Esto lo arreglo en dos patadas

Sentido común es indignarse cuando te toman por tonto.

Archivos mensuales: abril 2012

Re Inserción

No me refiero con el título a esa gilipollez buenista que dice perseguir el sistema penitenciario español, sino al hecho de que el Gobierno ha anunciado un ambicioso plan para la reinserción de presos etarras, del GRAPO e islamistas, aún más agresivo que la ya asquerosa “vía Nanclares” que tácitamente han reconocido que están aplicando. A lo que me refiero con el título es a que nos la vuelven a insertar, de canto, en lo que se refiere a los asesinos vascos que nos llevan amargando la vida más de cuarenta años. Del GRAPO quedan tres, que no le importan a nadie, e islamistas hay uno, tras el magnífico juicio del 11-M, así que están ahí para hacer bulto e intentar disimular lo indisimulable.

Nos la metieron cuando sembraron el terror con sus actos salvajes, dejando muertos, heridos, huérfanos, viudas y mutilados de por vida.

Nos la volvieron a meter en unos dicen que doce, otros que trece, y otros que catorce, treguas trampa.

Nos la endiñaron una vez más cuando la puta víbora calva, el traidor RbCb, puesto ahí porque la ETA obligó al montón de mierda de ZP que le pusiera, dijo que estaba todo perfectamente verificado y volaron la T4, y siguieron encalomándonosla cuando este mismo tipejo despreciable siguió negociando con ellos mientras decía que no lo hacía.

Nos pegaron otro golpe de riñones cuando legalizaron, después de muchas delibaricaciones, a la rama política de la que cuelgan estos orangutanes.

Y es ahora, cuando muchos lo esperábamos, aún negándonos a creerlo, cuando el puto Nerón galáico, el maldito baboso deportista, el muy traidor hijo de la gran puta dice que les va a dar cursitos de democracia para que terminen de aplastarnos las hemorroides con la pistola.

Pues en mi nombre no, cabrones. Yo ni acepto olvidar, ni renuncio a mi dignidad, ni pienso abjurar de mi derecho a que estos asesinos se pudran en la cárcel y cumplan íntegramente sus condenas. Ni reinserción ni pollas, que lo hubieran pensado antes de empuñar un arma para pegar un tiro en la nuca o antes de colocar una bomba, o antes de chantajear a nadie para financiar sus putas, sus cubatas y sus actividades mafiosas.

Ahora sí que sí te va a volver a votar tu prima, barbitas. Más vale que el resto del PP se ponga las pilas y te defenestre, de lo contrario vas a dejar la hostia que se ha dado el PSOE en estas generales en mantillas.

Envidia mala

Para no variar, me voy a ir un poco por la tangente, y en vez de hablar de los presupuestos, me voy a ir a los EREs andaluces, o más concretamente a la señora Juez que está entrullando, uno detrás de otro a un montón de sociolistos que se lo han estado llevando crudo durante ni se sabe los años. Encomiable como es la conducta profesional de esta señora, está teniendo, además, la virtud de sacar de quicio totalmente a la Projeta Quota Feminist Army.

Produciéndome el alborozo que me produce el hecho de que los que meten la mano a la caja vayan a chirona, el gustito que me da ver echar espumarajos por la boca a toda la tropa de incompetentes a las que nos toca pagar porque  hay que rellenar de grietas unas listas me pone una medio sonrisa, así de medio lado, que seguro provocaría que alguna feminista rabiosa me intentase incinerar con el secador.

Me puedo imaginar los retortijones de tripa que tienen que estar sufriendo la anormal de la Valenciano, la borderline de la Soraya, la Pajillas, mi Maleni, Bibiana, la canónica Sinde, la tonta de los cojones de la apretrujillo, la analfabeta Chamosa, la mujer de Barroso y tantas otras que están ahí porque ser projeta es genial si eres tía e incapaz de pensamiento racional y pretendes vivir como una reina sin dar un palo al agua.

Y estoy seguro, además, de que como son tan imbéciles, y son tan militantemente feministas, lo que más les jode a estas cretinas no es que la Juez Alaya lo sea por oposición y no por la puerta falsa como la venenosa Vice-Vogue, ni que esté empurando a tanto conmilitón, sino que tiene bastante más clase y está bastante más visible que todo el resto de ellas.

Y es que además de imbéciles, son unas arpías envidiosas.

 

Demasiado poco, demasiado tarde

Llevo casi dos semanas en una neblina algodonosa de analgésicos, anti inflamatorios y otras drogas, pero aún así no he conseguido abstraerme totalmente a la avalancha de noticias gilipollescas que han rodeado al bobón mayor del reino. Sí, hombre, el que se llevó una puerta por delante durante una trompa, el que mató a un oso que iba trompa y el que aparentemente se ha apiolado a un proboscídeo paquidermo en un país de nombre impronunciable durante un viaje pagado por un nota de reputación poco presentable. Y no habría pasado nada si no fuera porque el tipo ya va para viejo y se ha descoyonido la cadera por culpa de las irreprimibles necesidades que la próstata impone en los hombres de cierta edad durante la noche, y claro, el pastel ha reventado y ha saltado, con todo lo que le rodea, contra el cristal del escaparate.

Tal es la polvareda que se ha levantado con el asunto de elefantito, que el andoba ha salido con cara de que le hayan dado detrás de las orejas, compungido cual crío de seis años al que han pillado con las manos en la masa, diciendo que pide perdón y que no lo volverá a hacer. Eso sí, por otro lado ya ha dicho la portavocía de la Regia Casa que el bobón mayor seguirá haciendo básicamente lo mismo, a saber: Beneficiándose a la tal Corina, yéndose de viaje, y en general haciendo lo que le sale de los regios belfos pero que informará de ello, sin decir ni a quien ni en que plazos. O sea, otra burla de las habituales en este puñetero país de pandereta. No me extraña que la griega tardase tres días en ir a verle y prefiriese estar de parranda con su latifamilia. Si yo soy ella tengo que esperar dos semanas para poder echarle la vista encima sin partirle la crisma, por gilipollas.

Al final este fraternal homicida involuntario, de desconocida implicación en el 23-F, y con más de cuatro cosas de las que se ha ido de rositas por la absurda impunidad  del rey recogida en la Constitución, le va a dejar un marrón a su hijo que, contra todo pronóstico, va a hacer que me reconcilie con el tipejo. Con el hijo, digo, con el viejo ya no me reconciliaría ni que se pegara un tiro en directo. Desde luego, las disculpitas de mentirijillas estas no van a hacer que cambie mi opinión sobre él. Hay una inercia de muchos años que es prácticamente imposible de cambiar, y desde luego no con tan poco ni tan tarde.

Y lo que más me jode de todo el asunto es que el heredero es el único que en todo este follón se está comportando de forma presentable, y que RbCb y sus huestes está empeñados en hundir a la monarquía, con lo cual no me va a quedar más remedio que volverme felipista, a mis años. Eso sí, monárquico jamás, no se preocupen, que la ingesta de drogas no ha hecho tantos estragos.

He vuelto. Sigo vivo, y cabreado.

Brufaudadores

Que conste que esta batidora de letras que viene a continuación no es para joder a sognidipasargad, al que agradezco su participación en el blog y al que animo a escribir entradas, sino porque el profesor Fufinski acaba de preguntarme por email que con quién voy, si con Guardiola o con Laporta.

He de reconocer que la actitud de la Kirchner me estomaga por varias razones.

La primera, la asquerosa anteposición de su interés personal frente al de su pueblo, al que hace un flaco favor nacionalizando las acciones de Repsol en YPF. Claro, que digo yo que si la han votado, se lo tienen bien merecido, ¿no?. Yo por lo menos me encuentro muy aliviado espiritualmente cada vez que me castigan con impuestos y precios de  bienes y servicios monopolizados. Siento como purgo con cada céntimo de euro que se me esfuma, un pedacito del pecado capital de pertenecer a un pueblo que votó a un imbécil como Zapatero. Por cierto, este tipo es del Barsa, tramposo y subnormal, como otro que yo me sé. Me pregunto si no será un agente neo-peronista-leonés.

La segunda, porque los beneficiados, al igual en en Ex-panya, son los ricos y el Barsa. Bueno, esta vez y de momento, sólo los ricos. Y tercero, porque los grandes perjudicados son los pequeños accionistas, trabajadores y paganos expanyoles.

Aquí el amigo Brufau, aquí Datemus, aquí la familia Eskenazi, aquí unos amigos. No te jode. Nos acabamos de caer del guindo con esto de la nacionalización. Vaya nombrecito el de los amigos de la Caixa. ¿Mezcla de vascos y nazis? Pues no lo sabemos. Todo es posible en un país de tanta inmigración  de ambas razas. Lo que sí sabemos es que los Eskenazi han recibido un pastizal de los españolitos de a pie, y todo a través del gas que pagamos al precio que a Brufau le da la gana. Así, Antoñito aumentó robando de la carterita de cada súbdito del cazador de elefantes, el porcentaje de acciones de Petersen (Eskenazi) en YPF. Y a cambio del dinerito, en los despachitos que tanto le gustan a los pragmáticos señoritos, Petersen influía (¿de dónde habré sacado yo el binomio despacho-influencia? sin duda de mi naturaleza deportivo-competitiva) para que el gobierno argentino elevara el precio de los hidrocarburos, y los inteligentísimos catalanes demostraran a la humanidad su natural don de generar riqueza, para envidia de todo mortal nacido fuera del Baix Penedés y territorios colindantes.

Es decir, asistimos a la historia del típico genio empresarial catalán que tanto se refleja en la insignia de su nazionalismo: yo te compro con el dinero de los imbéciles de los españoles, que no se enteran de nada, y tú manipulas para que yo gane. Además, como Cangrena 3, La Primierda, La Seputa, La Secta y Telecirco son mías, me aparezco ante los meapilas de los territorios peninsulares como paradijma del emprendedor. ¿A que les suena al F.C. Barc….? Si es que todo se pega. Hay que joderse con los fenicios estos. Pero qué guarros feriantes están hechos.

Una pena porque en estas el señor Kirchner va y la palma, y la viuda, saca del aramario o de la cama, que nunca se sabe, a las otras amistades del otrora matrimonio. Resultado: ya lo ven. El mejor equipo del mundo a tercera división, infamemente robado eso sí, según la Primierda, la Seputa y la…..que los parió a todos estos hijos de la gran puta del cuarto poder.

Ahora, con el precio de las acciones de Repsol cayendo en picado, no puedo evitar sonreirme al pensar si los “Sacyristas” Pemex y Damm volverán al ataque. Me muero por oir al niñito de papá Oriol Pujol reclamar los penalties que Mariano tiene que pitar para salvar a Brufau.

En definitiva, señor Fufinsky, si se hundieran Cataluña y Argentina bajo el agua, quizás la salmuera obrara el milagro de depurar a la buena gente de las buenas fuentes. Puedea que fuera una catástrofe para el ecosistema marino engullir a unas cuantas toneladas de gentuza, pero seguro que el impacto sería imperceptible en comparación con el beneficio para la humanidad, empezando por los susodichos territorios.

La España de Godall

Que asco de cien días.

Ya he dejado de ver fútbol, o lo que cojones sea eso que juegan once contra once salvo cuando juega el barsa. Entonces son once de un equipo contra once retrasados autoconvencidos por la propaganda fascistoide catalana, nada desdeñable en poderío y getamen, de que son invencibles por sí mismos y el resto gilipollas por denunciar su mafioso coto de trampas.

Entre estos presuntos gilipollas curiosamente ha surgido un ex-directivo del club de Urdangarín, un tal Godall. Este es tan torpe y tan imbécil que pareciéndole que a su equipo de timadores se le escapaba uno de los timos y encima a manos del rival envidiado, les arenga no a que fichen mejores trileros sino a que sobornen más aún a la policía.

Este descaro sin par pone de manifiesto con toda mi tristeza hasta que punto es celtibérica Cataluña. Es más, mucho más ibérica, fenicia y feriante que cualquier otra región del mundo que conozca, para nuestra desgracia, ya que les acerca a la segunda España en carácter más todavía que Andalucía. Que pena, porque veo que no nos libramos de ellos ni con agua caliente y que seguirán con el jueguecito de perdonarnos la vida a cambio de más dinero. Si hubiera un presidente del Gobierno Español, les mandaba a tomar por el culo con sus 33.000 millones de deuda, pero aquí somos así de mojigatos y pusilánimes.

Las declaraciones de Godall supondrían un escándalo origen de un torbellino de ceses y dimisiones en cualquier país democrático. Aquí, con un cuarto poder manipulado por Prisa, Roures y Godó, no son sino una anécdota graciosa a pasar por alto.

Por ello también me temo que tendré que seguir viendo como mangan las copas y trofeos de todas las competiciones en que participan, y como a mi me dejan en manos de la escritura,  privado del ratito en el bar con los amigos, ya que indigna y pone de muy mala leche que le tomen a uno por tonto, como bien dice Fufinski en el título del blog.

Ya podéis empezar a celebrarlo todo, grandísimos hijos de puta tramposos, que ahí tenéis a Roures vistiéndolo todo de talento con su cinismo sin par. Que asco me dais.

Problemas médicos

Habrán notado ustedes que la cantidad de improperios por día ha bajado sensiblemente en este intento de publicación. O a lo mejor no, porque en realidad nadie presta atención, que es lo más probable. En cualquier caso, la razón es que el que les arroja las barbaridades a la cabeza anda con problemas médicos que le obligarán a ponerse en manos de un carnicero en los próximos días, con la esperanza de que dicho matarife tenga buen día y no le prepare ningún destrozo mayor del habitual.

Ahora bien, no quería dejar yo pasar la oportunidad de comparar mis problemas, los de un montón de mierda etarra y los verdaderamente importantes, los de esta España que nos toca vivir y que parece no tener solución. Es por joder, ya saben.

Me enteré el otro día que una hez con patas andaba la pobrecita malita y que el Gobierno iba a acercar al excremento en cuestión a un penal más próximo a donde su familia reside, porque somos así de buenos y de humanitarios. Es de suponer que a esta escoria la trata la sanidad pública que todos pagamos, y que el traslado no se lo pagó él ni su familia ni sus revolucionarios impositores compañeros de organización terrorista y mafiosa, sino que se lo pagamos entre todos, al igual que pagamos los sueldos de los guardias civiles que le tendrían que trasladar y el de los funcionarios de prisiones que le mantienen a él, y a toda la bazofia etarra presa, a cuerpo de rey en las instituciones penales españolas. Renuncio a calcular el coste para ustedes y para mi de la “medida humanitaria”. Todo esto sin que este desperdicio de materia orgánica haya cotizado un pavo en su puta vida por su actividad antihumanitaria.

Por otro lado, para poner el remedio posible a mi problema de salud yo estoy usando los medios de un seguro privado que llevo años pagando, sin dejar de pagar la sanidad pública y, desde hace unos años, sin desgravarme un duro de lo que gasto para ahorrar dinero a los servicios públicos. Es más, mi período de baja laboral será lo más corto posible puesto que tendré echandome el aliento en el cogote a una mutua que mi empresa paga para evitar que me pueda tomar un mes de vacaciones a costa del dinero de los contribuyentes. Todo esto cotizando como un cabrón y pagando impuestos como buen asalariado sin capacidad para esconder ni un pavo del orwelliano ojo de la hacienda pública, que según los anuncios somos todos. Y, por supuesto, gastándome un pastón en mi seguro privado de salud, pastón que me podría fundir en farlopa y putas, que a lo mejor eso desgrava o me arrima a alguien que tenga mano en el reparto de alguna subvención.

Para terminar, la verdadera enfermedad no es la de un tipo que o ha matado o a contribuído a que otros maten, o la mía, sino la de un país en el que es más habitual ver comportamientos y situaciones como la primera, y que nos parezcan totalmente normales, mientras que todavía alguno tras leer estas líneas dirá que soy un facha y un cochino burgués que lo que quiero es acabar con el sistema de sanidad gratuito y universal.

En fin, que en estas estamos y en estas seguimos, y que si notan ustedes que desaparezco una temporada será porque andaré ocupado cicatrizando.

Nos vemos al otro lado.

Y 100 días después llegó el Domingo de Ramos

Y no con palmas, tal vez porque pocos le aplauden a día de hoy, pero sí bien surtido de borricos, entra D. Mariano en el periodo en que según algunos se le acaba el margen que hay que darle a todo gestor.

Me ha decepcionado mucho Marianín en este periodo, y sólo estoy dispuesto a no pedir una crisis de gobierno por aquello de respetar esta dichosa ley divina de los cien días y porque cuando uno mira al partido alternativa, le entran más ganas aún de hacer las maletas y largarse.

En lo político me sigue repugnando su actividad, limitada a estar por encima del bien y del mal sin el menor interés ni capacidad para explicar el sentido de sus reformas. Esto lo adereza con un repugnatísimo pacto sin sentido con la CIU más independentista y voraz de la historia, del que no sé que coño pretende scar aparte de un descalabro electoral en Cataluña. ¿Acaso CIU hubiera buscado el apoyo de los chicos de Alicia si no necesitara sus votos en el Parlament? Es un pacto bastante vomitivo por ambas partes pero del insoportable hedor sólo el PP sale perjudicado por la repugnancia que le produce a sus votantes catalanes y no catalanes su mezquina actuación. A CIU le perdonarán todos sus votantes mientras les sigan manteniendo viva la llama de que no son millonarios ni están casados con Angelina Jolie o Brad Pitt por culpa de Madrid, atrevimiento humano sin perdón que viola el deseo del Creador del que el Catalán sea tan superior a los demás como el Barça de las competiciones amañadas. Si les consigue unos bocados del pastel de la financiación territorial del genial ZP, se les perdonará en las urnas los apoyos de los mismísimos Franco y Jose Antonio.

En lo económico, lo siento mucho pero no me creo ni un sólo pilar de sus reformas. Primero, todas son coyunturales. Les importa un pimiento el modelo productivo español y sólo están pensando en como van a llegar a las elecciones próximas. Segundo, me parece una canallada que demoraran los PGE hasta después de las elecciones abaluzas y asturianas, relegando el interés general al de su partido.

Tercero, no me creo los presupuestos generales del estado. Ni yo, ni los que de verdad saben de esto, que es lo que importa. Para una cosa que había hecho bien Mariano, que es mandar a tomar por el culo a los arrogantes alemanes y pantar el objetivo de déficit en el 5,8%, va y se la envaina. Bien le podía haber dicho a la gorda y su séquito que la deuda pública de España está bien por debajo de la de la media de la UEM, y que nos deje combatir de una santa vez y en paz contra nuestro gran problema, el de la deuda privada. Ya verán como acabamos más cerca del 5,8% que del 5,3% y entonces nuestros aliados nos ayudarán como hasta ahora a deteriorar nuestra credibilidad, con más saña si cabe.

Y esto enlaza con la reforma financiera. Parece a todas luces insuficiente y que no va a permitir el flujo de activos inmobiliarios asequibles que conduzca a vivienda barata y reactivación del crédito. Pero de verdad ¿alguien se cree que esta reforma se va a completar sin ayudas públicas?

Y por último, no me parece justo que las reformas se fundamenten en la reducción por la vía recaudatoria y la del deterioro de los derechos de los trabajadores. ¿Qué estamos sobreprotegidos en comparación con otros mercados? Sí, claro. Esta es la nación de los desagradecidos como dijo Benito Pérez Galdós. Y el empresario español, en especial según crece el tamaño de su empresa, más que en ninguna otra parte. En esta crisis observo con pavor como mandos intermedios de altísimas habilidades, talento y experiencia son despedidos tan sólo porque no han cumplido los objetivos del último año en departamentos que han creado y desarrollado hasta donde les han dejado. Vale, de acuedo en que es necesario abaratar el despido, pero hay supuestos mezquinos como el de la reducción de ventas en dos trimestres consecutivos ¿Y si a la par se está aumentando la rentabilidad de la compañía? ¿Queda justificada la medida entonces?

Es mucho más fácil darnos por el culo que aplicarse ellos un buen tijeretajo ejemplarizante en primer lugar (me refiero a la casta política) y en segundo adelgazar el gasto por cuenta corriente de las administraciones de verdad, y no con gestos para la galería.

Muy decepcionado, Mariano. Mucho ruido y pocas nueces. Está usted a la derecha de la derecha, y más a la demagogia que a la política.

Le salva que hay todavía hay mucha buena gente dispuesta a salir de ésta trabajando que levanta la cabeza y ve a Rubalcaba y los sindicatos, y sigue prefiriendo el mal necesario que usted supone. Que bonita oportunidad está derrochando de hacer algo grande.