Esto lo arreglo en dos patadas

Sentido común es indignarse cuando te toman por tonto.

Así yo también

La semana pasada nos vendieron a bombo, platillo y mono danzarín con careta de ZP que lo de los malakas de Grecia ya estaba arreglado, que ya podíamos respirar tranquilos y que lo peor ya había pasado. Nos contaron que “Uropa” había rescatado a Grecia de su marasmo económico y que la famosa prima del tal riesgo, que andaba con bastante sobrepeso había iniciado la dieta Dukan esa que está tan de moda entre el personal del colorín. Menudo alivio.

Unos días después asistimos a que la famosa prima no sólo no adelgaza sino que continúa desarrollando papada y ya amenaza con superar en adiposa turgencia a la inefable Leire. Vaya, ¿qué habrá pasado para que los malandrines especuladores no quieran arrimarse a la moza en cuestión?. Pues hombre, pasa fundamentalmente que la gente que tiene pasta tiende a saber manejarla algo mejor que los políticos que desmandan en los PIIGS y que tiende a leer la letra pequeña (y no tan pequeña) debajo de los rimbombantes titulares que nos venden desde sus onerosos púlpitos nuestros gobernantes.

El tan cacareado “rescate” consiste básicamente en que los coleguitas de Papandreu se pasan por el forro del Partenón la deuda ya emitida y la cambian por otros papelitos que dicen que ya si eso ya eso y que cuando les salga de las cariátides pagarán lo que paguen si es que pagan algo, con la bendición de todos los demás miembros de la UE. Esto, en si, no es nuevo y se ha hecho miles de veces antes con países bananeros para intentar sacarlos de los agujeros económicos en los que ellos mismos se metían y que siempre eran culpa de los EEUU y su imperialismo capitalista, nunca de la nefasta gestión de los recursos públicos de sus gobiernos y de la rampante corrupción de sus clases políticas. Esta vez, sin embargo, hay una innovación en este “rescate”, y es que no son sólo las naciones las que perdonan la deuda a los chorizos helenos sino que obligan por decreto a que las entidades privadas que tuvieron la feliz idea de comprar deuda griega se tengan que conformar con este siniestro juego de triles, que no es otra cosa que una estafa oficializada por el poder político. Como decía la cachonda versión del anuncio de Coca-Cola que ruló por el youtube: “¿Tienes deuda griega? ¡Métetela por el culo!”.

Creo que voy a ir a ver a la gente del banco con el que tengo la hipoteca, contrato y recibos en mano, y les voy a proponer que se hagan un griego con ellos, a ver si cuela.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: