Esto lo arreglo en dos patadas

Sentido común es indignarse cuando te toman por tonto.

Pensamientos profundos

Creo que estoy atravesando una crisis existencial, o algo así de nombre igualmente rimbombante, porque no tengo ni ganas de tener ganas. O eso o es que soy humano y saber que me voy a quedar en el puto paro de aquí a dos semanas y algo me afecta. Es una de esas épocas en las que a uno de la por pensar en cosas profundas, como por ejemplo las siguientes:

Lo profunda que debe ser la falta de moral de todos los tipos que han estado durante todos estos años en los consejos de administración de las cajas de ahorros de cualquiera de las taifas españolas.

Lo profundos que son los bolsillos de esos mismos tipos para conseguir hacer desaparecer las jubilaciones y finiquitos millonarios que se han introducido en ellos, tras haber cobrado unos enormes sueldos durante años por ser las marionetas de los partidos políticos que allí les colocaron.

La profundidad de la garganta de MAFO para aguantar hasta hoy mismo en la poltrona del Banco de España tras permitir todas las tropelías que ha permitido durante los siete años y medio de Zetaparismo y los seis meses largos de post-Zetaparismo que lleva con el culo clavado en dicha poltrona sin que nadie se haya atrevido más que veladamente a sugerir que este tío donde debería estar es delante de un tribunal intentando defender su inocencia de más de tres y más de cuatro delitos.

La profundidad de la traición a España y a los españoles del PSOE, con ZP y RbCb a la cabeza para, teniendo la ocasión que tienen para hacer sangre contra Rajoy y su pandilla, anden callados como putas y agitando el espantajo del IBI de la Iglesia Católica para intentar desconcertar al ganado lanar. Eso sin hablar de su profunda sumisión a Prisa y todo el conglomerado de intereses prisáicos, inconcebible en ningún país civilizado en el que la ley del mercado funcionase de forma mínimamente libre.

La profunda connivencia del PP en el desaguisado cuando han permitido a MAFO seguir donde estaba más de tres minutos tras ganar las elecciones de forma arrasadora y muestran las pocas ganas que tienen de que el asunto se airee convenientemente en la prensa, en el Parlamento y en los juzgados. Si no actúan como deben es porque probablemente ellos también se las comían de dos en dos, o de tres en tres.

La insondable profundidad de la estupidez PePera si esperan que o bien los de aquí nos creamos su impostada actitud de firmeza ante la UE, o bien los de fuera se crean que con cuatro parches y tres puntadas sin hilo van a arreglar los profundos problemas que ahora mismo afronta España para que algún inversor extranjero se crea que puede merecer la pena arriesgar su pasta en deuda pública o privada de por aquí.

Si no es estupidez, entonces se trata de maldad aún más profunda, manejando los tiempos y dejando que la situación llegue a extremos tales que sea evidente hasta para el apesebrado izquierdoso más recalcitrante que hay que cargarse las putas autonomías, hay que sacar las sucias manos políticas del sistema financiero y que hay que limitar de forma lo más inamovible posible el omnímodo poder político en todos los sectores, especialmente el judicial.

Quizá mi desgana se deba a todas estas cosas, o quizá a ninguna de ellas y no sea más que culpa del calor, que ya viene apretando, cual si fuera familia del tal Riesgo, imitando a su prima.

Anuncios

Una respuesta a “Pensamientos profundos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: