Esto lo arreglo en dos patadas

Sentido común es indignarse cuando te toman por tonto.

Me voy a tomar otras dos

En estos días tengo la sensación de haber vivido todo esto antes. Sufro un picorcillo raro en el ojete como si me la hubieran metido doblada. Ni siquiera el ir de pastillas hasta un puntito por debajo de las orejas consigue que mi ceja izquierda recupere su posición de reposo.

A unas medidas económicas dignas del estalinista más retrógrado seguimos con no se sabe muy bien qué en todo lo demás mientras nos siguen dando la matraca con los putos cien días de los cojones. Les voy a decir yo a los del banco que me den los cien días para pagar la hipoteca, que seguro que me dan una palmadita en la chepa y me invitan a una caña. No te jode.

Y para hacer todo más parecido a lo que me temo que es, va el Nerón galáico y se planta en Marruecos a rendir pleitesía al sultancito y a aplaudir sus “medidas democratizadoras”. Mariano, medidas seguro que son, pero lo de democratizadoras no se lo cree ni Gili Toledo. Y, por supuesto, de hablar de lo nuestro hoy no tocaba porque hoy nos hemos puesto el jeto de hablar de lo internacional cuando resulta que en lo internacional, gracias al magnífico trabajo de ZP I el Traidor, pintamos menos que yo en mi casa. Vete a tomar por el culo, coño, y empieza a barrer tu patio antes de permitirte el lujazo de opinar si el baldosín que han puesto los demás en el salón te parece más o menos bonito. Y mierda tienes como para gastar varias escobas antes de que se distinga el color del suelo, pero claro, estando de perfil es jodido darle a la escoba con eficiencia.

En el patio de monipodio antes llamado España, mientras Marianico andaba babeándole el cimbel al comendador de los creyentes, tenemos al superjuez excelentísimo presentando una defensa intelectualmente desoladora en el proceso que se sigue contra una de sus múltiples actuaciones impresentables con espectáculo zejil a la puerta del juzgado incorporado. Tenemos a ese señor calvo que nos ha colocado unos impuestos superiores a los de Suecia con unos servicios dignos de Nigeria diciendo que va a intervenir autonomías y que va a sacar una ley para entrullar a los que malgasten, cosa que no se cree ni el primo tonto de Gili Toledo. Tenemos al Faraón Ruinoso diciendo que la culpa es de la ley, que está mal hecha, y no de una justicia que ya no llega ni a merecer el calificativo que aquel alcalde andaluz le dedicó hace unos años y que le costó pasar una temporada a la sombra y a cuatro mequetrefes que han chuleado a todo dios y nos han costado una puta pasta en investigaciones y juicio tomando rebujitos por Sevilla mientras el cadáver no aparece. Tenemos a un tal Griñán, joven promesa de la política, diciendo que para chulo yo. Tenemos a los nazionalistas de ese país pequeñito al norte encontrando la solución al déficit sanitario en la forma de no atender al que no hable catalufo a ver si con un poco de suerte se va a costar dinero a algún otro lado, que no están ellos para andar gastando en curar charnegos, coñe.

Tenemos tanto que me noto superado. Creo que me voy a atizar otro par de pastillas, a ver si consigo que no me duela tanto la cara de gilipollas que se me está quedando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: