Esto lo arreglo en dos patadas

Sentido común es indignarse cuando te toman por tonto.

Menos, pero no solos

Hoy nos hemos desayunado con el anuncio de que todos menos la pandilla de Rosa Díez habían llegado a un acuerdo para uno de esos comunicados patéticos de unidad de los demócratas contra la violencia terrorista y demás palabrería de la que ya estamos bastante hasta los belfos después de cuarenta y tantos años de aguantar asesinos mafiosos y terroristas vascos. Sí, son vascos, no son extremeños. Conviene no olvidar ese pequeño dato que muchas veces parece que interese obviar no vaya a ser que alguien necesario para aprobar unos presupuestos o cualquier otra cosa se vaya a molestar.

Mientras tanto, se juzgaba en la Audiencia Nacional post-Garzonita a los dos hijos de mala madre que pusieron la bomba que mató a un jubilado y a una cría de seis años en Santa Pola. Por supuesto los dos excrementos con patas han montado el habitual espectáculo que la escoria etarra monta cada vez que pisa un banquillo, y parece que ya estamos tan adormecidos por la repetición que no nos importa que cuatro chulos de sidrería se pasen a cuarenta millones de personas por la parte sudada de la entrepierna.

Esta vez, y supongo que no será la última, tengo que ponerme del lado de la minoría. Tengo que ponerme del lado de UPyD, como víctimas del nuevo cordón sanitario surgido de esa alucinación colectiva llamada “ausencia de violencia”, o “nuevo tiempo político en el País Vasco”, o como cojones quieran llamar a los siniestros triles que los unos y los otros están montando, con los cubiletes llenos de muertos de un lado y de víctimas con derecho a indemnización en el lado de la empuñadura de la pistola. Me tengo que poner del lado de la madre que llora porque habría preferido estar sufriendo la adolescencia de su hija que estar colocando flores encima de su pequeña tumba. Me tengo que poner del lado de los nietos que se quedaron sin abuelo aquel día de agosto de hace diez años. Me tengo que poner del lado del casi millar de personas que si no fuera por los pocos que seguimos diciendo en voz alta que queremos memoria, dignidad y justicia no podrían ser sino silentes tumbas repartidas al azar por los camposantos españoles.

Que el PSOE siga en sus trece de la solución Jesusito, de la negociación ZPeril y del Faisán Rubalcabiano no me sorprende lo más mínimo. No espero nada bueno de ellos, la historia no sugiere que sean capaces de otra cosa que tropelías, mentiras y desfalcos. Ahora bien, que el PP a estas alturas ande echándose en los bracetes de un apaño que les ha caído en las manos y no dé un manotazo en la mesa y ponga los papeles boca arriba, traicionando uno de los pocos principios en los que la mayoría de sus votantes están no sólo de acuerdo, sino algo más, es de traca digna de petardazo de la T4. A lo mejor estamos viendo los efectos de aquella reunión tan curiosa del nefasto ZP con el nuevo Ministro del Interior nada más tomar éste posesión.

Desde aquí quiero decirles a las víctimas, a sus familias, y a quienes se siguen jugando la vida en este País Vasco ausente de violencia que pueden ser cada vez menos, siguen sin estar solos. Yo no pienso renunciar ni a la memoria, ni a la dignidad ni a la justicia.

Anuncios

Una respuesta a “Menos, pero no solos

  1. torpe-do 02/22/2012 en 08:02

    Les ha vuelto a poder el “buenismo” del pp. No aprenden nunca. Mayor Oreja, Iturgaiz, San Gil y todos los del partido que durante tantos años se han jugado el pellejo ¿habrán quemado el carnet del partido?

    Cada día quedan menos motivos para sentirse español

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: