Esto lo arreglo en dos patadas

Sentido común es indignarse cuando te toman por tonto.

Fina ironía

Cada vez se hace más difícil encontrar algo de lo que escribir que consiga provocar aunque sea un mínimo levantamiento de la comisura de los labios, pero yo no dejo de intentarlo. Esta vez me ha costado por lo menos cuarenta segundos de mirar con desgana un periódico de internet. Luego no digan que no me esfuerzo para alegrarles los viernes.

Mientras el enano Sarkolín nos dice que nos va a refundar, la Merkel dice que el que pretenda que haya eurobonos es que se ha fumado algo chungo en grandes cantidades, Marianico sigue de perfil, al balonmanista cada vez le huele el culo más a presidio, ZP derrocha nuestra pasta en gilipolleces hasta el último día, RbCb sigue enmierdando el campo para intentar encubrir lo que haga falta encubrir en Sevilla, Andalucía y donde se tercie, y las cifras del paro por mucho que las cocinen siguen siendo aterradoras descubrimos que el todavía ruinosísimo alcalde de Madrid ha tenido el mayor golpe de ironía de los últimos años al ponerle el nombre a una calle.

Ha agarrado este faraón derrochador y le ha colocado a una calle el nombre del difunto Steve Jobs. Por un lado es normal que un idiota sobrevalorado ponga el nombre de otro idiota sobrevalorado a una calle, le honra admirar a alguien que siendo igual de nefasto que él haya conseguido aún mayor popularidad y reconocimiento. Está por ver, sin embargo, que consiga ser recordado con una décima parte del cariño cuando casque del que el general profesa al difunto manzanero.

Por otro lado el nombrecito hace más que honor a la situación en la que nos encontramos, en la que o bien nos quedamos sin jobs y vamos a la puta calle o bien para encontrar jobs nos tocará hacer la calle.

Es de justicia reconocer el talento para la ironía del manirroto pavo real, eterna promesa de la política y musa de diarios independientes de la mañana. Es por ello que le deseo fervientemente que consiga sus deseos y le nombren secretario general de la ONU. De esa manera él verá sus ansias de protagonismo saciadas y los demás veremos como su maldad se diluye entre mucha más gente. Sería de tontos no desear una situación en la que todos ganamos.

Pasen ustedes el fin de semana como puedan, queridos lectores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: