Esto lo arreglo en dos patadas

Sentido común es indignarse cuando te toman por tonto.

Archivos mensuales: septiembre 2012

Alianza de Imbéciles

En el día en el que la izquierda sigue en sus trece de no aceptar el resultado de unas elecciones democráticas salvo que ganen ellos, pretendiendo “okupar” el Congreso de los Diputados, con la anuencia si no la sonrisilla de los sociatas, el aplauso más sentido por parte de los tardocomunistas y supongo que algo más incluso por parte de los filoetarras, no es esto lo que más me ha cabreado.

En la jornada en la que tras la esperpéntica comparecencia de la imbécil integral de Mi Maleni en la comisión de investigación en el Parlamento andaluz, hoy le ha tocado el turno al imbécil alalo de Chaves para básicamente balbucear lo mismo, es decir, que se han enterado por la prensa como en su día se enteró el Sr. X, tampoco ha sido esto lo que ha excitado mis humores.

Hoy lo que me solivianta es que este puto gobierno traidor a la abrumadora mayoría de los que les votamos ha mandado al deportista baboso a esa cueva de ladrones que es la ONU a defender la mayor imbecilidad que parió ese gobierno de imbéciles, traidores y malvados del que por fin conseguimos librarnos a finales del año pasado. Se planta el barbas allí, con la cantidad de problemas que tenemos, a sostenella y no enmendalla a cargo de la pasta de todos los españoles. Y esto es así porque, dice la antierótica Soraya, un gobierno debe defender la posición de España sin dar bandazos porque cambie el partido, la persona o la ideología que detentan el cargo. ¿Para qué cojones votamos, entonces?

El caso es que, tras poner en su día a parir la parida de la “alianza de civilizaciones” ahora va el tipo a defenderla en la ONU. No tenemos cosa mejor que hacer, claro, porque ahora mismo la mayor preocupación de los españoles es eso, y no los cinco y medio camino de seis millones de parados, la maldita partida de póker que está jugando con el BCE, la UE, Alemania y el resto del mundo para no pasar a la historia como el que fué incapaz de evitar el rescate y la intervención. Tampoco nos preocupa que siga sin dejarse ver tras el antepenúltimo envite de los pedigüeños nazionalistas catalanes (esta tarde será el penúltimo). Nos trae al fresco su continuidad con la nefasta política antiterrorista de ZP y el hijo de la gran puta de Rub-Al-Khaaba. Nos la pela la nefasta calidad de la educación española. No nos quita el sueño la elefantiasis de las administraciones públicas, ni la brutal burocracia, ni los elevadísimos gastos que el mantenimiento de estas mierdas nos provocan. Por supuesto, el lamentable estado de politización de la Justicia que le añade el prefijo “in” en cuanto hay algún político por medio no merece ni medio segundo de nuestros pensamientos.

No me queda más remedio que llegar a la conclusión de que, entre bambalinas, se ha producido una alianza entre las huestes de ZP y la panda de Mr. Bershka. No me extraña que la Espe se haya pirado y haya dicho que hasta aquí hemos llegado. Yo tampoco querría tener nada que ver con esta Alianza de Imbéciles.

Mientras tanto, seguimos cuesta abajo y sin frenos.

Anuncios

¿el fin del dolar americano?

La nueva QE3 de Bernanke me tiene admirado. Ha puesto el listón de la política monetaria muy por encima del mismísimo Greenspan.

Esto me tiene admirado. No entiendo de economía, así que abro este foro de debate para que los pocos pero selectos lectores me iluminen con sus opiniones al respecto de si esta media es correcta y redundará en beneficio de la mayor economía del mundo, o si supone un suicidio por poner en peligro el valor de la moneda americana, poniendo en circulación un número tal de dólares que si se dividen los bienens y servicio que respaldan por las unidades emitidas, reflejan hasta que punto los economistas son irresponsables desde que se abandonó el patrón oro.

Algunos datos, nada más anunciarse la QE3:

– Wall Street sube ¿especulación a corto plazo?

– El oro y la planta se disparan ¿especulación a medio y largo plazo ante el reconocimiento del posible fin de una era?

Su turno

Tranquilo Mariano en tu sillón

Mariano. Él. El heroe del Códice. El abnegado presidente de las decisiones difíciles. Nuesto cruzado en Bruselas.

Así nos vende la burra la nueva TVE. Y así la veo yo: un animal político incapaz de ir más allá en sus tomas de decisiones de donde le pone los límites la Merkel. ¡Que desgracia de nación! Siglos ha que sus súbditos, que no ciudadanos, no pintan nada y que sus gobernantes, con honrrosas excepciones, no tienen sino la vocación de lucrarse y saciar su sed de poder al precio que sea; incluso el de llevarse su nación por delante.

Cierto es que no nos engañaba. Nos dejamos mentir. Votamos al Mariano que se cargó a Maria San Gil, al que limitó a Esperanza Aguirre hasta sugerir implícitamente que el liberalismo no tenía cabida en el PP. Era una emergencia nacional servir a la patria en el desalojo del Mr. Bean socialista pero, que desgracia, el nuevo inquilino de Monclóa solo tiene como mérito ser un poco menos tonto que el reciente vecino de la tradicionalmente obrera localidad de Somosaguas.

Mariano, pide el rescate de una puta vez. Te lo digo como persona que pisa la calle y ve cada vez menos atascos en la hora punta, más oficinas vacías, restaurantes y bares cerrando y a la gente, pasándolo realmente mal.

Esta crisis es una situación de emergencia nacional. No has sabido o no has querido transmitirlo porque tú, ante todos los problemas, pasas de puntillas y haces nada y menos para resolverlos, siempre con la vista puesta en el voto.

Ahora que estás empeñado en robarle un pedacito de electorado a Cataluña y el País Vasco te diré que hasta en eso estás errrado y herrado. En esos territorios tenías las pollíticas que sí daban frutos, con María San gil e incluso con el díscolo Alejo. Te lo cargaste todo para perder votantes. Y como no enmiendas, nos tienes ya cansados, hasta un extremo en que no te vamos a renovar la confianza. Te va a fallar tu verdadero vivero de votos, aquel que sí es capaz de cambiar de signo (el otro lo tendrás siempre ganado en esta España radical así como Rubalcaba tendrá siempre el suyo), votar en blanco o quedarse en casa. A lo peor te das una castaña en Galicia que pase lo que pase en el País Vasco, te van a cobrar los rivales políticos como un verdadero castigo de tu región más leal a tu asquerosa forma de hacer política, sirviéndose de ella como arma arrojadiza con que agitarnos al populacho en contra de cada nueva medida de ajuste que te venga de Bruselas.

Necesitamos ya el dinero de Europa. No podemos esperar más esta combinación sin precedentes de déficit corriente y de rentas. La balanza de rentas, capaz de compensar el saldo negativo de la corriente, mejor dicho, de financiarla, está reflejando una fuga de capitales, de inversiones y de confianza sin parangón en nuestra historia reciente. En diciembre ya lanzó el BCE una emisión de dinero de casi un billónde euros captado mayoritariamente por nuestra banca. Ahora ha financiado a lo largo de 2012, 350.000 millones de euros al Banco de España. Y mientras, los mercados, conocedores de esta problemática, obstruyen en su lógico beneficio los canales de la política monetaria hasta secar en España un componente tan esencial para su economía como el de la financiación. Esta parte de ayuda desde Europa no sale en los telediarios, empeñados en demonizar en todo momeno a nuestros socios, que se niegan, y quizá algún día acabemos por agradecérselo, a tener un Bernanke con el que financiar las políticas sin rigor presupuestario de los países periféricos.

Y mientras Mariano, a lo suyo, con su paquete de medidas “difíciles” para todos, que no para él:

– Dos mesecillos más de inacción a sumar a los de la campaña andaluza.

– Mensajitos atemperados y pañitos calientes con Artur Mas, en un momento en el que su afán independentista es simplemente irrealizable porque ni Cataluña ni España tienen pasta para pagarlo. Que sencillo, ¿verdad?. Si lo quieren, que se lo paguen y ya nos reiremos viendo a ver cómo.

– Más ajustes, por supuesto, desde el lado de los ingresos a modo de esfuerzos fiscales que asfixian a ciudadanos y empresas hasta convertirse en contraproducentes por la reducción de la actividad económica que conllevan.

– Nula disciplina, operancia y eficiencia en la reducción del gasto público. Esta medida sí sería dolorosa para tí, que no para la mayoría, y por eso no estás dispuesto ni a hacer el más mínimo gesto fuera de los cuatro parches aislados que han puesto algunos de tus ministros.

– Ausencia de vocación decidida en la reforma de la educación de forzar a las universidades a la colaboración con la empresa. Seguiremos viendo a nuestros jóvenes superformados, según la prensa, que la realidad es dicutible, realizando prácticas en las empresas en las que aprenden a coger el teléfono, hacer fotocopias, poner faxes y arreglar el Windows básicamente.

Pero tu, Mariano, tranquilo majete. A por el 30% de parados y lo que más te importa, la mayoría absoluta en Galicia y el resultado en el País Vasco.

Cuarenta y siete kilos

Según Marianín el Babas, esto es lo que pesa el pobre vasquito Bolinaga, oprimido por España, moribundo de cáncer. Al parecer, además, le preocupa su peso y que esta escoria humana se pueda llegar a morir en la cárcel y crear un mártir para la causa vasca. Otra vez más estamos ante el meapilismo, el perfil bajo, el no molestar y el evitar que le llamen facha, además de otras muchas cosas mucho peores sobre las que luego hablaré. Otra vuelta de tuerca, otro paso atrás, otra vez el poner la otra mejilla antes de que la sopa mediática projeta pueda decirles nada.

Yo ya les he admitido que soy muy mala persona, y en este caso no voy a hacer una excepción y voy a seguir siéndolo: Me importa tres cojones lo que pese este cabrón. Me la bufa si tiene cáncer, leo o virgo. Lo que puedan decir los mierdas abertzales me lo paso por el forro de los caprichos. Me limpio el culo con lo que puedan publicar en Gara o en El País. Este hijo de la gran puta mató a tres guardias civiles y mantuvo secuestrado a Ortega Lara quinientos y pico días. Por cualquiera de esas cosas se merece pudrirse en la cárcel, y mi deseo personal, como alguien que asistió a la agonía y muerte de su madre, es que la suya dure mucho más, y sufra aún más. Quiero que se pase tres semanas aullando como un perro y que ni la morfina le pueda librar de su dolor. A ver si esta vez le vale de algo ponerle la pistola en la nuca a su enfermedad, a este gudari de mierda. Y cuando por fin palme, su cadáver al mar, como el de Bin Laden. Con un poco de suerte sus coleguitas peregrinarán a visitar su tumba y se ahogarán. Eso que ganaría la humanidad.

Una vez dicho esto, la actitud del Gobierno, y específicamente del opusino catalán que regenta la cartera de Interior y la del deportista gallego invisible son de una iniquidad difícilmente superable. Nos han mentido desde el minuto uno hasta el noventa y uno. Nos han contado que tenían que soltarle para no caer en prevaricación cuando lo que estaban haciendo era tan similar a prevaricar que tiene plumas, camina como un pato y hace “cuá”. Este par de montones de estiércol con corbata, desde el momento en el que el piadoso incompetente se reunió con el gran traidor ZP nada más tomar posesión de su cargo, están decididos a seguir la nefasta política de concesiones, negociaciones y demás juegos de manos que iniciaron Rub-Al-Khaaba y su marioneta sonriente para facilitar el “momento político en el País Vasco”. De los putos sociatas no me sorprendía, ahora bien, la patada en los huevos que están dando estos dos grandes estadistas a las bases de su partido, a los que les votamos y a cualquiera que tenga un atisbo de principios es de traca.

A lo mejor evitan que los de la ceja les hagan un vídeo, pero lo que no van a evitar es que yo me niegue a volver a votar al PP mientras estos dos asquerosos sigan ahí. Con la economía se puede jugar, mal que bien, o al menos se puede aceptar que hay diferentes caminos para llegar más o menos al mismo sitio, pero con los principios no se juega. Con asesinos no se negocia, se les juzga. Con mafiosos no se trata, se les detiene. Con delincuentes condenados no se tienen medidas de gracia, se les hace pagar su deuda con la sociedad, hasta la última gota. Lo contrario es traicionar a quien te ha puesto ahí, a quien te paga el sueldo y a quien te debes, por razón de tu cargo.

Una vez más, y me repito: Sin atajos, sin componendas, sin concesiones. Memoria, Dignidad y Justicia.

Freedom from Catalonia

Aprovechando que hoy es hoy, voy a celebrar que vuelvo a contarme entre los vivos, o al menos entre los que sobrevivimos porque todavía tenemos subsidio de desempleo, dando rienda suelta a mis dedos para infligirles una nueva barbaridad. Espero que hayan disfrutado de este largo y cálido verano de descanso que la ausencia de exabruptos por mi parte les ha permitido, pero todo lo bueno se acaba y heme aquí una vez más dispuesto a maltratar, por este orden: Mi teclado, mi conexión, su conexión, sus ojos y sus neuronas.

La razón de mi silencio ha sido, entre otras cosas, que he aprovechado las circunstancias para disfrutar de unas larguísimas vacaciones de verano con mis críos. Salvo que mi situación laboral siga siendo la que es, es decir, ninguna, dudo que pueda volver a disfrutar de otro verano como este en un futuro cercano. Dudo, también, que consiguiera sobrevivir a otro verano así, puesto que esto de los niños es bastante más cansado que trabajar. Avisados están, por si alguna vez piensan en reproducirse.

Y la razón para, por fin, poner fin a mi ausencia de esta egregia tribuna (mucho menos egregia ahora que he vuelto) es que vuelvo a estar hasta los cojones de escuchar, ver y leer tonterías sobre, por y de los imbéciles nazionalistas tanto de Cataluña como de las Vascongadas. Estoy hasta la misma minga de pedigüeños victimistas, y aún más hasta los mismos belfos del deportista baboso que se sigue poniendo de perfil ante cualquier cosa que pueda oler a polémica que nos hemos votado como Presidente del Gobierno. Entre los unos y los otros van a conseguir que me vuelva a cabrear, joder, con lo cansado y relajadito que vuelvo yo de mi retiro estival.

Para intentar evitar que se me vuelvan a inflamar los humores, creo que voy a empezar una campaña, nada imaginativa por supuesto dado que no me da el talento para tanto, con el lema “Freedom from Catalonia”. Resulta imperativo que los que nos hayamos en esta situación de hartazgo de las demandas sin fin de esta banda de paletos chorizos y chapuceros nos aliemos para solicitar el legítimo recurso constitucional del Referendum para pedir lo siguiente:

1- Expulsión de gran parte de lo que ahora es la Comunidad Autónoma catalana de España.

2- Repatriación, previa a la expulsión, de todas las inversiones históricamente realizadas por el conjunto de España en dichos territorios.

3- Construcción de un foso alrededor de las futuras fronteras.

4- Llenado de dicho foso de pirañas, cocodrilos, perroflautas y sindicalistas.

5- Minado de las aguas internacionales en derredor del nuevo país.

6- Vertido de todo lo que nos sobre a las aguas del Ebro, diez metros antes de que se nos haga maricón.

7- Preparación de un mensaje estándar para contestar a todas las comunicaciones internacionales que provengan del nuevo país, con el siguiente texto: “Veros a tomar pol culo”.

Y los siguientes, los vasquitos. Me joderá haber nacido en el extranjero una vez que les echemos, pero con éstos me juego con ustedes dos euros y no los pierdo que al cabo de dos años están pidiendo por favor que mandemos cascos azules para proteger a los meapilas del pene en uve de las rabiosas hordas abertzales. La respuesta, por supuesto, será la misma que en el punto siete del referendum catalufo.

He dicho.