Esto lo arreglo en dos patadas

Sentido común es indignarse cuando te toman por tonto.

Ignominioso besamanos

Esto está hecho: Ya es seguro que Marianín arrasa en las siguientes elecciones. Eso es lo que parece haber decidido la pasta gansa, la que tiene más billetes y la que controla el cotarro. Cuentan algunos medios, pocos por supuesto, ya que la mayoría son de los mismos dueños, que la agenda del Nerón galáico está atiborrada de cenas, comidas y desayunos con los mandamases del contubernio asqueroso que pasa por mundo empresarial en este cochino país. No para de trasegar buena manduca y grandes caldos mientras los florentinos y los brufaus le rinden pleitesía porque están seguros de que el siguiente que repartirá lo que haya que repartir será el barbudo deportista, y no el barbudo alopécico. No por habitual, puesto que ha ocurrido siempre, es el asunto menos asqueroso.

Conste que todas las grandes empresas que gestionan estos caballeros me parecen muy respetables puesto que, como entidades privadas que son, pueden hacer lo que les salga de los cojones siempre que se atengan a la legalidad, pero aún así resulta patético a más de un nivel. En primer lugar porque sus gestores aparecen en todos los sitios como empresarios, cuando no son más que gestores. Son cabezas visibles puestas ahí por los accionistas de esas empresas, cobrando una nómina y unos variables. El que esa nómina y esos variables y todos sus bonus subidos a caballo sean más de lo que ninguno de nosotros, humildes currantes, llegemos a cobrar en nuestra arrastrada vida no cambia el hecho de que son mandaos, igual que ustedes y que yo, y que mientras le lamen el cimbel a Marianín lo hacen con la mano de los verdaderos dueños en el cogote para que no chupen sólo la puntita y que se apliquen al proceso de deep throathing como deben.

En segundo lugar porque estas muy respetables grandes empresas, por muy grandes que sean, no representan más que a una pequeña minoría del tejido económico español. No olvidemos que el verdadero motor de la economía española son la mediana empresa, la pequeña empresa y el aperreado autónomo que no se puede permitir ponerse malo porque si no ese día no come.  A estos nadie les llama más que el banco, dueño de su destino, para recordarles que o pagan o se van a tomar por el culo. La mayoría son tan pequeños que ni siquiera les ofrecen a oler el glande de los dueños de los bancos, no vaya a ser que alguno se atreva a intentar salvar su empresa y su patrimonio y se líe a dentelladas.

Los verdaderos empresarios españoles, esos que arriesgan su propia pasta y para los que la expresión “jornada laboral” es algo que les ocurre a otros, no tienen voz y aunque la tuvieran, nadie querría escucharles porque a lo mejor les contaban cuatro verdades. Mientras, los gestores gestionan lo que sus amos dicen que gestionen aunque esto implique curarles los callos de los pies a besos a los políticos de turno. Además estos gestores suelen ser gente muy preparada y con gran habilidad para algodonar los tímpanos de los políticos, deseosos de que les adulen, con lo cual se juntan el hambre y las ganas de comer. No es de extrañar, entonces, que estos políticos se acaben creyendo que son muy buenos, es inevitable en realidad, mientras que los pequeños suelen ser más propensos a cantar las verdades del barquero y suelen tender a envolver sus mensajes en un ladrillo bien apuntado a la cabeza del político, lo que es natural que vuelva a los políticos propensos a esquivar dichos mensajes.

Decía el clásico que la verdad es la verdad, dígala Agamenón o su porquero, así que aunque sea difícil yo le rogaría al Sr. Rajoy que moderase su ingesta de platos de diseño y se acercase al menos un día a la semana a comer a garitos de los de menú del día, aunque en alguno de ellos quepa la posibilidad de que le hagan ingerir el plato, y quizá no por vía oral.

Anuncios

2 Respuestas a “Ignominioso besamanos

  1. torpe-do 09/16/2011 en 08:06

    Pues lo de siempre. Los políticos con su agenda que no interesa al común de los mortales.

    Nada nuevo bajo el sol o esas nubes que vigila zapatero.

    Lo más grotesco es que todos esos empresarios catalanes son los mismos que rinden pleitesía al gobierno de turno de la autonomía catalana.

    Y los políticos dejandose querer. Me gustaría oir lo que dicen en sus despachos los unos de los otros, seguro que no era apto para menores …

    • fufinski 09/16/2011 en 08:11

      Estamos en paz: Tampoco lo es lo que opino yo de los unos y de los otros, pero al menos yo lo digo en público. Probáblemente porque yo soy bastante más tonto que ellos, claro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: