Esto lo arreglo en dos patadas

Sentido común es indignarse cuando te toman por tonto.

Archivos mensuales: septiembre 2011

Impotencia y asco

Hoy es imposible intentar escribir alguna sandez más o menos ligerita para no sobrecargar las meninges antes del fin de semana. Es, una vez más, tal la avalancha de noticias catastróficamente malas que evacúan sobre nosotros los miembros del PSOE que ni todos los ambientadores de pino de todas las gasolineras españolas podrían tapar el hedor. Voy a hablar sólo sobre dos, que aunque no lo pudiera parecer a primera vista están relacionadas debido al período electoral en el que ya nos encontramos.

Por un lado nos cuentan los fachas del PP que les han llamado del gobierno y les han dicho que la situación económica es de tal gravedad que de aquí al veinte de noviembre puede pasar cualquier cosa. No sé si será verdad o no que ZP y sus alegres y ruinosos muchachos hayan en efecto llamado a sus muy posibles sucesores para decirles eso. De hecho no sé si será verdad o no que la situación es así de mala, aunque creo que sí lo es, o si es una táctica para que el Nerón Galáico se ponga aún más de perfil y no apriete las tuercas en las fechas anteriores a las elecciones apelando a su sentido de estado y todas esas zarandajas. Sí creo que este deportista baboso es lo suficiéntemente imbécil como para que los del PSOE se la vuelvan a meter doblada y siga en su política del perfil bajo y el “esto se gana solo”. Vivimos en la impotencia: La del gobierno para hacer nada útil, la de la oposición para ejercer de tal y la de los pobres paganos que seguimos comiendo mierda, y al paso que vamos ya veremos si tan siquiera habrá mierda para todos.

La segunda noticia es la de la marioneta vasca de RbCb soltando en un discurso institucional que el terrorismo ha desaparecido y que ya está todo arreglao. El tufo goebbelsiano del titular, y la peste a podrido de lo que va detrás del titular dan tanto asco que ni siquiera los chicos del diario dizque independiente de la mañana han conseguido maquillar el asunto. En este artículo pueden ustedes leer la sibilina redacción que le dan al asunto. Hay mil muertos, muchos más heridos, infinidad de familiares y amigos de víctimas y en general todos aquellos que tenemos alguna semblanza de principios que ahora mismo nos estamos acordando de toda la parentela del Pachi, el Freddy y la madre que los parió a todos, que debió quedarse bien a gustito. Producen náuseas, ellos y sus amigos los pacíficos etarras.

De la nacionalización de cajas arruinadas, de las facturas perdidas en cajones, de los cinco millones de parados y de la general sensación de que nos vamos a ir a tomar por el culo más antes que después ya volveremos a hablar otro día, que es viernes y ya estoy suficientemente desmoralizado para que me dure hasta el lunes aunque no vea ninguna noticia más durante el fin de semana.

 

Anuncios

¡Eureka!

Acabo de leer algo divertidísimo acerca de una gran idea:

Merkel y el plan Eureka  

Tras leer esto me ha dado por pensar que si el Nerón Galáico no fuera tan pan sin sal y tan memo, podría contraatacar a la catarata inacabable de demagogias tremendistas de RbCb diciendo que ojo, que si gana el PSOE lo mismo nos obligan a vender la Alhambra. No lo descarten, por si acaso. Lo de que tengamos que vender la Alhambra, digo, no que Rajoy se vaya a desagilipollar de pronto.

Precaución al volante

Quédense con este jeto de imbécil catalán con gafitas de imbécil catalán. Ténganlo en sus pensamientos cuando circulen por cualquiera de las carreteras sembradas de radares que adornan nuestra geografía. No hacerlo puede resultarles fatal… para el bolsillo.

De acuerdo con dvuelta.com este cleptócrata ha decidido que nos va a meter la mano en la cartera y nos va a quitar hasta las fotos de los críos antes de que el cambio de gobierno dé con sus posaderas en la puta calle, si no somos capaces de recurrir las multas que nos van a endiñar sin miramiento ninguno en los 54 días que quedan hasta las elecciones, más los que tarde el nuevo gobierno en poner orden en la olla podrida que es la DGT.

Urge por muchas razones una limpia en el Ministerio del Interior, pero este tipo indeseable no es de las menores.

Y que no me vengan con las gilipolleces habituales de que los controles de velocidad salvan vidas, que ya se está quedando muy vieja. Ni los puntos, ni los carísimos anuncios en medios de información amigos repletos de chacinería, ni los radares, ni la mierda de limitación a 110 hicieron nada por las cifras de muertos en carretera. Si bajan las cifras es porque los esbirros de este incompetente pesebrero ya se encargan de quitar las de ciertas comunidades autónomas con competencias de tráfico transferidas y de no contar a los que palman más de 24 horas después del talegazo, tomándonos, una vez más, por gilipollas. Es inconcebible que sigamos con los mismos límites de velocidad que hace treinta años con lo que han avanzado los automóviles y lo que han mejorado, en general, las carreteras, pero ahí seguimos y encima si dices cualquier cosa te echan a los muertos en cara. Matan a más gente el jubilado que no está ya para conducir o la imbécil que va a ochenta por el carril central que el que va a 150 por el carril izquierdo en una autovía en condiciones de buena visibilidad. Si permanecen estos límites es por afán recaudatorio, no por otra cosa. Malditos ladrones, coño.

Mira que muere gente buena en accidentes de moto…

Es un honor

Vale, por fin se pira este traidor mal nacido. Hoy ha ido a ver al Bobón como si el figurón en cuestión tuviera algo, bueno o malo, que decir al respecto, para que le firmase el papelote y los diputados y senadores se fueran a su puñetera casa varios meses o años después de no tener que haber ni entrado en el Congreso y el Senado, porque para lo que han hecho de bueno en estas dos últimas legislaturas nos habría salido más barato haber ocupado las cámaras con los internos de algún frenopático y encima habríamos contribuído a reinsertarles en la sociedad. Además, no habrían desentonado lo más mínimo con la mayoría de miembros de los sucesivos gabinetes, es más, en muchos casos habrían sido una mejora evidente.

Ha dicho el orate ahora en funciones que nos da las gracias “por haberme confiado la responsabilidad de dirigir el gobierno de España. No soy capaz de imaginar un honor mayor que éste. Tengo confianza en el futuro de España y de los españoles. Hemos construido un gran país, más pronto que tarde saldremos de las dificultades”. Y supongo que hasta le habrán aplaudido, en vez de sacarle a pedradas del Congreso. ¡País!.

Has de saber, ZP, que para muchos de nosotros no ha sido un honor, sino un horror. Has de saber, además, maldito cenutrio, que la herencia que tú y tus colegas, incluído el otro traidor mal nacido que has dejado como aspirante a sucederte en la poltrona la vamos a estar pagando muchos años, y que no me consolará lo más mínimo el hecho de que la historia, que ya mismo empieza a escribirse, te deje en el lugar que mereces: El de peor presidente de la democracia española con diferencia, y el de gobernante más dañino para España desde el infame Pepe Botella. Y ya es decir, porque los ha habido malos de solemnidad.

Nos dejas un número indeterminado de parados, mucho mayor que el que reflejan las altamente cocinadas cifras oficiales. Nos dejas una deuda que mis hijos y quizá mis nietos seguirán pagando. Nos dejas una educación que ya era putapénica desde que la víbora calva que aspira a sucederte lanzara la LOGSE pero que ha ido a peor. Nos dejas una imagen internacional cercana a la del trapillo que usan las putas para limpiarse el chumino tras trabajarse a un cliente. Nos dejas una constitución quebrada en muchos sentidos, y malreformada por la puerta de atrás deprisa y corriendo en el último momento. Nos dejas al Bobón todavía en el trono, con lo republicano que tú eras. Nos dejas una justicia que en sus días buenos podría aspirar a oler a faisán podrido pero que en realidad huele mucho peor porque hace largo tiempo que no tiene un día bueno. Nos dejas a unos asesinos metidos en las instituciones municipales y con un pie y parte del otro en las instituciones autonómicas y nacionales, para que nos maten con nuestra propia pasta. Nos dejas a doscientos muertos y dos mil heridos sin saber por qué ni quién. Nos dejas a varias generaciones sin esperanza de mejora ninguna salvo que liemos el petate y nos larguemos del país en el que nacimos y en el que nos gustaría seguir viviendo. Nos dejas, en fin, como si tu coleguita Zerolo y sus alegres muchachos arco-iris nos hubieran sodomizado durante siete largos años y medio, sin vaselina.

Lo peor de todo, además, es que nos dejas a un sucesor tan hediondo que no nos quedan más cojones que votar al Nerón Galáico que se ha dedicado la última legislatura a ponerse de perfil y a hacer deporte. Hijo de puta.

Es por todo lo anterior, nada estimado montón de estiércol, que te deseo una larga vida llena de dolores y sufrimientos, en la que te gastes los muchos mil euros que te vamos a seguir pagando hasta que te mueras en medicinas. Cabrón.

La crisis económica explicada

Interesantísimo vídeo de Alberto Recarte en el programa de César Vidal explicando el follón económico en el que nos encontramos. Merece mucho la pena verla. La entrevista se emitió ayer, martes 20 de Septiembre de 2011.

Delibaricar

Aunque esta mi barbaridad de hoy la he etiquetado como “política española”, en realidad voy a hablar de lenguaje y de la influencia que tiene el uso de éste en los medios de comunicación y en la política de este bendito país. Intentaré que mis lectores no sucumban a la narcolepsia más fulminante durante la lectura de estas cuatro letras que hoy voy a juntar de forma más o menos browniana, pero creo que será tarea difícil, tanto por lo profundo del tema como por lo cansino y recurrente de la causa que subyace tras la razón que me impulsa a aporrear inmisericordemente el teclado en esta ocasión. Eso sí, tengo la ventaja de que la mayoría de los lectores son gente ya curtida porque han conseguido leer al menos dos o tres articulillos sin sentir la necesidad de dejarse las venas largas y unirse al convento tibetano en el que Leonard Cohen ingresó mientras le levantaban su pasta.

Ayer leí en la prensa de internet (el papel ha muerto, viva el papel) que ETA había chorizado doscientas matrículas de automóvil en Francia, y luego ví en el magnífico telediario que presentan las Roures-babes al fiscal para la democracia, que no para la justicia, que ahora ejerce de Ministro del Interior del gobierno zombi que todavía se encarga de mantener el hedor a descomposición en la Moncloa. Este señor canoso, que se da un aire a Miguel Bosé pero con menos pinta de sidoso, salió muy serio diciendo que no habían sido los mafiosos de ETA sino unos delincuentes comunes quienes habían robado las matrículas. Y se quedó tan ancho, el jodío.

En primer lugar, diferenciar entre “delincuentes comunes” y los miembros de ETA me parece tendencioso, con la habitual tendencia progre de justificar lo injustificable en función de la inclinación política. Como si no oliera igual de mal una mierda de uno de derechas o la de uno de izquierdas, aunque si hubiera que hacer el más mínimo caso al aparato propagandísitico, “intelectual” y “artístico” que tan hábilmente apesebra la progresía europea, está totalmente claro que un pino plantado por un votante del PP es una hez hedionda mientras que una deposición de un projeta es en realidad una obra de arte y un canto a la libertad de los desechos de la sociedad oprimida por el sistema.

En segundo lugar,  sin necesidad de que se investigue el hecho, él ya lo sabe, y nos lo hace saber para que no nos vayamos a pensar que ETA sigue existiendo y no se han vuelto corderos gracias a sus denodados esfuerzos por meternos a Bildu en las instituciones. El que ETA ya haya hecho cosas parecidas antes de parecida forma, y que ninguna de sus “treguas” (otra palabra con su magnífica dosis de carga ideológica, no se la pierdan) haya sido más falsa que un billete de ciento veintidós euros, no parece afectar en absoluto la seguridad de este señor en su juicio a bote pronto.

Siguiendo con este señor, sus jefes y el otro asuntillo sin importancia, una invención de fachas, del chivatazo faisanesco asistimos a otra muestra de uso torticero del lenguaje, en función de que estemos justificando o que pretendamos inculcar en la borreguil audiencia de las clases de educación para la ciudadanía que diariamente nos imparten desde la mayoría de televisiones, eso que antes se conocía por telediarios y que otro rato antes se llamaba “parte”. Nos cuentan que se reune el pleno de la nosequé sala de la Audiencia Nacional (tribunal sin ningún sentido en una democracia real y madura como tribunal especial que es) para deliberar sobre el tipo de delito por el que se está juzgando a tres presuntos defensores del Estado de Derecho, por si es una cosa o la otra o ninguna de las anteriores y consiguen mover el juicio a otro sitio donde las presiones políticas puedan hacer que la cosa salga como convenga a este señor y a sus jefes, no vaya a ser que los que ahora mismo están sentados en el banquillo de verdad tiren de la manta y ni su condición de aforados les salve de ir al trullo y esta vez la cosa no se quede en el sucesor de Barrionuevo sino que también arrastre al sucesor de Mr. X y al sucesor del sucesor de Mr. X.

He aquí donde entra el título de esta barbaridad: Lo que la cabeza brillante de Bermúdez y sus alegres muchachos progresistas están intentando no es en realidad deliberar sobre si hay delito o no, y en caso de haberlo como tipificarlo. En realidad están deliberando como vestir el muñeco para que tres, o más si la jugada no les sale bien, compañeros se vayan de rositas tras haberla cagado durante la “negociación” (otra palabrita para echarle de comer aparte) con ETA. Es por ello que sería más propio, en este caso, hablar de que se han reunido para delibaricar, dado que les importa un cojón de mono africano cinocéfalo si lo que deciden es justo o no mientras consigan urdir el adecuado andamiaje más o menos jurídico para poder escaquear de la acción de la ciega justicia a quien no interesa que pueda cantar.

Mira que si lo consiguen y luego llegan los de Anonymous y publican suficientes datos mangados de la segurísima red de la poli para dejarles a todos con el culo al aire. He de admitir que me partiría el eje de risa.

Sobre el getamen de los políticos, los impuestos para ricos y la imbecilidad incurable del pueblo español

Parece mentira, pero es cierto. Uno piensa que un candidato como Ruinalcaba (cuya etimología no se sabe con certeza si proviene de Ruina-Al-Kaaba o de Ruin-Al-Kaaba), no debería ser capaz de captar los votos ni de los de fanáticos más recalcitrantes. No es un desconocido. Sus participaciones en las legislaturas de diferentes Gobiernos de España se recuerdan por logros como la LOGSE, el GAL, El Faisán y las treguas de ETA. Su colaboración al desastre económico que vive nuestra querida nación ha quedado patente a través su acción al frente de la vicepresidencia ejecutiva del Gobierno.

No contento con dejarnos en la más mísera ruina económica, nos deja una España reducida a fragmentos que se antojan imposibles de ligar. Creo que de sus conversaciones con ETA le surgió la idea de utilizar el mortero en la política. Eso sí, afortuandamente y por el momento, él usa el de cocina, y en lugar de ajo, perejil y aceite de oliva, introduce a las comunidades autónomas una vez presalteadas y convertidas en territorios históricos de no se sabe muy bien qué. Entonces aplasta despiadadamente el almirez contra la mezcla observando con deleite que él no obtiene una masa plástica uniforme, sino miles de cachitos cerámicos que ni el mejor cirujano del mundo volvería a recomponer.

