Esto lo arreglo en dos patadas

Sentido común es indignarse cuando te toman por tonto.

Griegos y eslovacos

Esta va a ser una barbaridad un poco caótica, ya se lo advierto, así que si no están muy frescos casi mejor lean la que le dediqué a otro filósofo toledano más de garrafón unos días atrás, que aún conseguirán reirse con ella, mientras que con esta el dolor de cabeza está asegurado aunque no se líen a cabezazos con el monitor.

Uno de mis lectores me ha preguntado esta mañana tras haber leído mi pesimista parida de hace dos días que si yo veía esperanza por algún lado, a lo cual no he podido sino contestarle que sí, pero que poca. Tras eso he tenido una agradable comida y una corta aunque no menos agradable sobremesa con un amigo también lector de estas mis barbaridades en las que hemos hablado de un montón de chorradas, como casi siempre, ninguna de ellas relacionada con el carajal en el que nos hallamos inmersos, al menos de forma directa. Tras ese refrescante interludio he vuelto a la cruda realidad de la, si me permiten el horrible anglicismo, indentura a la que nos sometemos de forma más o menos voluntaria para intentar hacer frente al resto de servidumbres que conforman nuestra vida diaria.

Tras hacer frente a los asuntos más inmediatos me he dado a la dulce práctica de la multitarea creativa durante la cual he dado en leer acerca de un pequeño y joven partido político eslovaco que ha provocado la caída del gobierno de su país, del que formaba parte en coalición, por anteponer sus principios e ideales y contestar que una polla como el cuerpo de un indio a la ruinosa petición de la Merkel y el Sarko a la ampliación del fondo de rescate para tapar los agujeros que los griegos se niegan a tapar porque ya habrá algún otro gilipollas que pague sus derroches. Resulta que estos señores de este pequeño país defienden lo que muchos llevamos años defendiendo: Que el que la haga la pague, y que si un gobierno lleva a su país a la quiebra, pues mala suerte, y que lo arreglen entre ellos aunque sea a pedradas en vez de que tengamos que pringarnos todos en el asqueroso juego del tocomocho a grandísima escala que es el contubernio de la deuda soberana. Resulta que estos señores eslovacos defienden lo mismo que la escuela austriaca de economía en este aspecto, que no es otra cosa que dejar quebrar alegremente a Grecia para empezar, y a quien tenga que quebrar para continuar y que cuando vuelvan a poner orden en sus cuentas y dejen de ser un peligro para los demás vuelvan a jugar con los mayores. Yo añado de mi coleto que una pasadita por el trullo para los responsables políticos de los desmanes ruinosos tampoco estaría de más, e incluso ejercería un efecto tremendamente salutífero sobre las posibles tentaciones de futuros gobiernos. También coincido con los eslovacos y los austriacos en su apreciación de que un escarmiento en la chepa griega no sólo no pondría en riesgo el euro sino que lo haría más fuerte a largo plazo, mientras que la continuación de los paños calientes y las ñapas cortoplacistas sólo hará que todos desconfiemos de todos.

Me temo que en esto soy un poco Diógenes y bastante cínico, aunque sólo sea de boquilla (o en este caso de tecladillo), pero aún así da gusto que la pequeña linternita de mi mirada dé con algún hombre de vez en cuando. Aunque sea pocas veces, leer ciertas cosas hace que me reconcilie aunque sea mínimamente con la raza del Homo Politicus. ¿Tendremos la suerte en España de que en algún momento tengamos algún partido modelo grano en el culo capaz de defender sus principios aunque eso les haga dejar de tocar moqueta y poltrona?. Lo dudo, pero, igual que contesté esta mañana a mi estimado lector, tengo la quizá remota esperanza de que en algún momento evolucionemos de piara de ovejas a rebaño de ovejas y aún más tarde a ovejas pensantes individuales, y forcemos la mano de una casta política que en este momento no representa ni a sus propios votantes, mucho menos a la mayoría de los electores. Mientras tanto, me alegraría de que estos señores eslovacos mejorasen sus ya decentes resultados electorales en los próximos comicios que los socialistas han forzado gracias a su defensa de su compromiso con su electorado.

Esta va por tí, Mariano: Deja de hacer deporte y ponerte de perfil un ratito, majo, que a lo mejor te iba mejor. O mejor, vete a tomar por el culo y deja a alguien a quien me resulte mucho menos asqueroso votar para conseguir vengarme de los hijoputas que nos han llevado a la ruina, que mi economía está jodida y no tengo eurobonos que me paguen el desinfectante tras agarrar una papeleta en la que no sólo sale tu baboso nombre sino que además, para añadir la ofensa a la herida, sale el del ruinoso faraón Gallardón.

Anuncios

Una respuesta a “Griegos y eslovacos

  1. torpe-do 10/14/2011 en 07:06

    Da igual, al final Eslovaquia ha aprobado la ampliación del fondo de rescate. Total, no servirá de nada, al final habra quiebra soberana de Grecia y, ya veremos si del resto de PIGS.

    El sistema bancario europeo y, por tanto, gran parte del mundial, empieza a tambalearse. Los que tengan pasta que la guarden debajo del colchón en forma de oro, diamantes o algo similar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: