Esto lo arreglo en dos patadas

Sentido común es indignarse cuando te toman por tonto.

Ensalada de Collejas

Ayer, en la cadena de televisión de los paletos cleptócratas que amenazan con abandonar paletolandia, se nos apareció el ectoplasma de Aznar. Digo ectoplasma porque andaba muy desaparecido, sólo aparecía cuando a Prisa o al PSOE, su sucursal parlamentaria, les daba por meterle el dedo en el ojo a Mariano metiendo por medio su nombre. Y el ectoplasma se hizo sólido. Y se lió a repartir.

Si yo fuera Mariano, que por suerte no lo soy, hoy tendría un globo de tamaño descomunal. Que el tío que te puso donde estás con un dedo de la misma mano que hoy utiliza para forrarte el pestorejo a collejas me sonaría, como poco, a traición. Ahora bien, como no soy Mariano, lo que estoy haciendo es gritar desde la banda al más puro estilo Bilardo: “Pisalo, pisalo”, porque el primero que ha traicionado a sus votantes es este Marxista (de Groucho, y por desgracia también de Karl) de tres al cuarto que está haciendo todo lo posible por hacer bueno al melón alunado de ZP, cuando ni en mis más horribles sueños esperaba yo semejante cosa.

En un momento de la entrevista, Aznar se deja querer y dice que  “cumpliré con mi conciencia y con mi país” cuando le meten el dedo en la boca al respecto de su posible vuelta a la primera línea política. Estoy seguro de que esto ha provocado reacciones muy parecidas en dos sectores, y me alegro. No por la posibilidad de que Aznar pueda volver, que no la considero nada probable, sino porque a lo mejor, con un poco de suerte, mete a unos en vereda y provoca a otros alguna apoplejía. Es más, una repetición de la segunda parte de la segunda legislatura de Aznar nos terminaría de llevar al hoyo, incluso aunque su niña no se volviera a casar con el de la arcada por apellido. Y no se vayan a creer que tengo mucha preferencia en el reparto de los síncopes entre los dos sectores. Qué le vamos a hacer, soy así de cabrón.

El primer sector de los dos es el conglomerado Prisa-PSOE, en el que cualquier mención de Aznar provoca desde ataques de ansiedad a urticarias sangrantes, todo ello acompañado de insomnio. Lo que les pueda pasar a esta banda de hijos de puta me trae o bien sin cuidado o bien me alegra. Conocido es de todos los que se han armado de valor y se han embaulado las barbaridades que aquí escribo que mi simpatía por toda esta tropa está tan cerca del cero absoluto que es indistinguible del rosco total con los instrumentos de medida actualmente a nuestra disposición. Cualquier cosa mala que les pase no puede sino alegrarme. España necesita un centro-izquierda moderno, presentable y honrado, cosa imposible mientras exista toda esta tropa de sacamantecas, robaperas y cosas peores que por temor al trullo no voy a escribir.

El segundo sector es lo que daremos en llamar Marxismo-Marianismo, sucesor del Arriolismo meapilas más rancio e impresentable. Este sector, que ya en época de Aznar intentó el asalto al centro o el viaje al centro de la nada (como lo bautizó Jiménez Losantos), ha abducido el poder que fué entregado al PP en las urnas para hacer justamente lo contrario de lo que el imperativo de los votos les encargó hacer. En vez de hacer una política liberal-conservadora, o ligeramente democristiana en el peor de los casos, que era lo que su programa electoral prometía nos encontramos de hoz y coz con algo que muchos dicen que es más socialista que Izquierda hUndida, con el agravante de que encima es meapilas. Si no fuera por la renuncia que hacen a defender la unidad de España, al menos en lo que respecta a los nazionalismos Cleptocrático y Asesino con Txapela, diríase que los Marx-Marianistas han descubierto la Falange. Es ahora, y no en época de Aznar cuando a los miembros de este Gabinete se les podría llamar fachas acercándonos más a la realidad.

Que esta tropa de M-Ms se haya quedado de piedra, haya tenido sudores y se haya hecho caquita en los abanderado o en las princesa no puede sino alegrarme. Por cabrones. Por limpiarse las partes pudendas con mi papeleta. Por estafadores. Por cobardes. Por traidores. Son todo eso y más cosas, aunque algunas de ellas haya que esperar a que algún juez las certifique.

Es por todo lo anterior que la ensalada de collejas que el pequeñajo del labio leporino repartió ayer me llena de alegría, y no puedo sino pedir más. Mucho más. Estoy hasta los cojones de perfiles bajos, de resignados, de tristes y de mohínos. Si hemos de quebrar que sea con la cabeza alta, sabiendo contra qué luchamos, sabiendo por qué luchamos y sabiendo los obstáculos en el camino.

¡Dales caña, José Mari!

Anuncios

5 Respuestas a “Ensalada de Collejas

  1. torpe-do 05/23/2013 en 09:00

    Os recuerdo que estuvo ocho años en la moncloa y dejó el poder judicial igual que el psoe, las fuerzas de seguridad igual que el psoe (encima le hicieron la cama en el 11m), las autonomías peor que el psoe, el concierto vasco peor que el psoe, el infumable tribual pseudo-constitucional peor que el psoe (esto no lo meto en la justicia porque es otra cosa)

    La economía, sólo un poco más aseada, pero con los problemas estructurales de toda la vida.

    Encima, le hicieron una huelguita general los sindicatos por una gilireforma laboral y se acojonó, como todos los políticos, que no les mola que le llamen fascistas.

    Lo de Irak, fue casí lo único bueno: lo de alinearnos con usa, aunque luego la guerra haya sido un fracaso estratégico, cosa que parece que vamos a repetir en Siria, en fin.

    Chicos, me enrrollo mucho, pero es que Aznar fue otro más de la misma cuerda que el resto, todo sigue igual de mal diez años después.

    La solución, como ya he expresado en alguna ocasión, pasa por un harakili de toda la casta política y adyacente (sindical, oenegera, …) y empezar de cero, pero eso no lo vamos a ver en la vida.

    ¿Cómo, si no, se ganarían la vida la mayoría de ellos? De forma honrada, digo.

    Un saludo

    • fufinski 05/23/2013 en 09:13

      Estimado torpe-do:

      No defiendo a Aznar. Se acochinó en tablas todo lo que quiso y un poco más, con más de cuatro temas importantes. A pesar de todo, y haciendo balance de los años que llevamos de democracia, ha sido el mejor en términos generales. Que haya que admitir que un sin sal aseadito haya sido lo más decente dice mucho de la calidad de nuestros políticos.

      Lo que alabo es que le meta el dedo en el ojo al baboso de Mariano y a toda su tropa. Lo que aplaudo es que diga en voz alta que para este viaje no hacían falta alforjas. Lo que me gusta es que la izquierda en pleno eche espumarajos por la boca cuando amenaza con volver.

      Como decía la Espe: Si Prisa no te pone a parir es que estás haciendo algo mal.

  2. torpe-do 05/23/2013 en 11:48

    Te conformas con muy poco ya.

    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: