Esto lo arreglo en dos patadas

Sentido común es indignarse cuando te toman por tonto.

Freedom from Catalonia

Aprovechando que hoy es hoy, voy a celebrar que vuelvo a contarme entre los vivos, o al menos entre los que sobrevivimos porque todavía tenemos subsidio de desempleo, dando rienda suelta a mis dedos para infligirles una nueva barbaridad. Espero que hayan disfrutado de este largo y cálido verano de descanso que la ausencia de exabruptos por mi parte les ha permitido, pero todo lo bueno se acaba y heme aquí una vez más dispuesto a maltratar, por este orden: Mi teclado, mi conexión, su conexión, sus ojos y sus neuronas.

La razón de mi silencio ha sido, entre otras cosas, que he aprovechado las circunstancias para disfrutar de unas larguísimas vacaciones de verano con mis críos. Salvo que mi situación laboral siga siendo la que es, es decir, ninguna, dudo que pueda volver a disfrutar de otro verano como este en un futuro cercano. Dudo, también, que consiguiera sobrevivir a otro verano así, puesto que esto de los niños es bastante más cansado que trabajar. Avisados están, por si alguna vez piensan en reproducirse.

Y la razón para, por fin, poner fin a mi ausencia de esta egregia tribuna (mucho menos egregia ahora que he vuelto) es que vuelvo a estar hasta los cojones de escuchar, ver y leer tonterías sobre, por y de los imbéciles nazionalistas tanto de Cataluña como de las Vascongadas. Estoy hasta la misma minga de pedigüeños victimistas, y aún más hasta los mismos belfos del deportista baboso que se sigue poniendo de perfil ante cualquier cosa que pueda oler a polémica que nos hemos votado como Presidente del Gobierno. Entre los unos y los otros van a conseguir que me vuelva a cabrear, joder, con lo cansado y relajadito que vuelvo yo de mi retiro estival.

Para intentar evitar que se me vuelvan a inflamar los humores, creo que voy a empezar una campaña, nada imaginativa por supuesto dado que no me da el talento para tanto, con el lema “Freedom from Catalonia”. Resulta imperativo que los que nos hayamos en esta situación de hartazgo de las demandas sin fin de esta banda de paletos chorizos y chapuceros nos aliemos para solicitar el legítimo recurso constitucional del Referendum para pedir lo siguiente:

1- Expulsión de gran parte de lo que ahora es la Comunidad Autónoma catalana de España.

2- Repatriación, previa a la expulsión, de todas las inversiones históricamente realizadas por el conjunto de España en dichos territorios.

3- Construcción de un foso alrededor de las futuras fronteras.

4- Llenado de dicho foso de pirañas, cocodrilos, perroflautas y sindicalistas.

5- Minado de las aguas internacionales en derredor del nuevo país.

6- Vertido de todo lo que nos sobre a las aguas del Ebro, diez metros antes de que se nos haga maricón.

7- Preparación de un mensaje estándar para contestar a todas las comunicaciones internacionales que provengan del nuevo país, con el siguiente texto: “Veros a tomar pol culo”.

Y los siguientes, los vasquitos. Me joderá haber nacido en el extranjero una vez que les echemos, pero con éstos me juego con ustedes dos euros y no los pierdo que al cabo de dos años están pidiendo por favor que mandemos cascos azules para proteger a los meapilas del pene en uve de las rabiosas hordas abertzales. La respuesta, por supuesto, será la misma que en el punto siete del referendum catalufo.

He dicho.

Anuncios

2 Respuestas a “Freedom from Catalonia

  1. Holandes Errante 09/11/2012 en 21:29

    Estimado Fufinski, se te ve retomar tus funciones de correspondencia desde des los países extranjeros, con redobladas energías.

    Asumo que para ud, es bien importante el destacar el punto 7, aunque sería incluso mejor el ignorarles, y por supuesto, bloquear cualquier tipo de actividad de estos países en las instituciones internacionales.

    Lo que me preocupa es el éxodo de gente que saldrá huyendo de semejante escenario y pidiendo asilo ´político´ en lo que quede de España y mas teniendo en cuenta que estamos en época de crísis. Una vez mas volveremos a tener que abusar de una institución colchón en tiempos de crisis: la familia (pobrecillos los abuelos, la que van a pasar!!!)

    • fufinski 09/11/2012 en 21:36

      España siempre ha sido, y por suerte o por desgracia sigue siendo un país acostumbrado a los movimientos migratorios, tanto internos como externos. Es parte de nuestra cultura. Dudo mucho que Andalucía, Extremadura, Murcia o cualquiera de las otras partes de la piel de toro que han ayudado con el sudor de sus gentes al crecimiento económico de Cataluña fueran a hacer otra cosa que recibir con los brazos abiertos a quienes quisieran salir de naja de la fosa séptica en la que se convertiría “eso”.

      Y sí, coincido plenamente en la gran labor que está haciendo la tan denostada por los projetas institución familiar para paliar los efectos del agujero negro económico en el que entre los unos y los otros nos hemos metido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: