Esto lo arreglo en dos patadas

Sentido común es indignarse cuando te toman por tonto.

Pataletas toledanas

Este fin de semana sí, esta vez sí he conseguido algo con lo que echarme unas risas antes de caer agotado sobre la almohada tras esquivar durante otros cuantos días la cola del INEM. Quizá esta vez incluso haya más de una, aunque alguna de ellas significase repetirme, como son los casos de Bono llamando de nuevo calvo de mierda al tal Dávila o lo de Pepino el gasolinero diciendo gilipolleces una vez que le han pillado con las manos metidas hasta el sobaco en la masa del trinque. Así, que para no cansar a los dos o tres que aún se queman los ojos y las neuronas con las soplapolleces que me da por escribir voy a obviar a esos dos insignes prohombres y voy a mearle en la pierna a otro que es aún más tonto de los cojones que los anteriores y que tiene un cabreo moruno porque hasta los perroflautas pasan de sus imbecilidades.

El sujeto en cuestión se llama Guillermo, es hijo de un prestigioso cirujano y tiene ideales. Es un auténtico revolucionario. Un tipo que nació en la miseria más absoluta porque su padre seguro que ejercía su profesión por la patilla y le enseñó los verdaderos valores proletarios en los diez minutos que tenía para compartir con su retoño tras sufrir los rigores del capitalismo opresor durante todo el día dejándose los ojos operando a niños leprosos en la India.  Otro jeta progre de la misma cuadra que los Bardem, y es que se sigue cumpliendo que en estos tiempos para ser radical izquierdoso a los cuarenta además de muy imbécil hay que ser bastante rico. Debe ser que como no tienen que currar para vivir se dedican a decirnos a los demás lo que debemos pensar. Les estamos muy agradecidos. No se hacen ni una pequeña idea de cuanto.

Seguro que entre el título y las pistas que he dado ya sabes ustedes que hablo del tal Gili Toledo, que anda el pobre absolutamente rabioso porque alguien le ha publicado una colección de soplapolleces en forma de entrevistas en las que no tengo ni puta idea de lo que dice ni quiero saberlo y que nadie se ha molestado ni en criticar. Yo tampoco pienso criticar la obrita porque tengo cosas mucho más importantes que hacer que leer las tonterías que pueda decir este tipo, como por ejemplo limpiarme las pelotillas de entre los dedos de los pies. Es más, creo que he leído el título por algún sitio y ya lo he olvidado.

Además, este desocupao ahora ha decidido juntarse con otros cuantos idiotas de parecida altura de miras y elevada catadura moral y montar un partidín para intentar despertar al pueblo de su adocenamiento político y para conseguir encender las conciencias de todos los oprimidos hijos de papá que ven que las subvenciones se acaban porque la vaca ya no da leche. Anda el tío como puta por rastrojo de bar de diseño en bar de diseño por la parte bohemia de Madrid persiguiendo al personal para que le firmen cuatro mil setecientas personas avalando el que puedan presentar su excelsa candidatura en la Comunidad de Madrid. Su familia creo que ha cambiado el domicilio a Segovia en cuanto se han enterado de que andaba pidiendo firmas para no tener que decirle que no al pobre, y es que da una penita que sea tan tonto, con lo majete que es. También he olvidado el nombre del asunto este, así que si tienen curiosidad vayan al google, que lo sabe todo.

Yo ya saben que soy mala persona, así que voy a proceder a meterle el dedo en el ojo a este cretino y le voy a decir que yo sé que tengo al menos tres lectores, y que uno de ellos no es mi padre porque no le he dicho que escribo estas cosas, que el pobre no tiene por qué enterarse de que la educación de su hijo se desperdicia de esta manera, así que estoy seguro de que al menos le gano por dos, y que ninguno de ellos llora de pena por tener un hijo tan idiota.

Sufre, tonto de la polla.

Anuncios

Una respuesta a “Pataletas toledanas

  1. torpe-do 10/10/2011 en 07:17

    Desde luego las ideas de este individuo son bastante repelentes. Aparentemente no se enteró de la caida del muro. Amén de ser un antisemita y otras lidezas semejantes.

    De todas formas, no le falta parte de razón en criticar la modificación de la ley electoral en el punto de la necesidad de un 0,1% de firmas de votantes en las circunscripciones donde se quieran presentar partidos sin representación política.

    Otro abuso más de la casta política actual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: