Esto lo arreglo en dos patadas

Sentido común es indignarse cuando te toman por tonto.

Archivos mensuales: abril 2011

Demasiada información

Todos los que alguna vez hemos trabajado para una multinacional sabemos que la mejor manera de que tus superiores o los superiores de tus superiores o quien sea que haya por encima con posibilidades de tocarte las narices no te las toque es enterrarle en información. Crear muchos informes, preferiblemente con grafiquitos, powerpoints y demás parafernalia. Esto, aún siendo una guarrería no muy ética, puede estar justificado en cualquiera de nosotros, pobres mediocres intentando asegurar nuestro pequeño estipendio, necesario para pagar la hipoteca, la comida de los críos y las multas de Rubalcaba. Que lo haga el Gobierno de España es aún menos ético, pero que se le vaya la mano es algo que alcanza niveles tan ridículos que a uno le entra la risa floja.

En estas últimas dos semanas tenemos tanta información sobre temas tan diversos y tan importantes para el devenir de nuestras vidas que se nos olvida lo importante, porque somos así, tenemos unos límites mentales bastante cercanos y nuestra natural tendencia ovina así nos lo pide.

Resulta que se casa un hijo de puta con una señorita cuyo oficio es dar un braguetazo,  cosa que tiene al personal mayoritariamente femenino o del sector edredón (por lo del plumón) con los genitales hechos un nudo. Además faltan unos días para que se juegue el cuarto Real Madrid – Barcelona en veinte días, con todos los agravantes y antecedentes de los tres enfrentamientos anteriores, lo cual tiene al personal mayoritariamente masculino con la testosterona por las nubes, y con las tertulias de la hora del café copadas. Por si alguien conseguía ver más allá, hay mogollón de moros masacrándose entre sí y a cualquiera que pasa por allí, en lo que no deja de ser otra muestra más de que hay sociedades que tienen los medios y el dinero del siglo XXI y la cultura de la época feudal (los que han conseguido superar la de la época tribal), a los que las sociedades cristianas occidentales nos empeñamos en juzgar con criterios propios, y así nos va.

Mientras tanto, han cocinado las cifras del paro hasta que han obtenido una tarrinita de algo al menos tan asqueroso como el Marmite para que la cifra quede por debajo de los cinco millones, por aquello de que hay elecciones en tres semanas y ahora no interesa que salga ningún titular incómodo. Algunos todavía llegamos hasta aquí. Al menos cinco millones.

A lo que pocos llegamos es a ver los tejemanejes con los etarras, que acabarán, una vez más, con estos hijos de puta asesinos metiendo la mano en el dinero público.

Está mal decirlo, pero no digan que no se lo advertí: https://estoloarregloendospatadas.wordpress.com/2011/03/17/¿donde-esta-la-pelotita/ 

El reloj roto

Dice el dicho que incluso el reloj roto da la hora bien dos veces al día, y este creo que ha sido el caso del “insine inteletual” D. Pepino Blanco, a la sazón Ministro de Fomento del glorioso Gobierno de España durante estos días de vacaciones.

Se ve que los días de descanso le han permitido recobrar fuerzas  y lanzarse a la refriega electoral al grito de “Rajoy es un cobarde, porque no se atreverá a preguntar sobre Troitiño”. Y en efecto acertó de pleno en su juicio, porque el Nerón galáico una vez más se acochinó en tablas y ni preguntó a nadie ni contestó a nadie cuando fue preguntado acerca de este asunto por esos malditos periodistas metomentodos que no dejan a uno tranquilo ni en vacaciones.

Partir de la base de que este barbudo baboso está en su derecho de decir o no decir lo que le venga en gana no me ayuda lo más mínimo a no cabrearme cuando veo su sonrisilla mientras se escaquea por la puerta de servicio para evitar preguntas indiscretas. Me cabrea porque él y el grupo de gilipollas que le aconsejan han decidido que sin hacer nada de nada y manteniendo no ya un perfil bajo, sino un perfil tan subterráneo y arrastrado que hasta las serpientes le hacen sombra, conseguirán llegar al poder. Están convencidos de que con esta estrategia conseguirán que no les saquen otro dóberman y de que así no les llamarán fachas, que es una cosa que les da mucha grimita. Una lástima que justo al día siguiente otro intelectual, de un calibre que eleva la estulticia de la Pajín a la categoría de filosofía avanzada, un tal Marcelino Iglesias, apareciera en todas las televisiones diciendo que el PP es la extrema derecha. La primera en la frente.

Sr. Rajoy: ¿No sería quizá de sabios rectificar, y dado que ya le han llamado facha, remediar la cobardía? Por favor, no sea imbécil además de cobarde.

¡Pío, pío que yo no he sido!

Ayer cometí el error de no apagar la tele en cuanto apareció el careto de alucinado del pavo psicótico que todavía nos desgobierna, de nombre ZP I El Traidor, y las lentejas que me había preparado me sentaron fatal. A resultas de la indigestión de lentejas, esta mañana en el baño olía a ERE andaluz y a pacto con la ETA, y aunque juro que yo no le eché nada de eso a mis humildes lentejas, también olía a Faisán.

Para que se entienda el por qué de tan mala digestión, no me queda más remedio que entrar en detalles sobre el dantesco espectáculo que este iluminado estaba proporcionando, agarrado a una rosa, moviendo la otra mano en ademán masturbatorio y en tono solemne-agresivo. Por algún instante llegué a temer por mi integridad, dada la amenazadora pose de este tipo cuya peligrosidad está probada más allá de toda duda, y me quedé anonadado ante el torrente de frases hechas, lugares comunes, exabruptos, cacofonías y en general monstruosas falsedades y tonterías que el tipo lanzaba contra la cámara.

Aún así, como soy un poco masoca, presté atención al contenido de lo que este pazguato pagado de sí mismo vomitaba ante la cámara, que se reducía al título de esta la sandez que hoy escribo. La culpa es de la derecha, que es muy mala. Tenemos cinco millones de parados, una crisis financiera abismal, nuestra deuda externa tiene ya color y olor tirando a teja oscuro, las multinacionales salen de aquí tan rápido como pueden y ni los chinos ponen un pavo más… y la culpa es de la derecha que lleva siete años fuera del gobierno desde que dos mil heridos y doscientos muertos cambiaron el resultado de unas elecciones.

Lo gordo es que todavía hay gente que le cree, y que al paso que va la burra todavía volverán a ganar, porque el Nerón Galáico que pretende ser Califa en lugar del Califa se limitó a dejar saber, en voz muy bajita, y sin ánimo de molestar que si gana y nadie tiene nada en contra ya si eso y sin prisas quitará el judicialmente ilegal canon de los chorizos de la SGAE.

¿Nos funcionará a nosotros decir que es culpa de la derecha, de la izquierda, o del empedrado cuando no podamos pagar la hipoteca?

¡Y se lleva el scattergories!

No tenía yo mucha gana de escribir hoy porque lo único que me salían eran improperios a cuenta de la última soplapollez de Gallardón, el alcalde progre de derechas que se dedica a arruinar Madrid desde hace una larga temporada, en referencia a los asquerosos vagabundos que afean esa ciudad que tan bonita le está quedando. Pero hete aquí que descubro una noticia que me ha hecho partirme de risa:

http://www.elmundo.es/elmundo/2011/04/14/television/1302783016.html

El presunto humorista Andreu Buenafuente se cabrea porque la gente le pone a caer de un burro tras protagonizar una escena de sofá y cariñitos con su coleguita progre, la Sinde, a la sazón Ministra de Cultura del Gobierno de España.

Admito que tampoco le he dedicado mucha atención al tal Andreu, porque soy muy mala persona (como ya he admitido en repetidas ocasiones) y porque los gilipollas catalanes con gafitas de gilipollas catalán me resultan estomagantes y tiendo a tirar cosas a la tele. Y no es plan, que no está la cosa como para andar cambiando de tele. Es por esto que también tiendo a cambiar de canal cuando sale ZP I El Traidor, Rub-Al-Khaaba, Pepino, el bobo galáico o muchos otros, pero esto ahora no viene a cuento.

Lo que viene a cuento es que al insigne intelectual, showman y en general payaso barato del tal Andreu le retuerce las tripas que su público, del que se supone que come, le afee la conducta cuando su sectarismo supera los ya de por si elevados límites de quien se declara “seguidor” de una figura pública de tal calibre. Que deben ser bastante altos, intuyo. Y va el tío y deja de usar el twitter (que es una imbecilidad de servicio, dicho sea de paso) al grito de que se lleva el scattergories.

Pues a ver si es verdad que te lo llevas, hermoso, y te lo metes por el orto.

Los que no salen en la foto

Este señor está casi tan indignado como yo. Me cae bien.

 

http://www.perezreverte.com/articulo/patentes-corso/591/los-que-no-salen-en-la-foto/

Prioridades y principios

El sábado día 9 de Abril, otro buen puñado de buena gente salió a la calle a respaldar el derecho de aquéllos que sufrieron en sus carnes o en las de sus familiares los efectos de la “guerra contra el opresor Español”,  que desde hace más de cuarenta años libran esos esforzados “luchadores por la libertad” que integran ETA, a anunciar alto y claro que si alguien negocia políticamente y hace concesiones a esta escoria no lo hará en el nombre de las víctimas, que siguen reclamando memoria, dignidad y justicia . Yo, por desgracia, no pude acudir esta vez. Desde aquí me disculpo públicamente ante las víctimas del terrorismo etarra, y ante las víctimas del 11-M, que seguimos sin saber de quién son víctimas en realidad. Haré todo lo posible por acudir a la siguiente.

Dados los antecedentes, no puedo hacer menos que disculpar al Sr. Rajoy, que tenía una apretada agenda y tampoco pudo acudir a dicha manifestación. Es más, a él se le ha visto fumando un puro en público a la misma hora en la que podría haber acudido a apoyar a uno de los pocos referentes morales dignos de apoyo que quedan en España. Estoy seguro de que lo que estaba haciendo era oponerse a las leyes antitabaco del Gobierno, apoyando a los hosteleros  que piden ejercer su libertad de decidir que es lo que quieren hacer en sus locales y a los consumidores que desean poder elegir si entran a un bar en el que se fume o no. Mi convencimiento de que en realidad lo que estaba haciendo era defender principios y oponerse a una medida económicamente ruinosa para un sector ya absolutamente castigado por la voracidad de las administraciones públicas, y no ponerse de perfil ante cualquier cosa que le pudiera hacer aparecer como antipático en los medios de comunicación progresistas.

Es este convencimiento y no otro el que me impide decir que es un baboso, un mierda y un traidor a sus votantes y a los principios que su partido dice defender.

Amor Paterno

Hay mucha maldad y mucho navajeo en la política, como muestra el tratamiento que está recibiendo Manuel Chaves, Vicepresidente Tercero (para lo que están haciendo bastaba con uno o ninguno) del Gobierno que aparentemente nos merecemos.

Es indigno de toda indignidad acusar a este hombre honorable, en palabras de su sucesor y actual apuñalador Griñán, de comportamientos deshonestos, cuando lo único que está haciendo quien con tanto esfuerzo consiguió que la Comunidad Autónoma que durante tanto tiempo gobernó no perdiera ningún puesto en los rankings económicos durante su gestión (probáblemente porque el Bellotari Ibarra y su desconocido sucesor sean aún más necios que él). En todo caso lo que habría que hacer es ponerle como ejemplo de amantísimo y esforzado padre, al procurar asegurar para sus hijos un futuro mejor que el suyo. Es lo que cualquier padre haría, especialmente si tras tantos años dedicado al servicio de España lo único que has sacado en claro son unos miles de euros en tu cuenta corriente.

La derecha peca de incoherencia al intentar morderle el calcañal a este prohombre, defensor de los valores familiares en un partido en el que si algo han hecho a lo largo de la breve historia democrática de España ha sido atacar a lo que la Iglesia Católica llama “los pilares de la familia”. Pocos hay en el PSOE con tan sólidos valores en lo que concierne a la familia. Quizá el Sr. Bono, pero este ya no cuenta puesto que se ha divorciado, lo que supongo que le habrá provocado una gran zozobra moral dado su, a voz en grito, confesado catolicismo.

Al menos en toda esta historia, hasta la fecha, no ha aparecido la cabeza de caballo por ningún lado.

Togas sucias

Cuando Cándido Conde Pumpido, Fiscal General de el Estado dijo la barbaridad aquella de que los jueces y fiscales tenían que ensuciarse la toga con el polvo del camino no me extrañó, únicamente me escandalizó, porque ya conocía la historia ejemplar de los que en su cargo le precedieron durante los gobiernos del PSOE.

Hoy, en cambio, me despierto con una noticia mucho más grave, que es el voto particular de un tal José Ricardo de Prada, juez de la Audiencia Nacional sobre la resolución de un compañero suyo de mantener la acusación de colaboración con ETA y revelación de secretos contra los implicados en el asunto del Faisán. Cuando leo el poco texto que he leído de dicho voto particular, se me empiezan a intentar salir los ojos de las órbitas y me empieza a salir humo por las orejas. Dice este caballero que las acciones de los implicados están plenamente justificadas en el marco de un proceso de paz. Y se queda tan ancho.

Yo creía que los jueces en una democracia se dedicaban a aplicar las leyes en vigor, por aquello del principio de independencia judicial y separación de poderes. Y admito que lo creía a pesar del anuncio del hermano de Juan Guerra acerca de la defunción de Montesquieu. Está visto que soy un iluso.

En una verdadera democracia en la que los principios antes mencionados se cumplieran, alguien que hiciera semejante interpretación de la Ley en vigor quedaría apartado de su cargo, si no juzgado por sus pares por prevaricación y enviado a compartir paseos carcelarios con los etarras a los que parece tener tanto cariño.

¿Tendremos alguna vez algún Gobierno que se atreva a devolver al poder judicial la independencia sin la cual no puede haber democracia?

www.elantirradar.com

http://www.elantirradar.com/Entrada/tabid/61/smid/384/ArticleID/107/reftab/40/Default.aspx

Juro que el que ha escrito esto no es familia mía, pero me encantaría conocerle.

Sábado, sabadete…

…Y al Zapaterete le han cortado el gaznate sus propios conmilitones.

El sábado por la mañana asistimos a la puesta en escena de la defenestración del Amado Líder por parte de los mismos que le habían mantenido en el alféizar durante ya va para dos años, con gran profusión de pancartas, abrazos y músicas triunfales. He de admitir que no se me escapó ninguna lágrima, y que incluso tuve tentaciones de celebrarlo casi tanto como el Gol de Iniesta (las mayúsculas en este caso son necesarias, porque creo que lo recordaremos más que el de Zarra o el de Marcelino) pero mi natural desconfianza de todo lo que pueda venir del PSOE me hizo esperar a oir todo lo que el Amado Líder tenía que comunicarnos, a sus colegas de latrocinio y al resto de la “ciudadanía” (se ve que los de pueblo no le molamos). Una vez más nos la han vuelto a meter.

Resulta que el maldito inútil cobarde se va pero no se va. Nos toca soportarle durante otro año para que, si cabe, refrende aún más el hecho de que va a ser el peor gobernante de la breve historia democrática española, y puede que de la historia (mucho más larga) no democrática. Tenemos a un pato cojo a la española, que es algo así como un pavo psicótico rojo, utópico y feminista. Si mientras el tipo tenía esperanzas de presentarse a una reelección su política ha sido desastrosa, prefiero no imaginar las memeces, estupideces y canalladas que se le pueden ocurrir cuando su futuro como conferenciante se abre esplendoroso al cabo de un año. Porque ni por asomo se me pasa por la cabeza que aprovechando su estado de chicharrón político pueda acometer las reformas que España necesita para que los dueños del cortijo (los que tienen la parte del león de los billones que hemos vendido en deuda pública) no digan que si eso ya manejan ellos el cotarro, que nosotros no sabemos.

Mientras tanto, y quizá sea lo único divertido (maldita la gracia) en salir de todo esto, veremos como durante los próximos cinco meses Janli y Roures se dan de navajazos usando a sus extensiones políticas como muñecos de vudú. Y seguro que además consiguen que el que salga del fregao se presente como el gran salvador de la patria necesario más que nunca en estos momentos de necesidad. Porque conozco a mis paisanos, y basta que nos muevan un poquito las manos delante de los ojos para que volvamos a nuestro natural estado de gilipollez babeante y olvidemos ocho años de crímenes, traiciones y nefasta gestión.

Y mientras tanto, la oposición sigue empeñada en pensar que ZP se ganaba solito. ¿Y ahora qué, mendrugos?