Esto lo arreglo en dos patadas

Sentido común es indignarse cuando te toman por tonto.

La Agencia del Rating Ético

Sí. No voy a ahondar en los temas de las primeras publicaciones del año, que suficientes palabrotas llevo ya escritas para refererime a nuestros representantes al dejar mis comentarios a Fufinski.

He de reconocer que se me ha ocurrido una idea genial que si sale bien, que no creo ya que no somos S&P y no podemos dar lecciones de prestigio al mundo después de recomendar invertir en Lehman Brothers, nos podría permitir ganar algún dinero sin dar un palo al agua, es decir, como cualquier político español.

Se trata de crear una Agencia de Rating Ético, cuyo fin sería calificar, como su propio nombre indica, los valores de un colectivo de cierta entidad demográfica comparados con los que nos hemos dado los occidentales a través de la ética moderna, sin entrar a discutir sobre éstos. Bien podría llamarse “Te He Calado en Dos Patadas”

Aún no tengo clara la escala a definir. Es genial eso de marcar el cero en el punto en que congela el agua, o mejor aún, la del cero absoluto de la escala Kelvin. Pero esto son ciencias sociales y si ya es difícil en las otras, aquí parece más complicado establecer nuestro cero. A ver, veamos otras escalas. Hombre, esto del bono basura me gusta, porque llamar a algo bono me recuerda a D. José, y porque lo de basura ya es de por sí suficientemente descriptivo.

Ya está, ya lo tengo. El cero absoluto de nuestra escala será el bono paleto abertzale basura. Con sólo leerlo, ya se sabe que una sociedad que obtenga esta calificación estará podrida éticamente por un lado hasta lo irreversible, y por otro que será ignorante a más no poder.

Si el pueblo siberiano obtuviera esta calificación, cualquier persona que estuviera al corriente de la actualidad vasca sabría que en Siberia la gente vota a partidos racistas creados por organizaciones mafiosas y asesinas  responsables de sembrar una historia moderna de mil de muertos.

También sabrían que el siberiano medio se mofa de los familiares de los asesinados, humillándolos con una chulería, cinismo y crueldad propias de extrañas criaturas del reino animal, fruto de la degeneración producida por siglos y siglos de la endogamia natural de las comunidades marginales y aisladas. Así, Sharapova, sería un extraño bichito (o bichazo) del que cabría esperar que se uniera a convocatorias respaldadas masivamente por sus compatriotas en pro de los asesinos y en detrimento de las víctimas, y encima en plenas Navidades. Por supuesto la Sharapova media ni conoce la historia de Siberia, ni la de Rusia, ni la del mundo, pero tiene calada hasta el tuétano la propaganda servida en las escuelas árticas o Ikastopovas.

Así mismo, sabría que Sharapova se levanta en defensa de su pueblo, impidiendo la toma del mismo por los Reyes Magos, por más que éstos no quieran sino dejar regalos a sus vástagos endogámicos. “¿Pero quién se han creído esos tres?” piensa el siberiano medio que se caracteriza también por ser genéticamente republicano. Y es que el siberiano normal (o sea, subnormal endogámico), jamás vendería el protagonismo por un día de su aparato espiritual comunista a tres monarcas, de los cuales, encima, uno es negro. Y menos por una puta wii para sus hijos.

Al consultarnos, recomendaríamos que, toda sociedad calificada como bono paleto abertzale basura, se aislara. Debe accederse a darle la idependencia e incomunicarla por completo, a fin de que no contamine al resto de la especie. Y no digo que además de darles la independencia y mandarles a tomar por el culo a estos hijos de la gran puta, haya que prohibirles también la actividad económica fuera de sus fronteras, porque me volverán a llamar keynesiano.

Y a todo aquél que sin tener su origen allí encima les aplaude, les ríe las gracias y hasta les venera, ha de desterrársele con carácter inmediato a la tierra de sus sueños.

Bueno, ya me iréis ayudando a crear el resto de escalas y veremos si de esta nos retiramos sin que Soraya además nos pueda meter la mano (en el bolsillo).

Anuncios

Una respuesta a “La Agencia del Rating Ético

  1. fufinski 01/14/2012 en 21:41

    Muy bueno, Datemus. No había escrito yo sobre esto todavía por la anteriormente mencionada ingesta de fármacos duros. No conseguía el nivel de hervor sanguíneo adecuado para acometer el asunto. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: