Esto lo arreglo en dos patadas

Sentido común es indignarse cuando te toman por tonto.

Archivos mensuales: agosto 2011

Vacaciones, los cojones

Estoy de vacaciones. Las necesito. Mucho.

No veo la tele, no leo periódicos, casi ni miro las noticias en el internecio.

Es de esperar que en septiembre vuelva a haber tonterías de las mías publicadas más a menudo. Eso si no decido que para lo que hay me sale mucho más rentable dedicarme al comercio de abalorios en algún monte desolado.

Meditaré sobre ello.

Anuncios

Se cae el pesebre

Estaba yo dudando acerca de que escribir hoy, y me llamaba la atención la sarta de chorradas que dijo ayer la necia Valenciano a cuenta de otras cosas que el bronceado Arenas repitió catorce veces con su inefable estilo acerca de otras declaraciones de RbCb en Radio Euskadi el día anterior. La cadena salía demasiado larga como para conseguir cabrearme lo suficiente por lo de siempre. Los unos empeñados en que los mal nacidos de ETA saquen algún comunicadito para justificar que Sortu-Bildu-Batasuna-ETA se presenten a las próximas generales y autonómicas, los otros diciendo que con ellos ni de coña y la imbécil final diciendo que ya quisieran otros tener la hoja de servicios de RbCb en la lucha contra el terrorismo. Inserten aquí unos cuantos improperios hacia esa víbora alopécica que pretende suceder a ZP en las próximas elecciones y ya está. La cosa no pasa de ser un movimiento más en el asqueroso juego de manos, juego de villanos, en el que tristemente derivan todas las campañas electorales.

Al final, lo que más me ha llamado la atención de las noticias, incluso más que la marejada bursátil y la ensalada de hostias británica, ha sido lo que los “pedorristas” llaman un suelto, una noticia pequeña, de esas que pasan de tapadillo y sin excesivo ruido. Suena a rumor, que en boca del Butanito era antesala de la noticia: Los consulados españoles reciben orden escrita de acelerar los preparativos para las próximas elecciones por si ZP y sus colegas deciden que ya no aguantan el olor a muerto en el próximo consejo de ministros y deciden que las convocan a finales de Agosto para que se celebren un mes antes de lo previsto. Ya lo dice el refrán castellano: Acabarse la paja, morirse el burro y caerse el pesebre, todo fue uno.

No creo que ni las elecciones ni el cambio de gobierno vayan a arreglar, por si mismos, absolutamente nada tal como está la situación, pero al menos acortaría la agonía a la que este desgobierno de presidente ausente y ministra de la pasta inoperante está sometiendo a España y a los españoles, lo cual significaría que tardaríamos, al menos, un mes menos en salir del tunel o en irnos definitivamente a tomar por el culo. A estas alturas casi cualquiera de las dos opciones nos parece más atractiva que continuar en este marasmo de incertidumbre, indefinición y falta de esperanza.

Soy pesimista por naturaleza, así que dudo que tengamos tanta suerte.

Excusas y Bulas

Asistimos estos días al “calentamiento global” que están provocando los indignados ya cada vez menos indignados y más ultraizquierdosos y los jetas de los sindicatos con la excusa de la visita a Madrid del viejales ése del gorrito que preside el Estado Vaticano. Unos me provocan grima, otros me provocan asco y el viejales simplemente me la pela. No voy a decir aquello de “allá se maten” porque no viene a cuento, pero sí voy a intentar dejar claro por qué la actitud de los “izquierdignados” y los “sindicalistos” me parece hipócrita y antidemocrática, amén de sectaria aunque esto último ya no creo que ni sea noticia ni se le escape a nadie.

Vaya por delante que mi cariño por la iglesia católica como institución y por sus jerifaltes está tan cerca de cero que harían falta equipos de medida todavía no inventados para distinguirla del numerito en cuestión. Aún así, sería también hipócrita y sectario no reconocer la influencia -benéfica- que la cultura cristiana ha tenido en el desarrollo de la cultura occidental, en la cual vivimos y gracias a la que un imbécil como yo se puede permitir el lujo de escribir estas gilipolleces de forma libre y sin temor a que ningún guardian de la moral le corte algún miembro del cuerpo por hacerlo. Comparar el grado de desarrollo y libertad de la cultura surgida de la tradición cristiana con el , sin acritud, grado de incultura, falta de libertad y respeto a los derechos humanos campante en los países islámicos es algo que sólo se puede hacer sin ruborizarse si uno es tan anormal como Moratinos o tan sectariamente ciego como algunos sociatas de pro. Todo esto no es óbice para que no me corte un pelo a la hora de decir que la iglesia está caduca, trasnochada y que algunos de sus dirigentes sean culpables de, al menos, encubrir más de un delito y más de dos.

Si una persona, en ejercicio de su libertad, decide que le parece una forma cojonuda de gastar su tiempo el ir a que el matusalén éste le pase la mano por delante de los morros así como con dos deditos extendidos haciendo señales bajo la canícula agosteña de Madrid junto con otros cientos de miles de grillados de su mismo pelaje me parece genial. Es más, algunos de ellos asegurarán que la experiencia les ha curado de algún mal y les ha mejorado la vida: Mejor que mejor, eso que nos ahorramos en medicinas.

Ahora bien, que cuatro barbudos salgan a voces en todos los -abundantes- medios de comunicación que controla la izquierda berreando sobre lo que va a costar que este carcamal venga a Madrid y vociferando que se van a oponer, que van a convocar contra-marchas y que van a convocar huelgas en los aeropuertos y en el Metro para intentar reventar la fiesta de los abrazabiblias me parece que pasa de castaño oscuro. Si no les gusta el asunto, o no les interesa la mercancía que venden los de las sotanas que hagan como yo y se queden en su casita, que cambien de canal cuando intenten informarles sobre lo guay que es el colega de la garrota, o que se la casquen como monos, que para ello son libres de hacerlo sin que nadie les diga nada. O que esperen al fin de semana siguiente y convoquen una Jornada Mundial del Perroflauta, a ver si se juntan más de quinientos, cosa que dudo porque a la última gorda que montaron los sindicatos no fueron ni siquiera todos los carísimos liberados sindicales.

Está claro que tanto los amigos de los chuchos como los amigos de lo ajeno que se autodenominan como sindicalistas tienen bula por parte del Gobierno de sus colegas sociatas para ir preparando el camino para lo que viene después de las elecciones de Noviembre, pero podrían intentar, al menos, que el plumero no se les viera tanto.

Si yo fuera Rajoy una de las primeras cosas que haría sería reformar las leyes que rigen el asunto sindical, porque total, en cualquier caso los va a tener en la calle protestando desde diez minutos después de que gane las elecciones (si es que las gana, que yo todavía me sigo sin fiar de RbCb). Al menos de esta forma rebuznarían con razón, porque se quedan en la puta calle y los demás nos ahorraríamos el pastón que nos cuesta mantener a esta casta de vagos impresentables que dicen que nos defienden a los que de verdad trabajamos y pagamos impuestos.

Se me adelantaron

Iba yo a escribir sobre los paralelismos, por lo nefastos para sus respectivos países, de Obama y ZP, pero Jiménez Losantos se me ha adelantado, el muy malandrín:

Blog de FJL, artículo sobre Obama y ZP. 

Contra profesionales es difícil competir, pero aún así seguiré dando caña.

Indignados V2

Veo las imágenes de la policia estoica delante de un grupo de “indignados” y me recuerdo de las concentraciones y manifestaciones vividas en el pasado; y las host.. recibidas por los antidisturbios por atrevernos a cortar la calle Serrano.

Y ahora alucino en colores cuando estos autodenominados “indignados” cortan el Paseo del Prado, bloquean Preciados, acampan en la Plaza Mayor, y ni una host…

Además se les ve una indignación encima que si no nos dicen que lo son pasarían por simples OKUPAS. Y lo que berrean y cantan me immpresiona, aunque echo de menos algunas referencias, a saber:

* Queremos trabajar.
* Queremos pagar menos impuestos
* Queremos aprender para prosperar.
* Queremos escuelas exigentes para ser los mejores.
* Los vagos al paro.

Debo ser muy tradicional porque a ninguno de los que aparecen en primera línea les invitaría a comer en mi casa. Y si hago una encuesta de quién se los llevaría a casa el porcentaje puede ser devastador. Si fuera empresario jugándome los cuartos, la casa y la familia, la probabilidad de contratar a uno de estos “pollos” es CERO.

En todo esto o voy a repetir las calificaciones de los susodichos, y será inútil que los traten como hicieron con nosotros en el pasado, pero lo que espero de ellos es que la monten de verdad para las elecciones y después.

Puedo apostar mis pozos petrolíferos en el Golfo a que la montan de órdago, y se parecerá a esas imágenes lejanas de los antisistema que nos ofrecen en la caja tonta en cada reunión de líderes mundiales. Por cierto llevamos mcho tiempo sin verlos, ¿será que no las ponen por si encontramos muchas similitudes?.

Como deseo equivocarme.

Por cierto, me acabo de enterar que han dado algunos palitos a “estos” cuando han marchado al “Ministerio de Interior”, si es que cuando se acercan a casa, ya se sabe.

la verdad nos hará libres.¿Queremos?

Llevo muchas semanas sin dedicar una reflexión escrita en este oasis de esparcimiento.

Me aprovecho de la rabiosa actualidad para buscar tema sobre el que opinar,o mejor, despotricar un poco. Varios asuntos en el candelero, y me quedo con el de la economía que es como el fútbol, ya que todos opinamos al respecto.
Abro la prensa digital y aparece “España lista para el rescate”,”la prima de riesgo al borde de los 400″, “la calificación crediticia de España en revisión a la baja”,etc.

Entonces uno oye, lee y pregunta a las personas que conocen el tema. La conclusión es casi unánime, los que nos prestan dinero están a punto de decir basta, ni un duro más. Es decir, aquellos que tienen dinero (pensiones, ahorros, excedentes de paises emergentes, inversionistas,…) no se fían de que podamos devolver lo que hemos pedido. Esta “desconfianza” no se alimenta en unos días, sino que nos la hemos ganado a pulso en estos 3 años y pico de supergobierno de super ZP, y de su brillante y cualificado equipo económico.

Y ahora qué. Sale una Sra. Salgado (ingeniera industrial para nuestra deshonra) y dice que la culpa de esto la tienen los yanquis. Y seguro que hay quién (muchos) se lo cree (creen).

La verdad de lo que nos va a pasar se limita a 2 posibilidades. Todas ellas factibles antes de las elecciones del 20N.

1. La más improbable. Que los prebostes europeos den luz verde aa los llamados “eurobonos”, y que los demás (Alemania a la cabeza) avalen nuestra ruina. Para ello, y que nuestros socios se comprometan, nos mandan a una delegación que nos van a pedir unos pequeños esfuerzos, saber:
* Reducir los funcionarios en 1.000.000 y reducir el sueldo un 25% al resto.
* Eliminar de 8000-10000 ayuntamientos, sus mancomunidades, veguerías o similares.
* Cerrar el 25% de hospitales, 50% de residencias.
* Eliminar las subvennciones de los medicamentos.
* Eliminar los gastos en infraestructuras.
* Desmantelar o vender (si pueden) todas las empresas públicas o semipúblicas.
* Eliminar todas las pensiones NO contributivas.
* Reducir en un 50% el número de políticos y de altos cargos de libre designación.

Y esto para abrir boca.

2. Una bastante posible. Que no pase lo anterior, entonces nos ponen unos intereses para quebrar. Como el estado no puede hacer frente a sus deberes, quiebra, y con toda la banca al completo (incluidos los dos grandes si antes no cambian la sede a otro pais). Esto nos conduce a la salida del euro. Toda la deuda la tenemos en euros y volvemos a la peseta devaluando un 100%.Ya tendríamos la maquinita de los billetes para hacer lo que no de la gana. Ajuste brutal (otro 1000000 de parados) ymuchos e los anteriores puntos, pero aumento espectacular de la competitividad. Eso aderezado con una reforma completa del sistema productivo (contrato único con 20 días, pensión capitalizada, sin subvenciones a CEOE, sindicatos y partidos políticos,…) Nos permitirá crecer y evolucionar.

Las dos son malas y nos van a joder por todos los costados, pero la verdad no nos la dirá nadie. El gallego porque si se le ocurre abrir la boca se lo comen por los pies. Y Perez porque tiene que arañar de todos lados para no darse la host… más grande del PSOE en su historia.

Al final como siempre me asaltan las preguntas ¿somos tan miedosos los españoles? ¿Somos definitivamente setas por las que sòlo corre horchata? ¿no dejaremos mangonear como siempre?

No hay red

Desde ayer los magníficos “pedorristas”, como Datemus llama a los periodistas, que dicen que nos informan en este bendito país nos están diciendo que España está ya en “zona de rescate” porque la prima de riesgo ha superado los cuatrocientos puntos con respecto a la deuda pública alemana. Esto es, los españolitos tenemos que pagar un cuatro por ciento más para conseguir que el Estado siga teniendo suficiente liquidez para mantener los servicios esenciales, las prebendas, sinecuras y gabelas, que los súbditos de la perdedora Merkel. Lo de la zona de rescate suena muy bien, es una de esas frases tan pintonas que de cuando en cuando se extienden de forma viral entre nuestros “informadores”, y estarán dándole vueltas el tiempo que haga falta hasta que algún otro iluminado tenga otra ocurrencia y cambien de cancioncilla.

Yo no soy periodista, ni economista, y en realidad tengo que hacer un esfuerzo grande para conseguir juntar dos neuronas funcionales en este melón que tengo encima de los hombros cuya principal función es sujetar el pelo para que no me haga cosquillas en las tetas pero aún así me doy cuenta de que la frase es engañosa. Este bonito lugar común de nuevo cuño nos pretende tranquilizar, dar seguridad, crear confianza. Digo yo que conseguirá hacerlo con gran parte del borreguerío hispánico. Siento decir que no es mi caso, y voy a intentar explicar en cuatro líneas el por qué.

Si uno tiene la más mínima visión periférica se dará cuenta de dos pequeños detalles:

1- La cantidad de deuda española más que dobla la de Grecia, Portugal e Irlanda sumadas.

2- Italia está en las mismas, con una prima de riesgo diez puntos arriba o diez puntos abajo dependiendo del rato.

Conclusión:

¿Quién cojones nos va a rescatar? ¿Entre intentar rescatar a Italia o intentar rescatar a España, ustedes a quién piensan que van a intentar rescatar?

Es triste que siga acertando en mis predicciones en cuanto a la más que sobrada capacidad de ZP I El Traidor para dejarnos en la puta ruina antes de que por fin nos libremos de su nefasta presencia en el Gobierno. Este gaznápiro es tan zopenco y tan venenoso que entra incluso dentro de lo posible que RbCb se vea forzado a darle la patada antes de las elecciones dado que la situación está empezando a ir un puntín más allá de insostenible y lo que queda de aquí a Noviembre va a ser de traca.

Esquizofrenia y paranoia

Ha dicho Pepito “melenas” Bono que RbCb es como el Papa, y se ha quedado tan ancho este católico acumulador de patrimonio y además más socialista que el puño que sostiene la rosa, mientras que las juventudes del PSOE en Madrid preparan una marcha anti-papa durante la visita que este tipo, su báculo y su mitra realizarán a esta ciudad en jornadas venideras. Mientras, los indignadoflautas zurran a la poli a la puerta del congreso dado que la policía está esposada por las órdenes de sus superiores políticos que prefieren negociar con estos prohombres (y promujeres y procánidos) para rascar unos votos de donde se puedan rascar para intentar evitar que su caída en las próximas elecciones generales asemeje a las épicas caídas del Coyote cuando caía por algún barranco tras alguna persecución fallida tras el Correcaminos. El País, diario dicen que independiente de la mañana, se dedica a zurrar a ZP mientras ensalzan al alopécico ventrílocuo que le ha tenido la mano metida por detrás desde hace tanto tiempo que hará falta cirugía para separarles.

El pretérito Leguina se une al toque de corneta electoral que la nunca bien ponderada intelectual Valenciano, a la sazón jefa de campaña de RbCb, ha tocado para contarnos que lo del Faisán es una broma, que en ningún país civilizado tendrían que pasar los jefazos del Ministerio del Interior por lo que los pobres están teniendo que pasar. El presunto Juez de la cabeza rapada retuerce el procedimiento judicial hasta que se le oye gritar para que “dadas las implicaciones políticas” el asunto éste del pajarraco lo decidan cuantos más jueces “para la democracia”, mejor, no vaya a ser que por error se pueda hacer justicia. Es de esperar que en breve sean detenidos cuatro o cinco gilipollas que pasen por allí y les coloquen el muerto el tiempo suficiente para, al más puro estilo del juicio del 11-M, soltarlos diez minutos después de que la mayor parte de la prensa pierda el interés en el asunto.

Yo admito que siempre he pecado de paranóico, aunque las más de las veces haya resultado que con razón, y sigo a la espera del golpe de est… perdón, de efecto, quería decir de efecto que Freddy el Químico pueda sacarse de la manga de aquí al 20-N para cambiar, una vez más, los resultados de unas elecciones generales. Porque que yo sea un paranóico no quiere decir que no me la estén intentando clavar, y ya dijo Arfonzo Guerra (el hermano de Juan), que con Rubalcaba cuando te vuelves te la clava.