Esto es lo que a él lo mola: catalanes contra españoles, vascos contra españoles, pobres contra ricos, izquierdas contra derechas, jueces decentes contra jueces corruptos, etc. Un mar de división que salpimenta con odio para asegurarse la imposibilidad de entendimiento, convivencia y civismo, dado que en semejante entorno un tipejo tan vulgar como él, no recaudaría la representación de un sólo ciudadano.

Sus dos contribuciones principales a la campaña electoral no pueden ser más nauseabundas. Por un lado y de manera tan irresponsable, como abyecta y traidora, promueve el incumplimiento de la legalidad, de la división de poderes y de la justicia más elemental, apoyando al nacionalismo más radical que ha vivido Europa desde la Primera Guerra Mundial. Radical hasta los extremos que les han permitido la estupidez, incompetencia y falta de escrúpulos de los gobiernos zapateriles de los que ha participado.

De otro lado nos sale con lo del impuesto para ricos. Uno cree que la gente tiene claro que ésto del derecho a la propiedad es algo muy sagrado. Pero no. Una vez más el malvado Rubalcaba conoce el río en el que pesca, lleno de peces ignorantes, estúpidos y envidiosos a más no poder. Que conste que no tengo el gusto de ser rico y en mi familia por desgracia no contamos con ningún miembro que se vaya a ver afectado por las medidas.

Esto no quita para que critique despiadadamente una propuesta tan sumamente hipócrita a la par que contraproducente. Enhorabuena a los imbéciles que crean que sirve para redistribuir riqueza. Deberían tener ustedes prohibido el voto por tontos. Porque para votar uno debe exigirse así mismo informarse y cuestionarse a dónde quieren llegar tipos tan poderosos como los poíticos con cada propuesta que nos ofrecen, y más si esta parece justa y bondadosa.

La medida ahuyentará de España a los ricos que quieran ser honrados y a los extranjeros honestos que deseen venir a contribuir a la riqueza de nuestra nación. Fomentará que los señores pudientes, que pueden permitirse gabinetes de asesores fiscales, eludan sus obligaciones y paguen aún menos que ahora. Sólo por egoismo debieran ustedes desear que no se establezca este impuesto, pero como no se enteran de nada, votarán al tío de Bildu porque les parece muy bien que se lo quieten a los ricos para dárselo a….¿a quién? ¿a los pobres? ¡Ja!

Y mientras otra propuesta de Ruinalcaba nos divide un poco más, y me hace insultarles y zarandearles de las solapas, les voy a contar yo dónde va el dinero que recaudan los políticos, con el consentimiento de este tipejo, el guiñol Salgado y el imbécil de ZP. Esto sale en El País, pero hay que molestarse en buscarlo, estúpidos radicales lectores sociatas.

Las deudas de las comunidades autónomas han subido más de un 23% en el segundo trimestre del 2011. ¿Les parece que se puede tener el rostro de pedir más a los ricos y en general a todos los españoles, y continuar con este despilfarro? ¿Ustedes creen que estas prácticas son de recibo en el entorno en que nos encontramos? ¿Les parece que Cataluña puede aumentar su deuda a casi 40.000 millones de euros y reclamar la autodeterminación cuando se pretende reformar la Constitución para conseguir una praxis responsable? ¿Y qué deice Ruinalcaba de todo esto? Pues le da la espalda al Supremo y tan feliz.

¿Y su gobierno? ¿Ha reducido la deuda la administración central? Bien, pues en el segundo trimestre de 2011 la ha incrementado un 16% respecto al mismo periodo de 2010. ¿Y usted sabe como salir de ésto? ¿Y hay muchos que se lo creen?

Traidores e imbéciles no faltan en este desierto desolador y yermo. España está muerta.

Ignominioso besamanos

Esto está hecho: Ya es seguro que Marianín arrasa en las siguientes elecciones. Eso es lo que parece haber decidido la pasta gansa, la que tiene más billetes y la que controla el cotarro. Cuentan algunos medios, pocos por supuesto, ya que la mayoría son de los mismos dueños, que la agenda del Nerón galáico está atiborrada de cenas, comidas y desayunos con los mandamases del contubernio asqueroso que pasa por mundo empresarial en este cochino país. No para de trasegar buena manduca y grandes caldos mientras los florentinos y los brufaus le rinden pleitesía porque están seguros de que el siguiente que repartirá lo que haya que repartir será el barbudo deportista, y no el barbudo alopécico. No por habitual, puesto que ha ocurrido siempre, es el asunto menos asqueroso.

Conste que todas las grandes empresas que gestionan estos caballeros me parecen muy respetables puesto que, como entidades privadas que son, pueden hacer lo que les salga de los cojones siempre que se atengan a la legalidad, pero aún así resulta patético a más de un nivel. En primer lugar porque sus gestores aparecen en todos los sitios como empresarios, cuando no son más que gestores. Son cabezas visibles puestas ahí por los accionistas de esas empresas, cobrando una nómina y unos variables. El que esa nómina y esos variables y todos sus bonus subidos a caballo sean más de lo que ninguno de nosotros, humildes currantes, llegemos a cobrar en nuestra arrastrada vida no cambia el hecho de que son mandaos, igual que ustedes y que yo, y que mientras le lamen el cimbel a Marianín lo hacen con la mano de los verdaderos dueños en el cogote para que no chupen sólo la puntita y que se apliquen al proceso de deep throathing como deben.

En segundo lugar porque estas muy respetables grandes empresas, por muy grandes que sean, no representan más que a una pequeña minoría del tejido económico español. No olvidemos que el verdadero motor de la economía española son la mediana empresa, la pequeña empresa y el aperreado autónomo que no se puede permitir ponerse malo porque si no ese día no come.  A estos nadie les llama más que el banco, dueño de su destino, para recordarles que o pagan o se van a tomar por el culo. La mayoría son tan pequeños que ni siquiera les ofrecen a oler el glande de los dueños de los bancos, no vaya a ser que alguno se atreva a intentar salvar su empresa y su patrimonio y se líe a dentelladas.

Los verdaderos empresarios españoles, esos que arriesgan su propia pasta y para los que la expresión “jornada laboral” es algo que les ocurre a otros, no tienen voz y aunque la tuvieran, nadie querría escucharles porque a lo mejor les contaban cuatro verdades. Mientras, los gestores gestionan lo que sus amos dicen que gestionen aunque esto implique curarles los callos de los pies a besos a los políticos de turno. Además estos gestores suelen ser gente muy preparada y con gran habilidad para algodonar los tímpanos de los políticos, deseosos de que les adulen, con lo cual se juntan el hambre y las ganas de comer. No es de extrañar, entonces, que estos políticos se acaben creyendo que son muy buenos, es inevitable en realidad, mientras que los pequeños suelen ser más propensos a cantar las verdades del barquero y suelen tender a envolver sus mensajes en un ladrillo bien apuntado a la cabeza del político, lo que es natural que vuelva a los políticos propensos a esquivar dichos mensajes.

Decía el clásico que la verdad es la verdad, dígala Agamenón o su porquero, así que aunque sea difícil yo le rogaría al Sr. Rajoy que moderase su ingesta de platos de diseño y se acercase al menos un día a la semana a comer a garitos de los de menú del día, aunque en alguno de ellos quepa la posibilidad de que le hagan ingerir el plato, y quizá no por vía oral.

Pronto en sus pantallas

Ya sólo faltan sesenta y ocho días para el 20-N, lo cual quiere decir que ayer perdí una ocasión pintiparada para hacer el chiste fácil del 172, por aquello del pedazo de botella de 103 que nos va a dejar metida por el culo el cabrón de Rubalcaba por mano de su muñeco ZP. Debo estar perdiendo el poco talento que tuve para este tipo de cosas, si es que alguna vez tuve alguno.

En cualquier caso, cada vez va siendo más clara la estrategia que ya apunté hace varias barbaridades de embarrar el campo e ir calentando la calle para que el futuro gobierno del PP lo tenga lo más crudo posible para hacer nada. Esta semana tocan los profesores, la semana que viene tocarán los violinistas sordos, o los sopladores de vidrio zurdos o vaya usted a saber quienes, pero tengan por seguro que tocarán los unos, los otros, o varios a la vez.

Este asunto de los profesores me toca un poco más cerca que otros, así que me voy a permitir el lujazo de, por una vez, opinar con cierto conocimiento de causa. No se acostumbren, en cuanto hablemos de cualquier otra cosa volveré a mi habitual desahogo y falta de la más puñetera idea que normalmente adornan estas barbaridades que escribo de forma casi aperiódica.

Tenemos a una serie de gentes, en total creo que son veintidos, chupando cámara a diario en los habituales órganos excretores de propaganda antifascista porque la Espe ha dicho que como ella manda en el garito, nadie se sienta a hablar con ella, y las pelas no dan para más, va a obligar a los profes de la escuela pública a dar dos horas lectivas semanales más, pasando de, no se descojonen por favor, dieciocho (18) a veinte (20). No me extraña que estos esforzados del pupitre clamen al cielo por tamaño atropello a sus derechos a tocarse los cojones en la sala de profesores. Además, no lo olvidemos, la Espe es una facha de mierda. Que esta facha de mierda haya arrasado en unas elecciones hace menos de cuatro meses diciendo que habría que meter tijeretazos a todo no altera el hecho de que es una facha de mierda y de que ha vulnerado los derechos de unos cuantos jetas con el sueldo asegurado.

Ah, espera, que no, que los funcionarios en realidad tampoco se quejan demasiado, que los que meten ruido son los interinos. Vaya, curiosa circunstancia. Analicemos esto con un poquito más de detenimiento porque mi sentido arácnido está vibrando y se me están poniendo los pelos como los del italiano ese que tira a los demás corredores de las motos. El problema real parece ser que al tomar esta medida se van a dejar de renovar sin solución de continuidad los contratos de los interinos como hasta ahora se venía haciendo porque, en uno de esos misterios que rodean a los organismos públicos, todos los años faltaba personal. Es otro hecho curioso que los interinos acababan siendo casi todos de una determinada cuerda, tirando a cercana a los dos sindicantos que a sí mismo se llaman mayoritarios, y que son más que minoritarios entre los profesores que sí son funcionarios. Creo que ya empiezo a entender alguna cosa que otra, y mira que yo soy zoquete.

Sepan además, queridos lectores de estas mis barbaridades, que la jornada lectiva de un profe de la concertada o la privada es de veintisiete (27)  horas, y aún así el índice de fracaso es menor en estos colegios, y sus notas medias en selectividad y en las pruebas de nivel son más altas. Otro dato curioso es que una plaza escolar en un colegio concertado, no digamos en uno privado, sale bastante más barata al erario público que una plaza de colegio público, y no sólo porque los profesores echen más horas en un sitio que en otro. Habrá quien me diga que es que los coles concertados no cogen a inmigrantes (falso) o echan a los estudiantes torpes (falso, también), pero como eso me lo esperaba, hago caso omiso y sigo largando mi rollo, que para eso he venido, amiga Milá. Yo soy bastante más partidario del dato de que en la pública es casi imposible deshacerse de un profesor alcohólico, absentista y en general mal profesor (yo tuve al menos dos de esos, yo estudié en la pública) mientras que en los otros un ente así llega como mucho a final del curso corriente.

Visto todo lo visto, esta nueva algarada sindical que seguro llenará de alegría a los padres que no sabrán qué hacer con sus hijos durante los días en que estos andobas estén de “juerga” tras haber gastado vacaciones para llegar al día en el que, por fin, comienza el curso lectivo en los colegios públicos, no es si no otro trailer más de lo que está por venir. El show de RbCb y sus alegres sindicalistas e indignadoflautas a partir del día que las urnas les manden a tomar por el culo va a ser de traca, ya se lo digo yo.

A pesar de todo, y volviendo a la barbaridad que publiqué ayer, a lo mejor a estos listos les sale mal la jugada e inflan tanto los belfos al común que con un poco de suerte tienen que pegarse con los de Izquierda Hundida por ponerse delante de ellos en la cola del INEM. Sería otro más de los efectos colaterales beneficiosos que el nefasto zombi de la Moncloa tuviera, porque está tan mal la cosa que habrá que concentrarse en lo poco positivo que pueda quedar de la gestión, por llamarla algo, de semejante sandio.

Listos y tontos

Me hastían las campañas electorales, en especial cuando son tan largas como aquel chiste que hablaba del prepucio, del pucio y del postpucio. Llevamos cubiertos de esmegma electoral ya unos cuantos meses, y aún nos quedan otros dos meses largos de este pringue intelectual y moral, más luego lo que tarde el nuevo gobierno en tomar las riendas y empezar a ganarse el sueldo intentando que los demás no lo perdamos y que los que no lo tienen lo puedan tener.

Aún así, he de reconocer que en este caso me está dando un gustito especial ver como ese tío tan reputadamente listo como Alfredito Ppunto dice gilipolleces a diestro y siniestro mientras los tontos de los que ZP se rodeó durante estos años huyen de las listas electorales diez segundos antes de ver que vaya, nadie les había puesto ahí. Este tipo de casos en otros tiempos se llamaban “purgas”, pero son otros tiempos, ahora la democracia interna reina incontestada en el PSOE, como demuestra el proceso de primarias… Ah, vaya, que no ha habido primarias. Perdón, ha sido un desliz, no quería yo que ustedes pensaran que dudo del talante democrático de RbCb, porque él en realidad no está purgando a nadie, por supuesto.

Volviendo al asunto de las gilipolleces, este tipo de brillante calva, tras sacarse brillo a la almendra durante largo tiempo, se ha sacado la chorrita y le ha dicho al zombi tonto de la polla que todavía, para nuestra desgracia, ocupa el sillón de Presidente del Gobierno que hay que reponer ese atraco a mano armada que se llama impuesto del patrimonio para así tener contentos a los que parece ser pretende que sean sus bases electorales, y que no son otros que los indignadoflautas. Tiene cojones que este tío tan listo haya llegado a la curiosa conclusión de que meter el dedo en el ojo, y la cartera, a todos los españoles que tengan un piso en propiedad y una casa en el pueblo que les dejaron los abuelos le va a dar más votos que dar una somanta de palos a cuatro piojosos acampados en la vía pública dejándola echa una puta mierda. Eso sí, lo hace para que el nuevo gobierno tenga dinero para crear empleos. Supongo que se referirá a que haya dinero para seguir pagando los muchos pesebres y clientelas en que los sociatas llevan especializados desde tiempo inmemorial, porque la pérdida de las autonómicas y municipales han dejado a muchos buenos socialistas en la puta calle, obligados a buscar trabajo en estos tiempos tan duros con el agravante de no tener ni zorra idea de hacer nada de nada. Pobrecitos.

Al final va a resultar que este andoba que se cree tan listo además de ni ser demócrata, ni buen gestor, ni digno de representar a su país en un concurso de calvos tampoco es listo. Puede que hasta sea aún más tonto del ojete que el que hasta hace poco fue su jefe.  Eso sí, no tan imbécil como los borregos a los que aparentemente todavía consigue engañar con las anormalidades que dice cada vez que tiene ocasión de proponer alguna medida económica para sacarnos del hoyo en el que él mismo nos ha metido. Eso sin entrar en su, según él mismo, intachable ejecutoria en todos los demás frentes.

Pues nada, Freddy Cheminova, sigue a lo tuyo machote, que la culpa de que cada vez menos gente diga que te va a votar es, por supuesto, de que no habéis sabido explicar lo de la reforma constitucional, y ni por asomo de que cada vez más gente se esté dando cuenta de que probáblemente hasta tu calva es mentira y de que no eres tan listo como tú crees. En este caso, tu pérdida será la ganancia de todos los demás.