Esto lo arreglo en dos patadas

Sentido común es indignarse cuando te toman por tonto.

El Sueño del Celta

Me he leído el último de Mario Vargas Llosa. Me lo regaló mi cuñado por mi cumpleaños y me ha llevado casi 5 meses, interrumpidos eso sí por otras lecturas obligatorias.

No trata sobre clonar a Mostovoi y Karpin.

El libro está basado en la biografía de un tal Roger Casement, que luchó contra los abusos del colonialismo británico en una primera fase de su vida, y por la independencia de Irlanda después.

He de reconocer mi completa ignorancia acerca de este personaje histórico.

Me tienta hacer alguna comparación entre los nacionalismos de comienzos del siglo XX y los actuales, pero me voy a cortar. Que el lector concluya a donde llevan historicamente los más radicales con un ejemplo más.

Está curioso, pero he de admitir que no me ha gustado tanto como otros libros de este autor. No obstante si cae en vuestras manos os recomiendo su lectura. Si nunca antes habéis leído algo de él, empezaría por la Ciudad y Los Perros antes que por éste, ya que le perdonaréis cualquier lectura posterior que no os guste.

Anuncios

4 Respuestas a “El Sueño del Celta

  1. Mr. Soeth 05/30/2011 en 23:57

    Vargas Llosa es un pesao y un pedante con ínfulas indigenistas que lo único que ha escrito medianamente brillante es “La guerra del fin del mundo”, y tal vez “Conversaciones en la catedral”. Lo que pasa es que los escritores verdaderamente brillantes del boom sudamericano (Rulfo, Borges, Carpentier, Cortázar, etc…) son eclipsados por el populismo de Llosa y García Márquez (de este último, la “Crónica de una muerte anunciada” es sin duda una obra maestra, pero todo lo demás es infumable, en especial el tan alabado “Cien años de soledad”).
    Cierto que si se comparan con lo que hay ahora… son genios.

    • fufinski 05/31/2011 en 06:29

      Yo debo ser muy zote, porque todo lo que he leido de autores sudamericanos me ha parecido o bien pedante o bien ilegible o bien una puta mierda. A veces una mezcla de todo ello en diferentes proporciones. De hecho releí el de Pantaleón tras recibir Vargas Llosa el nobel por si recordaba mal de la primera vez que lo leí, y en efecto, me volvió a parecer un montón de estiércol.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: