Esto lo arreglo en dos patadas

Sentido común es indignarse cuando te toman por tonto.

Cerveza y vida

En la penúltima quedada de vividores subvencionados, un tipo que cobra una pasta de Bankia, tras soltar una sarta de gansadas pasadas de chiste a voz en grito, dió por finalizado el evento al grito de que ahora a tomar cerveza y a vivir. Probáblemente sea la única cosa en la que este tipo que tan caro nos sale a los que de verdad trabajamos y yo podamos estar de acuerdo, puesto que la cerveza es uno de los pilares que da sentido a la vida, una de las constantes a lo largo de todos los tumbos vitales que unos y otros vamos dando en este río revuelto en el que, en general, sólo ganan algunos pescadores. Y por otro lado, sea con cerveza o sin cerveza, vivir tiende a ser una opción bastante preferible a no hacerlo, especialmente para los que no conseguimos tragar la píldora de que hay algo tras diñarla, por muy grande que sea la garrafa de agua bendita.

Aparte de eso, el mensaje de todos estos onerosos jetas es infumable. Yendo aún más allá, el envoltorio del mensaje es no sólo asqueroso, sino que cualquier persona con dos dedos de frente y un mínimo de honradez debería repudiarlo. Sin entrar en las razones casi intelectuales que los sindicalistos españoles usan para intentar dar un cierto contenido a sus rebuznos, no es de recibo que en el siglo actual sigamos teniendo que tragar con actitudes inventadas por los ludditas y perfeccionadas por los corleones de distintas épocas. Es inaceptable que en un estado que quiera ser de derecho haya gente que se vaya de rositas tras usar la violencia para imponer sus opiniones a otros. No se puede admitir por parte de la sociedad que haya un grupo de bípedos implumes que usen la violencia para impedir que otros hagan su vida normal. No tiene justificación dentro de una sociedad que aspira a ser democrática que los derechos de unos coarten libertades de otros muchos que no afectan en modo alguno al ejercicio de dichos derechos.

No hace falta ninguna ley adicional a las ya existentes, basta con aplicar las que ya están en vigor para que a cuatro gilipollas no les salga gratis hacer perder dinero a alguien, sea autónomo, pequeña empresa, trabajador, gran empresa o comunidad de vecinos al usar la coacción, cuando no la violencia, para impedir el normal desarrollo de las actividades profesionales de otros. La silicona, las piedras, los palos que sujetan las pancartas, las voces o las barricadas ardiendo no son eximente ni atenuante de ningún delito en una sociedad en la que nadie impide a nadie hacer huelga las veces que quiera por las razones que quiera.

Si la justicia no actúa, por la razón que sea, siempre nos queda la posibilidad de solicitar al legítimo Gobierno que democráticamente nos hemos dado que tome las medidas adecuadas para que las organizaciones que recurran a este tipo de métodos no cobren un euro más de subvención ni reciban un céntimo más por “cursos de formación” y pasen a financiarse exclusivamente con las cuotas de sus afiliados.

En caso de que el Gobierno siga de perfil y no tome las medidas adecuadas para que estos salvajes no sigan costándonos un riñón y parte del otro, no nos quedará más remedio que pensar que hay cobardes razones políticas que justifican el mantenimiento del actual estado de cosas para evitar que surjan unos entes sindicales independientes de, y por tanto incontrolables por, el omnímodo poder de unos políticos mediocres e incapaces de enfrentarse a una sociedad libre.

Mientras sigamos en una sociedad en que haya excepciones al tan español “el que la hace la paga”, sean políticos, sindicalistas, toreros o sexadores de pollos, no podremos mirarnos al espejo sin sentir vergüenza. Si queremos seguir viviendo felices y ser capaces de tomarnos una cerveza con ánimo de disfrutarla y no de olvidar otras cosas, se impone acabar con los apaños y las inmunidades de unos y otros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: