda, ni siquiera a posteriori de los encuentros, es más que evidente: el Madrid no estaba implicado en ninguna de ellas.

Que la Propaganda está vendida a acabar con tradiciones, instituciones y organizaciones que el cainismo provinciano de Iberia no puede soportar, es un hecho tan evidente como que hoy amaneció por levante. Que el Real Madrid forma parte de esos objetivos de la rabiosa envidia de grupos provinciales, muy poderosos no nos engañemos, es otra verdad como un templo.

El fútbol, como la vida, en muchas ocasiones no entiende de méritos. De ahí tal vez parte de su encanto: su similitud en esa faceta insoportablemente cruel que conlleva toda injusticia. Si no, que se lo digan a un club que contra viento y marea propagandísticos obtendrá del fútbol, en el mejor de los casos, dos títulos de su portentosa hazaña de alcanzar seis semifinales seguidas. ¿No le debe algo más el fútbol a su leyenda más grandiosa?

Mientras yo escribo desahogándome, los cursis propagandísticos oficiales seguirán en su empeño en tildar al Real Madrid de club rico, abusón, franquista y prepotente, con un cinismo sin par y contra cualquier evidencia histórica, mientras alaban a su contrincante utilizando los mismos medios, sean o no necesarios. La primera parte de la final, la de antes de salir a jugar, ya la han ganado de nuevo. Qué no le deberá esta canalla al fútbol por parasitar de él. Por eso les deseo que el Atleti tenga a bien aplazar hoy su gloria hasta una final a la que el Madrid no haya podido optar, y en la que se impongan sobre el Farsa, que seguro que ese día sí habrá ganado el prepartido oficial, con un gol en el último minuto de Torres con la mano, tras rebote en el larguero de un lanzamiento de penalti injusto. Ese día el fútbol habrá dado a toda esta canalla la Champions que sí se merece. Habría que ver las súplicas y alegatos que llegarían a esputar.

Mientras tanto hoy, y pase lo que pase , como decía un queridísimo madridista underground: “Hala Madrid Hijos de P…!!!!!”

 

 

 

 

 

Anuncios

Una respuesta a “La Champions que el fútbol debe a la Propaganda

  1. fufinski 05/31/2016 en 09:21

    No me queda más remedio que darte la enhorabuena como atlético de bien y nada forofo que soy por el título de tu equipo, que cuando no juega contra el Atleti también es el mío. En cuanto al artículo en particular, la mezcla de quijotismo y cainismo españoles hacía un poco inevitable que todo el “pedorrismo” hiciera lo que hizo. En este país se tiene asco a los ganadores y, mal que pese a quien pese, el Real Madrid es el paradigma del ganador.

    Ah, y si Arbeloa se presenta a Presidente del Gobierno, yo le votaría. Estoy seguro de que lo haría mucho mejor que cualquiera de los que se presenta a las próximas elecciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: